Artículos

Encuesta Virtual: Mi Voz Mi Ciudad, Red de Ciudades…

Cerca del 50% de la población encuestada manifestó sentir que las cosas van por mal camino, versus un 30% que considera lo contrario. Para esta segunda edición, Barranquilla es la única ciudad donde la mitad de la población considera que las cosas van por buen camino, seguida por Pereira (45%), Montería (43%) y Zipaquirá (40%). Por su parte, en Quibdó, 8 de cada 10 ciudadanos y en Armenia 7 de cada 10, perciben que las cosas van por mal camino. Por grupos de edad, el porcentaje de personas entre los 18 y los 45 años presentan los niveles de optimismo más bajos con un 26%, mientras que los mayores de 55 años presentan niveles ligeramente más altos (36%).

Descargar documento

Artículos

Mi Voz Mi Ciudad, tablero de datos ciudades segunda…

Resultados de la segunda fase de medición de la Encuesta Virtual Mi Voz Mi Ciudad, de la Red Colombiana de Ciudades Cómo Vamos

 

Comunicados

Boletín Red Colombiana de Ciudades Cómo Vamos: aumentar la…

  • La segunda fase de la Encuesta Virtual #MiVozMiCiudad de los programas Cómo Vamos, midió la percepción ciudadana sobre la calidad de vida durante noviembre en 36 ciudades y municipios del país, y contó con la participación de más de 30 mil ciudadanos.
  • Aumentar la confianza y el optimismo entre los ciudadanos debe ser prioritario de cara a una recuperación de largo plazo. Sólo en una de las ciudades el optimismo entre los ciudadanos encuestados superó el 50%.
  • En la mayoría de temas analizados, se identificaron retrocesos y desmejoras frente al momento inicial de medición de la encuesta, lo cual pone en evidencia el impacto real y profundo de la pandemia.
  • La satisfacción con los servicios de salud mostró mejoría a lo largo de las ciudades encuestadas, y también entre los diferentes niveles socioeconómicos, superando la crisis inicial.
  • La seguridad ciudadana es una de los grandes perdedoras durante la pandemia, se requieren medidas integrales para atender los retos de percepción y victimización.

15 de diciembre de 2020. La Red de Ciudades Cómo Vamos y Fundación Corona publican a partir de esta semana los resultados de la segunda de las tres fases de la encuesta virtual #MiVozmiCiudad. Esta segunda entrega les tomó el pulso a los ciudadanos durante noviembre de 2020. La encuesta recoge información sobre bienestar subjetivo con el fin de visibilizar las percepciones ciudadanas sobre la calidad de vida durante la pandemia y brindar insumos para la toma de decisiones a nivel territorial durante la coyuntura por la COVID-19.

#MiVozMiCiudad es un complemento a la tradicional Encuesta de Percepción Ciudadana de los programas Cómo Vamos, que usa herramientas digitales y las redes sociales como mecanismos innovadores en la medición y análisis de información ciudadana, apoyándose en una metodología rigurosa, tanto en la recolección como en el análisis de los datos. En esta ocasión, la encuesta aumentó su cobertura a 36 municipios agrupados en 19 programas Cómo Vamos, donde más de 30 mil ciudadanos respondieron la encuesta. La encuesta incluye desagregaciones por grupos etarios, niveles socioeconómicos, género y zonas geográficas de las diferentes ciudades y municipios.

Los municipios que participaron en esta medición de la Encuesta Virtual fueron Armenia, Barbosa, Barranquilla, Bogotá, Bucaramanga, Buenaventura, Cajicá, Cali, Cartagena, Chía, Cogua, Cota, Cúcuta, Floridablanca, Gachancipá, Girón, Jamundí, Manizales, Medellín, Montería, Nemocón, Pereira, Piedecuesta, Puerto Colombia, Quibdó, Santa Marta, Socorro, Soledad, Sopó, Tabio, Tenjo, Tocancipá, Tuluá, Vélez, y Zipaquirá; que participaron en la primera fase y a los que se suman Ibagué y Yumbo para esta segunda fase.

