Artículos

Teletrabajo

El teletrabajo es una de las tendencias como consecuencia de la pandemia; sin embargo, es una modalidad que no representa a la mayoría de la población y quienes lo realizan, señalan varios desafíos.

Las imágenes del lunes son un ejemplo que la ciudad se sostiene por la interacción física y que el teletrabajo pertenece a un mercado laboral exclusivo. Según la última encuesta virtual #miVozmiCiudad, el 56% afirmó haberse movilizado 3 veces a la semana o más para ir a su trabajo, estudio u otra actividad; donde el 62% pertenece a los niveles socioeconómicos bajos.

Por otro lado, en muchas de las organizaciones el teletrabajo fue una medida reactiva y no planificada. Según #miVozmiCiudad el 42% de los encuestados manifestaron estar satisfechos y quienes dijeron no estarlo mencionan como principales razones que las jornadas laborales son más largas (25%), los límites entre la vida laboral y personal se vuelven difusos (23%) y que aumentan los gastos del hogar (17%).

De acuerdo con la CEPAL, en Europa y Estados Unidos casi el 40% de los trabajadores pueden trabajar desde su hogar; en América Latina se estima solo el 21% debido a la conformación de la matriz productiva y la alta informalidad; donde, por ejemplo, en Bogotá es superior al 40%.

Esto demuestra que estamos lejos para que el teletrabajo sea una posibilidad real de la dinámica social, económica y cultural; con lo cual es importante la presencialidad, mientras actores públicos, privados y la ciudadanía van adaptando el modelo de ciudad a esta nueva tendencia.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos.

director@bogotacomovamos.org 

Columna publicada en Diario ADN, 15 de abril de 2021

*Foto de Negocios creado por Racool_studio – www.freepik.es

Artículos

Retroceso

Bogotá retrocede en su proceso de reactivación económica ante el tercer pico de pandemia. Según el Observatorio para el seguimiento de la atención de la emergencia y reactivación, en el boletín de marzo, la ciudad representa el 18% del total de ocupados en el país y el 25% de las pérdidas en el total de ocupados en enero. De igual manera, se encuentran los niveles de ingreso laboral; pese a que representa el 26% del total nacional, fue responsable del 37% de la pérdida total.

Las nuevas medidas de cuarentenas pueden llegar a afectar la confianza del aparato productivo de la ciudad; principalmente a la certidumbre de empresarios y ciudadanos en que la situación económica va a mejorar. De acuerdo a la última encuesta #miVozmiCiudad, el 68% de las personas encuestadas estaría de acuerdo en regresar a una reactivación total de la economía y propender por el auto-cuidado y solo el 21% considera que las cosas van por buen camino.

En este nuevo retroceso, se hace necesario incorporar aprendizajes que parecía ya habíamos comprendido. Se venía alertando, desde diferentes grupos de salud, que la estrategia DAR (Detectar, Aislar y Reportar) venía fallando, bajando el número de tamizajes para Covid 19.

Ahora, las imágenes de miles de viajeros en Semana Santa, sumado a las aglomeraciones y el incumplimiento de medidas de bioseguridad, dan cuenta de un largo camino por recorrer como comunidad y retos frente a la cultura ciudadana; en este momento de profundos cambios económicos y sociales el entendimiento como colectivo es clave para para la reactivación y progreso de la ciudad.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos.

director@bogotacomovamos.org

Columna publicada en Diario ADN, 8 de abril de 2021

Artículos

Pandemia, percepción ciudadana y retos de ciudad

Al cumplirse un año de la llegada del Covid-19 al país y a Bogotá, ¿cómo está la percepción de los ciudadanos sobre su calidad de vida?, ¿cuáles son sus opiniones?, ¿qué los afecta? o, ¿qué les preocupa?

Al analizar los resultados de la encuesta virtual #miVozmiCiudad, se pueden resumir las necesidades de las personas en 3 retos de ciudad: cerrar las brechas sociales y económicas, recuperar y trabajar por mejorar el entorno urbano y ampliar la gobernanza.

Según el DANE, Bogotá es la tercera ciudad más desigual del país a cierre de 2019. Previo a la pandemia éste ya era un tema central para la capital; la crisis sanitaria, y sus impactos en la población, pudieron profundizar las brechas ya existentes. #miVozmiCiudad puede aportar algunos datos al respecto y mostrar cómo los ciudadanos perciben su calidad de vida en aspectos, como: situación económica, educación, salud, seguridad entre otros.

