BOGOTÁ SE LLENA DE ESCOMBROS

Los problemas ambientales, territoriales y económicos que se generan por los escombros en Bogotá, volvieron a ser tema de debate en el Concejo. Los miembros de la bancada de Progresistas tomaron la palabra para continuar con la discusión que al parecer carece de soluciones contundentes.

“Bogotá no cuenta con un sistema efectivo que aproveche y trate los escombros que se producen a diario y el centro de acopio de la ciudad (escombrera la Fiscala) no es sujeto de controles” así lo afirmó el concejal Diego Bejarano, quien además consideró que un proyecto de Basura Cero aprovecharía el total de los escombros.

La escombrera la Fiscala actualmente es administrada por Cemex a pesar de que el Distrito tiene derechos legales reglamentados en la resolución 2397 de 2011. “terminar con el monopolio de esa empresa sobre el sitio de almacenamiento, permitiría que con estos residuos se construyan vías como ciclo-rutas, que no soportan una alta carga de transporte”. (Carlos Roberto Sáenz concejal de Progresistas).

A su vez el cabildante Sáenz denunció que el relleno Doña Juana solo alberga el 2% de los escombros de la ciudad y lo demás se deposita en lugares inadecuados ambientalmente, como las rondas de los ríos, quebradas y humedales, por lo que el Distrito requiere de una red de infraestructura que le permita desarrollar acciones efectivas frente al tema.

María Susana Muhamad secretaria de ambiente, aclaró que el término “escombros” hace referencia a los residuos de construcción y demolición y bajo este concepto las características y composición química de dichos elementos hace posible que solo el 30% sea reutilizable, por lo tanto, sugirió la formulación de una política pública dirigida a intervenir el 70% restante.

La Directora del IDU María Fernanda Rojas, resaltó que la entidad posee un sistema por el cual es obligatorio para los contratistas reciclar materiales de la capa asfáltica en la construcción de obras civiles y dentro del proceso de licitación pública existe un sistema de puntos que ofrece ventajas a los contratistas que realicen en sus obras procesos de conservación y reutilización de residuos sólidos.

Finalmente el secretario de hacienda Ricardo Bonilla, afirmó que la normativa actual del Distrito es errónea porque permite depositar residuos de escombros en canteras y minas abandonadas de la ciudad, pero resaltó el trabajo interinstitucional que establece y determina acciones de la Administración Distrital en torno a la disposición y aprovechamiento de los mismos.