44 COMEDORES COMUNITARIOS CERRADOS POR IRREGULARIDADES


Según la Encuesta Nacional de Situación Nutricional ENSIN realizada en 2010, la inseguridad alimentaria de los hogares bogotanos disminuyó un 6% respecto al 2005. Gracias al impacto positivo de programas como los Comedores Comunitarios.

La alimentación brindada a través de este programa ofrece un aporte nutricional entre el 35% y el 40% de la recomendación diaria de calorías y macro nutrientes.

Por tal razón, el cierre de 44 comedores comunitarios en 3 de las localidades más pobres de la ciudad fue el tema central del debate de Control Político realizado por el concejal Antonio Sanguino miembro del Partido Verde.

Según lo denunciado por el concejal Sanguino, en la localidad de Kennedy fueron cerrados 10 comedores comunitarios, en la localidad Rafael Uribe, 6 y 4 sin iniciar a la fecha, para un total 2.425 usuarios afectados. Mientras que, en la localidad de Bosa, se cerraron 20 comedores afectando a 2.770 usuarios.

La Secretaria Distrital de Integración Social, Teresa Muñoz Lopera afirmó: “Hoy tenemos comedores suspendidos para garantizar un mejor servicio a futuro, puesto que estos han presentado incumplimientos técnicos y nutricionales y se deben cambiar varios de los operadores actuales”.

Por otra parte, destacó que a todos los usuarios afectados por los comedores suspendidos se les están entregando canastas de alimentos para garantizar su seguridad alimentaria.