2015: necesitamos avanzar


Comienza un año marcado por la campaña electoral que elegirá un nuevo alcalde para Bogotá, así como concejales y ediles, pero si bien la política será protagonista es necesario que la Administración no descuide sus compromisos con la ciudad.

Aunque algunos indicadores como la tasa de homicidio, la mortalidad materna o la pobreza extrema han mejorado, la baja satisfacción de los bogotanos refleja que no se perciben avances significativos: sólo 3 de cada 10 ciudadanos cree que las cosas en Bogotá van por buen camino, según la Encuesta de Percepción Ciudadana 2014.

Por ejemplo, en movilidad se suman varias tareas: avanzar con la construcción del primer cable en la ciudad, definir la construcción de la troncal de Transmilenio por la Avenida Boyacá, la creación de la institución que gerenciará el Metro, la implementación del 100% del SITP, agilizar el cronograma de obras para el mejoramiento de la malla vial y mejorar el servicio actual de Transmilenio.

Otras prioridades son la seguridad, donde se debe continuar atacando delitos de alto impacto como el hurto y mejorar el impacto de la estrategia 75/100 para la disminución de los homicidios; así como la ejecución presupuestal, clave para que los recursos se inviertan de forma eficiente en beneficio de la ciudad.