Artículos

Saber cómo vamos

Este año, cambió el rumbo de nuestras vidas. Crisis económica, malestar social y una pandemia que cobra la vida de miles de personas. Varios indicadores y estadísticas muestran que vivimos uno de los momentos más críticos de la historia reciente. Desde Bogotá Cómo Vamos creemos que el bienestar subjetivo y la percepción ciudadana son fundamentales para analizar y proponer soluciones para el desarrollo y el mejoramiento de la calidad de vida.

Entre julio y agosto, recolectamos la opinión de más de 12 mil bogotanos, donde se evidenció que el 25% era optimista con la situación de la ciudad, 49% se sentía inseguro en su barrio, 29% se declaró pobre y 16% dijo haber pasado hambre en la última semana. Estos indicadores se convierten en un insumo para los tomadores de decisión sobre la que vive la población.

En días pasados, lanzamos la segunda fase de recolección de la encuesta virtual #miVozmiCiudad, donde, nuevamente, queremos saber cómo estás, para saber cómo vamos. De esta manera buscamos  generar información sobre los cambios en las percepciones de las personas en medio de la reactivación económica; nuestro propósito: acercar a los diferentes actores públicos y privados a las necesidades de la ciudadanía.

¿Tienes 10 minutos?. Te invitamos ingresar a www.bogotacomovamos.org, participar y compartir con nosotros tu opinión. Queremos aportar información sobre el clima de opinión, la satisfacción con bienes y servicios, el comportamiento ciudadano y más, en tiempos de un profundo cambio social y económico y, así, contribuir a la mejor toma de decisiones.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos. 

director@bogotacomovamos.org  

Columna publicada en diario ADN, 19 de noviembre de 2020. 

 

Artículos

Primera Infancia

Los niños y niñas son el futuro. Esta frase debe ir con un compromiso certero. En Bogotá, previo a la pandemia, 10 de 19 localidades tenían una situación nutricional desfavorable; donde varios hogares no contaban con las condiciones necesarias para satisfacer una nutrición adecuada a los infantes.

Bogotá Cómo Vamos con Fundación Éxito creamos el Índice de Situación Nutricional en la Primera Infancia, que evidenció que las brechas sociales y económicas siguen profundizando los líos para el futuro de la niñez. La pandemia ha afectado los ingresos de los hogares más vulnerables, generando menores oportunidades para brindar una alimentación adecuada en niños y niñas; un aspecto fundamental en el desarrollo cognitivo y social de las nuevas generaciones.

En Bogotá, la desnutrición crónica (16,2%), desnutrición aguda (1,2%) y bajo peso al nacer (14%) venían mostrando resultados alarmantes previo a la pandemia. Estos indicadores, sumado a un 50% de localidades con un desempeño desfavorable en la situación nutricional, requieren focalizar esfuerzos en las zonas donde se identifica una mayor cantidad de niños y niñas menores de 5 años en situación de vulnerabilidad; especialmente a los hogares más susceptibles a los efectos negativos que se generan por la pandemia y el confinamiento.

En caso de no poner especial atención a la primera infancia en los próximos años, no solo estaremos preocupados por los jóvenes como una “generación perdida” sino que tendremos que buscar soluciones reactivas para mitigar el impacto en las futuras generaciones.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos.

director@bogotacomovamos.org 

Columna publicada en Diario ADN, 12 de noviembre de 2020

Artículos

Ni seguridad ni movilidad

Los medios sostenibles de transporte como el transporte público, bicicleta o caminar están siendo amenazados por problemas de inseguridad.

Algunas de estas problemáticas no son nuevas; por ejemplo, el hurto ha venido en aumento en Bogotá en los últimos dos años. Según nuestro Informe de Calidad de Vida hubo un incremento en los hurtos del 20% de 2018 a 2019, así como el de bicicletas que pasó del 5,1% al 6,5%. Esta tendencia es complementada por lo comunicado por el distrito para 2020, donde este año comenta del incremento  del robo de bicicletas en relación al año anterior en un 35%.

Ahora, al cierre del año pasado el 33,7% de los hurtos se llevaron a cabo en las troncales o portales de TransMilenio o, al menos, 100 metros alrededor de las troncales; es una alta concentración para una de las apuestas de movilidad masiva para la ciudad.