Si bien en la primera fase de #miVozmiCiudad el 29% de los encuestados se consideró pobre, en la tercera tuvo un resultado del 42%. Asimismo, el 45% dijo que los ingresos del hogar no alcanzan para cubrir los gastos mínimos y un 32% afirmó pasar hambre por falta de recursos. En cuanto a los servicios educativos, la principal razón de insatisfacción está asociada con sentir que la enseñanza virtual no ha sido de calidad y no tener una adecuada infraestructura en el hogar.

Me sumo a las palabras de Alicia Bárcena, Directora Ejecutiva de la CEPAL “no se puede seguir tolerando la desigualdad, la injusticia estructural. Es hora de poner fin a la cultura del privilegio, a las desigualdades y de erradicar la pobreza en todas sus formas”. Esto requiere de voluntad política para poder contar con programas de transferencias, ajustes fiscales bajo un modelo de progresividad e incentivar el empleo formal en la población más vulnerable.

Por otro lado, trabajar por el mejoramiento del entorno urbano es fundamental; el Covid-19 afectó las libertades y el disfrute de actividades que proporcionan calidad de vida. En este sentido, este aspecto se convierte, a su vez, en una oportunidad para la promoción y generación de ambientes más seguros, favorables para la convivencia y que contribuyen al desarrollo de la ciudad y sus habitantes.

#miVozmiCiudad, en su segunda fase, dio cuenta que solo el 28% de los encuestados está satisfecho con la calidad del espacio público; en la fase 3, dijo que el 9% se siente seguro en la ciudad y 16% en el barrio. Frente a temas de movilidad, la oportunidad está en los modos sostenibles: entre los medios de transporte más utilizados se ubicó la bicicleta (13%).

Ahora, abordar estas temáticas y trabajar en ellas, no solo pueden mejorar la cohesión social sino incentivar la reactivación económica; además de contribuir al desarrollo de la ciudad y al mejoramiento de la calidad de vida en tiempos de pandemia.

Por último, se encuentra la importancia del fortalecimiento de la gobernanza. “El sistema de gobernanza es la estructura institucional formal y organizativa del proceso de decisiones vinculantes del Estado moderno” (Garay, 2014). El resultado final de las tres mediciones evidenció una caída en la satisfacción con los mecanismos de consulta y participación. Mientras que en julio 2020, el 33% de las personas estaban satisfechas, en febrero el resultado fue del 26%.

Cuando se habla de ampliar la gobernanza en la ciudad, las decisiones pueden partir de la negociación y participación entre diferentes actores para dar solución, de manera conjunta, a asuntos públicos y que son de interés para la ciudadanía.

Es así como, involucrar actores no estatales en las decisiones de ciudad, donde el interés por lo público es plural, puede contribuir a disminuir los niveles de percepción de corrupción, aumentar la confianza en las instituciones y en las decisiones que toma el gobierno.

En el aniversario de la pandemia, se cierra un ciclo de medición de percepción ciudadana sobre el impacto del Covid-19; y que sigue posicionando la importancia de darle un rostro ciudadano a los datos, para fomentar el involucramiento de todos los actores en una recuperación sostenible y corresponsable de la ciudad.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos. 

director@bogotacomovamos.org

Columna de opinión publicada en Periódico EL TIEMPO, 27 de marzo de 2021

Artículos

Habla la ciudadanía

Este mes se cumple un año de la llegada del Covid-19 al país y a Bogotá, una de las más afectadas. Desde Bogotá Cómo Vamos hemos realizado 3 mediciones de percepción ciudadana, para conocer la opinión sobre la calidad de vida.

La 3.° fase de la encuesta virtual #miVozmiCiudad dio cuenta de un deterioro de las condiciones socioeconómicas; el 42% de los encuestados dijo sentirse pobre y un 32% haber pasado hambre por falta de recursos. En cuanto a la calidad educativa, el 19% manifiesta estar satisfecho; la principal razón de insatisfacción es que la educación virtual no ha sido de calidad (60%).

Un tema central es la vacunación. El 58% de las personas estaría dispuesta a vacunarse; es decir, 4 de cada 10 no saben o no se aplicaría la vacuna; un resultado que requiere de un esfuerzo por la sensibilización y educación respecto al tema debido a que la principal motivación es que no tienen suficiente información sobre ésta (35%).

Por otro lado, el balance del primer año de la alcaldía arrojó que el 33% está satisfecho con su gestión. Este resultado se acompaña con que el 26% de las personas encuestadas está satisfecha con los mecanismos de consulta y participación. Igualmente, el 28% está satisfecho con las medidas de reactivación económica.

