Artículos

Inseguridad local

La seguridad en Bogotá se ha tomado la agenda de la ciudad. Conocimos el asalto a tres apartamentos en Usaquén, el robo a una joyería en Gran Estación y, recientemente, la convocatoria de la Alcaldesa a un Consejo de Seguridad con el Gobierno Nacional.

Los problemas de inseguridad en Bogotá son recurrentes y, a pesar que las cifras mostraban una ligera disminución, es posible que estemos evidenciado cambios en los tipos y modalidades; con bandas criminales más organizadas.

Los resultados de nuestra encuesta de percepción dan cuenta que para el 2019 solo el 37% de los bogotanos se siente inseguro en la ciudad y el 27% en el barrio. Sin embargo, entre los problemas más graves en el barrio se ubicó en tercer lugar con un 21% los asaltos a vivienda.

El año pasado se registraron cerca de 9.634 hurtos a residencias; lo que significa 26 al día. Las localidades más afectadas fueron Kennedy, Engativá y Suba. Si bien prevalece el factor oportunidad, en 1 de cada 4 casos predominó la violencia de la cerradura y, en un 14%, el uso de llaves maestras; en más de la mitad de los casos no usaron armas.

El hurto a vivienda se ha convertido en una problemática que no puede subestimar la capital; convirtiéndose en un reto más para de la Administración en medio de la pandemia.

En este momento se hace necesario fortalecer el trabajo entre el Distrito y la Policía, mejorar la seguridad en el barrio, los procesos de investigación, el trabajo con la policía comunitaria y vigilancia privada, así como contar con el apoyo de la ciudadanía. La ciudad requerirá de una estrategia articulada para la atención integral de la problemática.

Por: Omar Oróstegui Restrepo, director Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

Columna de opinión, publicada en Diario ADN 26 de junio de 2020

Artículos

La Región Metropolitana

Pasaron 30 años para que Bogotá avanzara en la integración regional. No fue sencillo, se tenía ajustar el artículo 325 de la Constitución y poner de acuerdo a dirigentes políticos de Bogotá, de Cundinamarca y congresistas.

El primer paso se dio. El camino es largo. Falta la ratificación en el Concejo de Bogotá y en la Asamblea de Cundinamarca. Está pendiente la discusión de la ley orgánica que reglamenta la figura; lo cual se dará en el Congreso para definir aspectos presupuestales y competencias en los ámbitos territoriales.

En los últimos años, los municipios duplicaron sus habitantes; muchos de ellos trabajan en Bogotá, pero viven en la Sabana. La interdependencia es cada vez en mayor, en servicios públicos, industria, empleo y educación.

Pero el proceso ha sido desordenado y desarticulado. Hay una competencia por atraer inversión inmobiliaria y localización de industrias que buscan incentivos tributarios y mejores condiciones de infraestructura. El objetivo es mejorar sus arcas municipales, vía ingresos por impuesto predial e Industria y Comercio.

Esta figura recién aprobada trae beneficios, pues sienta bases de una arquitectura institucional con recursos independientes y funciones que buscan la articulación de servicios y la planeación territorial.

Lo importante es que sea eficiente y no se convierta en un espacio de burocracia supramunicipal. La región necesita herramientas para facilitar la toma de decisiones y el manejo acertado de recursos a largo plazo; para tener mejorar infraestructura de movilidad, servicios públicos, medio ambiente y vivienda, así como políticas sociales en educación y salud.

Por: Omar Oróstegui Restrepo, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org 

Columna de opinión, publicada en Diario ADN, 19 de junio de 2020

Artículos

Tecnología COVID-19

Para hacerle frente al COVID-19, muchas ciudades han migrado hacia el uso de nuevas tecnologías para evitar la propagación del virus y poder intervenir eficientemente.

Estas aplicaciones han tomado fuerza y hay una gran variedad de herramientas, como cámaras de calor, aplicaciones de autodiagnóstico y plataformas web, con registro de los lugares de mayor contagio.

En Corea del Sur, India o China los resultados han permitido respuestas para modelar la propagación del virus. Sin embargo, estas aplicaciones no han sido ajenas a debates de privacidad, libertades civiles y protección de datos. Se han presentado problemas al exponer información privada; afectando la vida de las personas y el desarrollo de actividades.