Para esta segunda fase, se analizaron temas ya presentados en la primera fase como empleo, salud, educación, seguridad y gestión pública entre otros, y se complementaron con temáticas relevantes para la calidad de vida de las ciudades, más de 6 meses después del inicio de las medidas de confinamiento en nuestro país, entre las que se incluye la calidad ambiental urbana, cultura, reactivación económica y autopercepción de comportamiento ciudadano. “La incorporación de estos nuevos temas en la encuesta, permite tener una mirada más amplia y holística frente a los aspectos que tienen relación con la calidad de vida de los ciudadanos y evidenciar temas que son de alta relevancia en este momento en las ciudades; así como identificar los retos y oportunidades frente a las medidas que están tomando las alcaldías” dice Mónica Villegas, gerente de Educación para la Participación Ciudadana de la Fundación Corona


Principales hallazgos nacionales

  1. CLIMA DE OPINIÓN – Aumentar la confianza y el optimismo entre los ciudadanos debe ser prioritario de cara a una recuperación de largo plazo. Cerca del 50% de la población encuestada manifestó sentir que las cosas van por mal camino, versus un 30% que considera lo contrario. Para esta segunda edición, Barranquilla es la única ciudad donde la mitad de la población considera que las cosas van por buen camino, seguida por Pereira con 45%, Montería con 43% y Zipaquirá con 40%. Por su parte, en Quibdó, 8 de cada 10 ciudadanos y en Armenia 7 de cada 10, perciben que las cosas van por mal camino. Por grupos de edad, el porcentaje de personas entre los 18 y los 45 años presentan los niveles de optimismo más bajos con un 26%, mientras que los mayores de 55 años presentan niveles ligeramente más altos con un 36%.
  2. ALIMENTACIÓN – Atender la pobreza y su impacto en el bienestar debe ser un punto principal en la agenda de todos los actores. Los resultados de la segunda fase evidencian que, en las ciudades encuestadas, se agudizaron los problemas de bienestar y alimentación. En ciudades como Quibdó, Barranquilla, Cartagena y Santa Marta, 3 de cada 10 ciudadanos manifestaron que miembros de su hogar pasaron hambre durante la pandemia por falta de recursos. En Montería y Medellín el porcentaje superó el 25%. Por niveles socioeconómicos, se percibe una brecha entre los niveles bajos con 30% y los niveles más altos con 8%. En los niveles medios, 2 de cada 10 ciudadanos manifestaron que miembros de su hogar pasaron hambre durante la pandemia por falta de recursos.
  3. SATISFACCIÓN SALUD – Los servicios de salud comienzan a recuperarse luego de la crisis inicial, sin embargo, falta camino para recuperar la confianza ciudadana. La satisfacción con los servicios de salud mostró mejores resultados que a comienzos del periodo de confinamiento. En la gran mayoría de ciudades encuestadas, la satisfacción mostró variaciones entre el 3% y el 20% con respecto a la fase 1 de medición de la Encuesta Virtual. La mejoría más alta la reportó Barranquilla, con un aumento del 20%, mientras que Quibdó fue la única ciudad donde sus habitantes manifestaron una leve variación negativa en la satisfacción con los servicios de salud. No obstante, entre los 36 municipios encuestados, solo en 5 ciudades la satisfacción con los servicios de salud superó el 40%. Por niveles socioeconómicos, las cifras ofrecen resultados interesantes; mientras que en los niveles bajos la satisfacción alcanza un nivel de solo un 30%, en los niveles altos la satisfacción aumenta al 48%.
  4. EDUCACIÓN – La educación sigue presentando retos a lo largo de las ciudades, obligando a tomar más y mejores medidas desde los diferentes sectores. En general, 3 de cada 10 ciudadanos encuestados están satisfechos con los servicios educativos en las principales ciudades del país. Los encuestados en Quibdó, Cali y Armenia presentaron los niveles de satisfacción más bajos, alcanzando apenas el 25%. Los ciudadanos encuestados que presentaron los mayores niveles de satisfacción fueron residentes de Chía con 37%, Barranquilla con 33% y Zipaquirá y Montería con 32%. Sin embargo, en ningún caso la satisfacción superó el 40%. Con relación a la opinión de los ciudadanos con respecto a cuándo deben regresar los estudiantes a las aulas, en todas las ciudades, la mayoría (entre el 60% – 45%) consideran que la presencialidad se debe retomar una vez se tenga acceso a vacunas, esto representaría un reto frente al acceso y a la calidad de la educación sobre todo en sectores más vulnerables.