Varios de estos resultados evidencian un desgaste de las personas al cumplir un año de pandemia, pero también exigen replantear temas centrales en la agenda ciudadana como la reactivación económica y educativa, la vacunación, seguridad y la forma cómo se está comunicando las decisiones que afectan a la población.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos. 

director@bogotacomovamos.org 

Columna publicada en Diario ADN, 25 de marzo de 2021

Artículos

Percepción vs datos

El debate entre percepción versus datos desvía la conversación estratégica de ciudad y sobre cómo lo que piensan los ciudadanos complementan los datos. La percepción contribuye a los análisis sobre la evolución y los cambios en la calidad de vida desde la perspectiva de sus habitantes.

En este sentido, la percepción es vital porque permite visibilizar cómo el ciudadano evalúa la gestión pública y cuál es su satisfacción con las diferentes políticas y programas, entre otros temas. Los datos objetivos muestran que, en el aniversario de la pandemia en Colombia, estamos viviendo una crisis económica y que fuimos uno de los países más afectados en términos sanitarios.

Los resultados de la encuesta #miVozmiCiudad, realizada en julio y noviembre de 2020, complementan esto; evidenciando que solo el 19% de las personas encuestadas en la segunda fase, consideraba que las cosas iban por buen camino. Igualmente, en julio, el 40% afirmó que los ingresos del hogar no alcanzaban para cubrir los gastos mínimos, mientras que en noviembre el porcentaje fue de 47%.

El próximo miércoles socializaremos los resultados de la tercera fase de medición de percepción ciudadana, con el objetivo de compartir con la ciudad qué piensan y sienten los ciudadanos a un año de confirmase el inicio del Covid-19 en el país. Estos compartirán el optimismo, la situación económica, seguridad, educación, la gestión de 1 año de gobierno de la Alcaldía, vacunación, entre otros temas, que buscarán contribuir y complementar la discusión de ciudad y conocer los impactos en la calidad de vida de sus habitantes.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos.

director@bogotacomovamos.org

Columna publicada en Diario ADN, jueves 18 de marzo de 2021.

Artículos

Enfoque de género

Ciudades sin enfoque de género no brindan calidad de vida y no son sostenibles. Este 8 de marzo se conmemoró el Día Internacional de la Mujer, una fecha que, a pesar de los avances, sigue evidenciando inequidades estructurales y un largo camino por recorrer.

Las ciudades se deben convertir en espacios donde se promueva el cierre de brechas; y Bogotá, puede implementar el enfoque de género en sectores como movilidad, seguridad, desarrollo económico y pobreza.

Según la segunda fase de la encuesta virtual #miVozmiCiudad, el 57% de las encuestadas consideró que las cosas iban por mal camino, el 46% se sintió insatisfecha con la calidad del espacio público y el 81% afirmó sentirse insegura en la ciudad. Por su parte, la última Encuesta de Movilidad (2019), dio cuenta que usan más los modos sostenibles de transporte (pie, bicicleta y transporte masivo).

Entonces, ¿en qué se traduce una ciudad con enfoque de género? Se establece de forma transversal en la planeación un diagnóstico de problemas y brechas, se definen objetivos y acciones que superan la situación de inequidad y se establecen indicadores que miden un progreso periódico; tomando la misma relevancia que las metas del mismo sector. De esta manera, se deben pensar sistemas de transporte y espacios públicos que brinden seguridad a las mujeres, o el ingreso básico universal el cual tiene en cuenta jefaturas de hogares femenino de forma diferencial.

Cada 8 de marzo debe interpelarnos a todas las personas, principalmente a los hombres, a seguir trabajando, desde lo público y lo privado, por un compromiso con la equidad de género.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos. 

director@bogotacomovamos.org

Columna publicada en Diario ADN, 11 de marzo de 2021.

Artículos

Plan bici-seguridad

Bogotá presentó la Política Pública de la Bicicleta 2021-2039, la cual busca «mejorar las condiciones físicas, socioeconómicas y culturales de la ciudad para el uso y disfrute de la bici». Un propósito tiene 5 objetivos: seguridad vial y personal, mejorar la experiencia de viaje, inclusión y la promoción de actividades económicas.