A lo anterior se suma: limitaciones técnicas. Investigaciones señalan que depende de que el 60% de las personas descarguen y compartan su información; así el algoritmo, tiene suficientes datos, para reducir su margen de error. En segundo lugar: vigilancia epidemiológica. Responder, de manera eficiente y realizar test rápidos ante un posible contagio; o la ventaja tecnológica no tendría el efecto esperado.

Este tipo de app de rastreo son iniciativas que buscan predecir, prevenir y evaluar un brote por COVID-19. Aunque las tecnologías pueden ayudar ante la pandemia, la experiencia da cuenta que también traen impactos sociales no deseados e, incluso, rechazo. Es por eso que, el desarrollo y uso de este tipo de herramientas son un reto para los gobiernos, tanto en temas de regulación, aplicación y uso de la información.

Por: Omar Oróstegui Restrepo, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

Columna de Opinión, publicada en Diario ADN, 12 de junio de 2020

Foto de Tecnología creado por freepik – www.freepik.es

Destacado

Facebook LIVE: ¿Qué Bogotá queremos para los siguientes 4…

A propósito del debate del Plan de Desarrollo, y a luz de las propuestas entregadas por Bogotá Cómo Vamos, el viernes 29 de mayo, realizamos un Facebook LIVE con varios de nuestros expertos. Un diálogo abierto sobre el Plan de Desarrollo y las apuestas de la ciudad en seis temas: educación, salud, seguridad y convivencia, movilidad, hábitat y ambiente.

Revive nuestra conversación sobre qué Bogotá queremos para los siguientes 4 años.

¿Qué Bogotá queremos para los siguientes 4 años?

#PropuestasAlPlan ▶️ ¡Conéctate! 👉 ¿Qué Bogotá queremos para los siguientes 4 años? Acompáñennos para hablar sobre las apuestas para Bogotá y el Plan de Desarrollo.

Posted by Bogotá Cómo Vamos on Friday, May 29, 2020

 

Artículos

Desnutrición crónica

Bogotá debe priorizar la situación nutricional en la primera infancia dentro la agenda de la administración; en concordancia con el plan de gobierno y la agenda de Objetivos de Desarrollo Sostenible. Este compromiso debe tener metas para la reducción de los indicadores.

Aunque la ciudad se ha esforzado por mejorar el estado nutricional de niños y niñas, aún falta mucho por alcanzar; algunos indicadores mantienen cifras altas.

Para el año 2018, el comportamiento de los indicadores fue así: desnutrición crónica 17,6%, desnutrición global 4,77%, desnutrición aguda 1,11% y bajo peso al nacer 13,5%. Se puede observar que el más crítico es: desnutrición crónica. La desnutrición crónica en Bogotá (13%) es más alta que la del promedio del país (10,8%); según los datos de la última Encuesta Nacional de Situación Nutricional (ENSIN). Por lo tanto, este indicador pudo ser considerado como un infaltable dentro del Plan.

Las metas en el Plan en relación con el estado nutricional son: «A 2024 llevar a cero la tasa de mortalidad por 100.000 en menores de 5 años por desnutrición aguda como causa básica» y “A 2024 disminuir a 17% la proporción de niñas y niños menores de 5 años con estado nutricional adecuado según el indicador peso para la talla”. Frente a la primera, ésta es poco exigente si se tiene en cuenta que en los últimos tres años el indicador se ha mantenido en cero. Si se quería mantener éste como meta, se hubiera incluido más como un compromiso de mantener cero muertes por desnutrición en menores de 5 años y no como una meta trazadora.

La desnutrición crónica requiere un mayor esfuerzo para su disminución, una meta sobre este indicador hubiera sido mucho más ambiciosa y capturaría el esfuerzo de la administración para mejorar la situación nutricional en la primera infancia. Estaremos atentos, a los planes, programas y proyectos y al comportamiento de los indicadores en la ciudad.

Por: Omar Oróstegui Restrepo, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org 

Columna de Opinión, Diario ADN 5 de junio de 2020