No basta con donar sangre

72 mil pacientes en Bogotá reciben anualmente una transfusión: el 50% se encuentra en cuidados intensivos.

Bogotá está en riesgo de  una emergencia, los 16 bancos de sangre de la ciudad presentan un déficit en las reservas. La ciudad debe estar preparada para atender las demandas transfusionales de los hospitales y clínicas de la capital.

En una ciudad con aproximadamente 7 millones 800 mil habitantes como Bogotá, se necesitan alrededor de 3.500 donantes mensuales, especialmente en meses críticos como enero cuando se reactivan las intervenciones quirúrgicas. Sin embargo, hasta hace pocos días  el  número apenas alcanzaba los 1.600.

Los grupos O positivo y O negativo son  a los que pertenece la mayoría de la población y los de mayor escasez. Según cifras de la Red Distrital de Bancos de Sangre, este grupo solo cuenta con 300 unidades cuando se necesitan, mínimo, 1.500. Otra cifra que evidencia la importancia de las reservas sanguíneas son los 72 mil pacientes que en Bogotá reciben anualmente una transfusión, de los cuales el 50% se encuentra en cuidados intensivos.

La donación de sangre debe ser una política pública de salud, por ende, se debe investigar a profundidad las causas por las cuales la gente no dona sangre, y los principales requerimientos de donación por localidad y hospital. Además, es necesario desmitificar creencias erradas sobre la donación y mejorar las estrategias de comunicación e incentivos que permitan que las donaciones vayan en aumento.