Este es un paso importante para impulsar una agenda de movilidad sostenible, aprovechando el escenario que ha dejado el Covid-19 en la ciudad. Hay varios elementos para destacar, entre ellos: la destinación de recursos específicos; la incorporación de un objetivo de inclusión hacia mujeres, niños, niñas y jóvenes; el aumento en el cupo de ciclo-parqueaderos y la ampliación de la red de ciclorrutas.

Ahora, llama la atención que dentro de la inversión proyectada el 1,1% ($34.284 millones de pesos) será destinado a seguridad vial y peatonal. En Bogotá, durante el periodo 2019-2020, no sólo aumentó el hurto de bicicletas en un 32%, sino que también ha habido un incremento del 445% entre 2016 y 2020; siendo así un tema crucial al momento de impulsar este modo de transporte.

La disposición ciudadana a usar la bicicleta está presente; según la encuesta #miVozmiCiudad realizada en julio 2020 por Bogotá Cómo Vamos, el 16% de los encuestados dijo que utilizaría la bici como principal medio de transporte. Esta disposición debe estar acompañada de incentivos de confianza y seguridad; de no ser así, se correría el riesgo de contar con más y mejores carriles sin el uso esperado por parte de los ciudadanos.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org 

Columna publicada en Diario ADN, 4 de marzo de 2021

Foto de Personas creado por freepik – www.freepik.es

Artículos

Bogotá más competitiva

Bogotá ocupó nuevamente el primer lugar en el Índice de Competitividad Departamental 2020; realizado, desde hace 8 años, por el Consejo Privado de Competitividad y la Universidad del Rosario. Éste mide 4 factores, 13 pilares y 102 indicadores evaluando temas como: calidad de las instituciones, salud, infraestructura, educación, mercado laboral, entorno de negocios, entre otros.

La capital tuvo una calificación de 8,33 sobre 10; seguida por Antioquia con 6,8. Este es un resultado esperado si se tiene en cuenta que produce el 25% del PIB Nacional; pero también, frente a otros, presenta mejores resultados en indicadores, como: pobreza multidimensional, cobertura en salud, calidad en educación superior, índice de penetración de internet y acceso a servicios públicos.

Ahora, la ciudad presentó temas en los que deberá trabajar. Uno de ellos es sostenibilidad ambiental, donde ocupó la sexta posición; esto relacionado a los bajos resultados en la proporción de superficie cubierta por bosque y generación de emisiones de CO2 en fuentes fijas. Lo anterior, se convierte en un llamado a la ciudad por priorizar y fortalecer las acciones para la adaptación y mitigación al cambio climático.

Por último, llamó la atención que, al ser la economía líder del país, en el pilar de mercado laboral la capital no ocupó el primer lugar debido a su alta tasa de desempleo y subempleo objetivo vinculado a la informalidad. Este resultado pone sobre la mesa la importancia de seguir trabajando por una reactivación económica incluyente, principalmente para jóvenes y mujeres.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos.

director@bogotacomovamos.org 

Columna publicada en Diario ADN, 25 de febrero de 2021. 

Artículos

El reto de la percepción en seguridad

El año pasadosi bien varios de los principales indicadores de seguridad como homicidios, hurtos, lesiones personales, delitos en el transporte público, cerraron con un balance positivootros parecerían ser los resultados para el sector desde la percepción ciudadana.  

 Según la última encuesta de Percepción y Victimización de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), la percepción de inseguridad aumentó 16 puntos al pasar de 60% en 2019, a 76% en 2020; registrando el nivel más alto en los últimos cinco años. De igual manera, la encuesta #miVozmiCiudad, realizada en noviembre por Bogotá Cómo Vamos, evidenció que el 7% de las personas dijo sentirse seguro en la ciudad y 13% en el barrio. 

Svarios de los resultados del sector han sido positivos, ¿por qué la percepción de seguridad está a la baja?, ¿por qué es importante trabajar en ella?; y, por consiguiente, ¿cómo mejorarla? Para analizar este tema, hay que tener presente dos elementos:  primero, es un indicador difícil de revertir en el corto plazo y, segundo, es afectada por factores directos e indirectos. 

Entre los factores directos se encuentra, por ejemplo, que si bien casi todos los tipos de hurtos han disminuido excepto el de bicicletas-, las armas empleadas, sumado a hitos como la muerte de una persona en el transporte público o los hechos ocurridos el 9 de septiembre de 2020, han tenido efectos en la ciudadanía y su percepción de seguridad 

Por otro lado, se encuentra la confianza en la policía. La calificación del servicio presenta una tendencia a la baja según la encuesta de la CCB; entre 2015 y 2020 la satisfacción de quienes acudieron a ella pasó de 20% a 16%. Por otro lado, #miVozmiCiudad reportó que el 18% de los encuestados dijo sentirse satisfecho con la forma en cómo ésta ha atendido la emergencia del coronavirus.  