Desde Bogotá Cómo Vamos hemos analizado la percepción ciudadana en relación a la seguridad en nuestra Encuesta MiVozMiCiudad, resultados que corresponden a la percepción de más de 12 mil  personas que respondieron la encuesta entre julio y agosto. En ésta sólo el 28% afirmó sentirse seguro en el barrio durante la cuarentena, frente a un 49% inseguro.

Impulsar modos sostenibles de transporte requiere un abordaje determinado de seguridad y convivencia, de lo contrario grandes inversiones en infraestructura y tecnología serán contrarrestadas por el desincentivo a usar estos medios debido a la inseguridad.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos. 

director@bogotacomovamos.org 

Columna publicada en Diario ADN, 5 de noviembre de 2020. 

Artículos

No hay plan perfecto

Finalmente se aprobó el denominado Plan Marshall de la Alcaldía. El proyecto de Acuerdo 315 de 2020, para la Reactivación Económica y la Formalización Empresarial en el Distrito, impulsará reducciones tributarias a los sectores más afectados, promoverá la formalización empresarial y otorgará beneficios tributarios especiales a colegios, jardines infantiles y teatros.

La mayor crisis de los últimos años requiere de medidas contundentes para volver a apalancar la economía. Si bien las medidas de reactivación van aliviar algunos problemas de liquidez de hogares y MiPymes y e incentivar la creación de empresas, pueden ser insuficientes para dinamizar la economía más grande del país con un 25% del PIB Nacional. Sin inversión, especialmente en infraestructura, que incentiven la oferta de bienes y servicios no habrá forma de recuperar el empleo, la actividad económica de sectores claves como servicios, comercio e industria.

En este sentido el plan sin la confirmación de recursos para inversión pública, como sería el cupo de endeudamiento en proceso de aprobación en el Concejo, tendría impactos marginales para la ciudad. Tomar una deuda a varios años es algo que preocupa a diferentes actores y sectores; sin embargo, varios organismos internacionales como la CEPAL o el FMI han expuesto que la recuperación de la crisis será más lenta de lo esperado, esto exige que en un momento excepcional se tomen medidas excepcionales sin esperar a planes perfectos que cumplan con un pliego de requisitos y aprobaciones mientras que los hogares bogotanos siguen pasando uno de los peores momentos de su historia.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos.

director@bogotacomovamos.org

Columna publicada en Diario ADN, 29 de octubre de 2020

Artículos

Celebrar sólo la firma

El martes se celebró un acto histórico para Bogotá. Se firmó el acta de inicio del contrato de concesión de la Primera Línea del Metro de Bogotá (PLMB), un proyecto de 23.9 km y la cual será una de las líneas más grandes de América Latina. La ciudad tiene dos desafíos fundamentales por delante: asegurar el correcto progreso del proyecto y seguir trabajando por las falencias en temas críticos de movilidad.

Asegurar el correcto progreso de la PLMB no es tarea sencilla. El proyecto del Metro requiere de un compromiso de la Alcaldía en liderar un proceso transparente, informado y participativo. De igual manera, la Empresa Metro, junto con el gobierno, debe empezar con el pie derecho el cumplimiento de los tiempos, acuerdos y ejecución presupuestal acordada para la obra.

Ahora, las necesidades en materia de movilidad en la ciudad son apremiantes y el Metro tiene un largo camino por recorrer. Según nuestra Encuesta de Percepción Ciudadana, para 2019 solo el 23% de los usuarios de TransMilenio estaban satisfechos. Por otro lado, el sistema de transporte público está en déficit presupuestal; sólo el 55,9% de la malla vial se encuentra en buen estado y el promedio diario de un pasajero en Bogotá movilizándose durante el día es de los más altos de las capitales de América Latina.

Esta es una semana para celebrar el inicio de un proyecto que se le debe a la ciudad de tiempo atrás; sin embargo, la capital del país deberá seguir trabajando en los pasivos urgentes en movilidad que afectan la calidad de vida de los habitantes.

