Bogotá y el reto de seguir bajando la pobreza

Aunque las cifras de pobreza en Bogotá no han tenido una variación notable, no se puede bajar la guardia en la disminución de los índices y en evitar, que quienes ya salieron de ella, vuelvan a padecerla.

En días recientes el DANE publicó los resultados de la pobreza en el país y las principales ciudades. En la mayoría de los casos, se evidencia una reducción en el porcentaje de gente que vive en condiciones de pobreza, con excepción de Quibdó, Valledupar, Armenia, Neiva e Ibagué, en donde se incrementó el número de pobres.

Se estima que en el país el 27,8% de las personas son pobres, y que el 7,9% viven en la pobreza extrema. Cifra inferior a lo registrado en el 2014, cuando se estimó 28,5% en pobreza y 8,1% en miseria.

Para el caso de Bogotá, los resultados continúan siendo alentadores en comparación con otras ciudades; aunque la pobreza aumentó ligeramente al pasar de 10,1% a 10,4% entre el 2014 al 2015. Aproximadamente 808.792 bogotanos viven con menos de $ 245.856 pesos mensuales. Por su parte, el 2% de la población (155.537 bogotanos) están en la pobreza extrema. Subsisten con menos de $107.060 pesos mensuales. Vale la pena destacar que el indicador de pobreza extrema no ha presentado mayores variaciones en los últimos años.

Donde mejor resultados obtuvo la capital fue en el Índice de Pobreza Multidimensional. En este índice, Bogotá obtuvo el porcentaje más bajo entre las regiones. Cerca del 5% de los hogares están en esta condición. Los principales logros han estado en educación, trabajo y salud. Por su parte, la Administración, propone varias acciones de tipo integral, para personas en condición de pobreza extrema y con alto grado de vulnerabilidad socioeconómica. Por ejemplo, tiene como meta en el anteproyecto del Plan de Desarrollo, atender el 3% de la población en pobreza por Índice de Pobreza Multidimensional en emergencia social.

Disminuir la pobreza y evitar que los hogares que ya salieron de ella, regresen a padecerla, debe ser uno de los objetivos prioritarios de la política social de la presente Administración Distrital con políticas más focalizadas y que respondan a las realidades de los hogares y sus entornos.