Según el estudio estadístico y espacial para Bogotá de Gélvez, J. D. (2018), sobre los determinantes que se relacionan con la percepción de inseguridad, un factor indirecto es cómo la percepción de inseguridad es más alta en los grupos socioeconómicos bajos, la cual podría estar asociada a las dinámicas en las que se desenvuelven las personas y los territorios 

Entonces, ¿por qué es importante la percepción? Si las personas se sienten satisfechas con su entorno, éste puede llegar a convertirse en un escenario propicio para la buena convivencia; podrían disfrutar tranquilamente de los espacios públicos, caminar y usar la bicicleta, además de resultados positivos para la actividad económica, entre otros. Por otro lado, la percepción incluye la satisfacción con la prestación del servicio; la cual permite conocer la opinión de los usuarios en temas como: policía, líneas de atención de emergencia, acceso al sistema de justicia, etc 

Combinando las respuestas de la primera y segunda pregunta, se presenta un escenario complejo, pero, a la vez, es una oportunidad para mejorar la percepción de seguridad en la ciudad. 

Unpropuesta es la recomendación que realizó la CCB en su última encuesta: el diseño y ejecución de un proyecto para mejorar las habilidades blandas de los funcionarios y apoyo a la MEBOG en la construcción de confianza con el ciudadanoEsto, sumado a las acciones que viene desarrollando el distrito, como la reactivación de la obra para la sede de la Policía Metropolitana; además del anuncio de la llegada este año de cerca de 1.500 uniformados 

De igual manera, es importante seguir buscando la integración de la ciudadanía en temáticas esenciales. Por ejemplo, si el hurto de bicicletas ha crecido en la ciudad, indicador que aumentó un 32% entre 2019 y 2020, ¿cómo se incluye a la comunidad en la formulación de propuestas para contener y entender la problemática? En estos casos, es valioso y necesario, el fortalecimiento e involucramiento de los espacios de participación. 

Por otro lado, se destaca la periodicidad con la que el distrito ha comunicado los resultados del sector y nuevas iniciativas. Los escenarios de transparencia y rendición de cuentas son propicios para recuperar la confianza de la gente. 

Según Gélvez, J. D. (2018) la percepción no es un indicador de evaluación directa sobre la gestión institucional en la seguridad de la ciudad; sin embargo, podemos considerarlo un aspecto clave y, por eso, trabajar en la confianza ciudadana es fundamental para una reactivación sostenible. 

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos. 

director@bogotacomovamos.org 

Columna de opinión publicada en Periódico El Tiempo, domingo 21 de febrero de 2021

 

Artículos

Reactivar el espacio público

Desde el inicio de la pandemia, la agenda pública estuvo marcada por los impactos en el cierre de actividades y, por consiguiente, cuándo se procedería con la reactivación. Desde septiembre, hasta ahora, tomó fuerza la reapertura del sector educativo debido a los efectos generados por el confinamiento en niños, niñas y jóvenes. Ahora, llegó el momento de los parques, plazas y áreas verdes.

Los espacios públicos, aunque son lugares donde se desarrolla la recreación y el deporte, también son escenarios que promueven la convivencia, la cultura ciudadana, la cohesión social; incluso un intercambio político sano. De acuerdo con la segunda fase de la encuesta virtual #miVozmiCiudad, realizada en noviembre de 2020 por Bogotá Cómo Vamos, las personas respondieron que salir de paseo (36%), ir a parques o plazas públicas (20%), e ir a actividades religiosas (17%) serían las actividades que más beneficiarían su calidad de vida durante la reapertura.

La ciudad presenta retos frente a este desafío. Según #miVozmiCiudad, en su primera fase (julio), la satisfacción con el espacio público fue del 21%; mientras que en su segunda etapa alcanzó un resultado del 28%. Por otro lado, 3 de cada 10 encuestados dijo estar satisfecho con la calidad de los parques y las áreas verdes disponibles en la ciudad.

El escenario post Covid-19 es una oportunidad propicia para promover el mejoramiento del espacio público, reivindicar su importancia en el desarrollo de los ciudadanos y su esencial labor en la calidad de vida y sostenibilidad de las ciudades.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos. 

director@bogotacomovamos.org

Columna publicada en Diario ADN, 18 de febrero de 2021