Imagen: Cortesía Empresa Metro de Bogotá

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org 

Columna publicada en Diario ADN, 22 de octubre de 2020

Artículos

Gobierno abierto y pandemia

Gobierno abierto es una cultura de gobernanza basada en políticas públicas y prácticas innovadoras; bajo los principios de transparencia, rendición de cuentas y participación que promueven la democracia (OCDE). La Administración estableció el gobierno abierto como un propósito en el Plan Distrital de Desarrollo. Entre las diferentes pruebas que la pandemia puso a la Alcaldía, una de ellas fue gestionar la crisis desde la comunicación, ser transparente y lograr un involucramiento efectivo en medidas que requerían la colaboración de todos.

En nuestra Encuesta virtual mi Voz mi ciudad, el 44% de los encuestados declaró sentirse satisfecho en cómo la Alcaldía había atendido la emergencia y el 54% en cómo se comunicaron las decisiones.

Este resultado está relacionado a un esfuerzo sistemático por comunicar las decisiones respaldadas en el soporte técnico y de expertos, y la socialización de los datos de forma abierta. También, con los aciertos y desaciertos en la gestión de la pandemia, el gobierno tuvo una posición clara en cómo quería manejar la emergencia y la respaldó con sus decisiones.

Este proceso puede ser utilizado como un modelo para la cotidianidad de los gobiernos en su relación con la ciudadanía. ¿Qué pasaría si esta comunicación fuera igual de fluida, directa y abierta al momento de formular, ejecutar y evaluar leyes, políticas y programas que impactan en la vida de las personas?. Se estaría construyendo sociedades más participativas e informadas así como gobiernos más transparentes y abiertos.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

Columna publicada en Diario ADN, 15 de octubre de 2020

Artículos

Percepción y realidad

¿Quién estaba preparado para la pandemia que hemos afrontado este año? La crisis sanitaria tomó por sorpresa a los gobiernos de todo el mundo, tanto a nivel nacional como local. De igual manera, el Covid-19 desnudó las falencias de los modelos de desarrollo que son dominantes en países como el nuestro, dejando como los principales afectados a la población vulnerable.

Según nuestra más reciente encuesta de percepción “Mi Voz Mi ciudad”, en la que participaron más de 12 mil personas en Bogotá durante uno de los momentos más críticos durante el confinamiento, el 29% de los encuestados se consideró pobre, el 65% manifestó que al menos un miembro del hogar perdió su empleo a causa de la cuarentena y un 16% dijo haber pasado hambre durante la última semana por falta de recursos. Por otro lado, la satisfacción con el sistema educativo fue del 23% y solo un 28% contestó sentirse seguro en su barrio.

Al analizar estos datos se evidencia cómo estos tienen mayor incidencia en los niveles socioeconómicos bajos y teniendo a los jóvenes como una de las poblaciones con menor satisfacción y optimismo sobre el futuro de la ciudad.  En esta ocasión la percepción de la ciudadanía confirma la realidad de datos duros, para lo cual se pone de manifiesto la necesidad de cambios estructurales respecto a la segregación y exclusión que viven varios de los habitantes en la capital del país, así como el desafío y oportunidad que representan los jóvenes para el desarrollo de la ciudad.

Por: Felipe Bogotá, Director de Bogotá Cómo Vamos. 

director@bogotacomovamos.org 

Columna publicada en Diario ADN, 08 de octubre de 2020

Artículos

Habla la ciudadanía 

Hoy entregamos los resultados de la primera fase de la encuesta virtual “Mi Voz Mi Ciudad”, una nueva iniciativa de medición y monitoreo en la que Bogotá Cómo Vamos se unió a otros 16 programas Cómo Vamos, con la Red de Ciudades Cómo Vamos y la Fundación Corona, para medir y realizar un monitoreo a la percepción ciudadana y a la calidad de vida.

Los resultados para Bogotá, dan cuenta de un alto porcentaje en la percepción de pobreza, donde 3 de cada 10 personas se consideró pobre y 4 de cada 10 personas declararon que los ingresos no alcanzaban para cubrir los gastos mínimos del hogar. La encuesta expone como un dato alarmante, cómo las personas no tienen una buena percepción sobre el comportamiento ciudadano ante las medidas de prevención de contagio del Covid-19: el 71% consideró que los ciudadanos se comportaban mal frente al cumplimiento de permanencia en casa; 77% en el mantenimiento de la distancia social y un 61% en el uso del tapabocas.

La encuesta revela datos para el análisis sobre el deterioro de la salud mental, los cambios positivos y negativos en los sistemas de transporte, la gestión del gobierno distrital durante la pandemia, los impactos en términos de empleo, alimentación básica y seguridad, entre otros. En total son 50 preguntas en 11 ejes temáticos, que amplifican la voz ciudadana durante uno de los periodos más complejos que ha vivido la ciudad. Invitamos a conocer los resultados, interactuar con ellos, analizarlos y generar debates que le permitan a la ciudadanía seguir conversando sobre los temas que impactan directamente en la calidad de vida.

Por: Felipe Bogotá, Director de Bogotá Cómo Vamos.

director@bogotacomovamos.org

Columna publicada en diario ADN, jueves 1 de octubre de 2020

Artículos

Una ciudad inteligente

El concepto de ciudad inteligente cada vez toma fuerza como un paradigma que las grandes aglomeraciones deben incorporar para potenciar oportunidades y solucionar desafíos urbanos. Si bien el concepto evolucionó, la definición se centra en describir como la que facilita la movilidad, mejora los servicios sociales, es sostenible y da voz a los ciudadanos.

A 2019, Bogotá registró un índice de penetración de Internet de 25,2%; un indicador alto para el orden nacional, pero lejano para el promedio de la OCDE (31,6%). En cuanto a movilidad sostenible, se presentan rezagos: entre 2009 y 2019 el número de autos subió en un 83%; y, para el periodo 2011 y 2019, se evidencia una caída en los modos sostenibles de transporte: pasando de 72% a 67%.

Este panorama tiene impactos directos en el medio ambiente. Por ejemplo, la calidad del aire en Bogotá sigue siendo un tema de preocupación: 90% del material particulado PM 2.5, que afecta en la salud, viene del transporte de carga y vehículos antiguos.

Ahora, una ciudad inteligente es aquella que da voz a los ciudadanos. Según nuestra última  Encuesta de Percepción Ciudadana, el 52% de las personas no participa en ningún espacio; convirtiéndose en un asunto a mejorar para incentivar a la ciudadanía en asuntos públicos.

Bogotá debe seguir trabajando por incorporar integralmente el concepto de ciudad inteligente, para lo cual es fundamental impulsar proyectos como una agenda de movilidad sostenible y programas determinados a conectar a la ciudadanía, en los retos públicos, mediante la incorporación de la tecnología.

Por Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos 

director@bogotacomovamos.org 

Columna de opinión publicada en Diario ADN, 24 de septiembre. 

Vector de Fondo creado por rawpixel.com – www.freepik.es

Artículos

Percepción de seguridad

La seguridad sigue siendo un tema de preocupación para la ciudad. La Encuesta de Percepción y Victimización de la Cámara de Comercio de Bogotá  cuenta que en los últimos 10 años, en promedio, el 39% de los bogotanos expresó que su barrio es seguro, mientras que el 52% considera que, año a año, la inseguridad en la ciudad aumenta.

Esta situación ha requerido a la Policía brindar un servicio de alta complejidad, atender diversidad de problemas; y cobertura en una metrópoli de más de 7 millones de habitantes. Los resultados, desde la percepción ciudadana, no han sido los mejores. Según, la misma encuesta, la calificación del servicio de policía, presenta una tendencia decreciente; llegando a sus puntos más bajos en los últimos 7 años. Desde el 2012 al 2019 la calificación de quienes acudieron al servicio pasó de 46% a un 29% de satisfacción.

No se debe desconocer que la visibilidad, interacción y satisfacción con el servicio en los barrios aumentó. Desde el 2016 al 2019 la satisfacción con la interacción pasó de 60% a 80%.

En este momento que la policía está en el ojo del huracán debido a lo ocurrido días atrás, así como los hechos de corrupción de los últimos años, hace legítimo que se exija un cambio profundo al interior de ella; en el que se garantice el respeto y protección a los derechos humanos, la transparencia en su accionar y mecanismos de operación, así como un enfoque de convivencia y atención cercana a la población. No obstante, esta transformación también requiere no desconocer el aporte policial a las demandas ciudadanas que se ha visto en algunos resultados.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

Columna de opinión, publicada en Diario ADN 17 de septiembre de 2020.