  5. SATISFACCIÓN MOVILIDAD – La moto, el transporte colectivo y el carro particular, predominan como los modos de transporte más utilizados durante la pandemia. Entre el 60% y el 75% de los ciudadanos encuestados manifestaron movilizarse 3 o más veces a la semana para ir a trabajar, estudiar u otras actividades. Entre este grupo de ciudadanos, los modos principales de transporte variaron a lo largo de las diferentes ciudades. En 7 de las ciudades capitales, el principal modo de transporte utilizado para movilizarse fue el servicio de buses colectivos, como fue el caso en Manizales, Barranquilla e Ibagué con niveles de uso del 37%, 33% y 30% respectivamente. Mientras tanto, en las otras 5 ciudades capitales, el principal modo de transporte utilizado fue la moto, como en el caso Quibdó, Montería, Cartagena, Armenia y Bucaramanga, con niveles del 70%, 45%, 29%, 28% y 25% respectivamente. Los modos de transporte con los mejores niveles de satisfacción fueron el carro particular con 75%, la moto con 73% y la bicicleta con 70%, mientras que los sistemas de transporte masivo presentan los niveles más bajos con apenas un 31%.
  6. CALIDAD AMBIENTAL – La calidad ambiental presenta importantes retos a lo largo de las ciudades encuestadas, especialmente en algunas ciudades capitales. En varias ciudades la insatisfacción con la calidad del aire, del agua, la gestión de los residuos y el ruido presentó niveles por encima del 60%, como por ejemplo en Quibdó con 69%, Yumbo con 67%, Buenaventura con 65% y Cúcuta con 60%. En ninguna de las ciudades, la satisfacción de los encuestados con la calidad ambiental superó el 50%. Las ciudades con la mejor percepción fueron Manizales con 48%, Montería con 46% y los municipios de la Sabana Centro de Bogotá (Cota, Cogua, Gachancipá, Nemocón, Sopó, Tabio, Tenjo) con 47%. Por grupos etarios, se perciben diferencias relevantes con relación a los niveles de insatisfacción con la calidad ambiental. Mientras que en los jóvenes la insatisfacción presentó niveles de 37%, este porcentaje incrementa progresivamente de acuerdo con la edad, llegando a un 53% de insatisfacción en las personas mayores de 55 años.
  7. SEGURIDAD – La seguridad ciudadana es una de los grandes perdedores durante la pandemia, se requieren medidas integrales para atender los retos de percepción y victimización. En las ciudades encuestadas, se deterioró la percepción de seguridad en los barrios, pero presenta mejores niveles que la percepción de seguridad en la ciudad. En todas las ciudades encuestadas, los habitantes se sienten más seguros en sus barrios que en la ciudad en general. En casos como Manizales, Pereira y Provincias Santander más del 45% de los ciudadanos se sienten seguros en sus barrios, mientras que en el resto de los municipios, el porcentaje de personas que se sienten seguros está por debajo del 30%. En Bogotá, Cúcuta y Quibdó, este porcentaje se encuentra inclusive por debajo del 15%. En relación con la percepción de seguridad en la ciudad, ninguna de las ciudades encuestadas presentó niveles superiores al 30%. Inclusive, en casos como Bogotá, Cúcuta y Quibdó nuevamente, el porcentaje de ciudadanos que se sienten seguros presentan cifras por debajo del 10%. Finalmente, en todas las ciudades la percepción de seguridad en los barrios disminuyó con respecto a la fase 1, con cambios entre el 10 y el 20%.
  8. COMPORTAMIENTO CIUDADANO – Los ciudadanos manifiestan una autopercepción positiva a las medidas de bioseguridad, sin embargo, perciben con desconfianza a sus conciudadanos. Mientras que en la mayoría de las ciudades más del 95% de los encuestados manifestó hacer uso del tapabocas siempre que salen a la calle o hace uso de medios de transporte, la percepción del comportamiento ajeno es opuesto. En general, la mayoría de las personas encuestadas tiene una percepción negativa frente al uso del tapabocas en lugares públicos por parte de otros ciudadanos. En ciudades como Buenaventura con 18%, Armenia con 22%, Cali con 22% e Ibagué con 23%, esta percepción negativa presenta los niveles más bajos, evidenciando una fuerte desconfianza frente al uso del tapabocas por la ciudadanía. El panorama mejora en ciudades como Barranquilla, Tocancipá y Cajicá, donde un 45% de encuestados reconoce un mejor comportamiento frente a estas medidas de bioseguridad.
  9. MEDIDAS DE REACTIVACIÓN – La reactivación económica debe propender por un abordaje integral y desde una mirada multidimensional que beneficie a todos los ciudadanos. En ninguna ciudad la satisfacción de los ciudadanos con las medidas de reactivación impulsadas superó el 50%. En Cartagena, Barranquilla, Pereira y Montería, entre el 49% y el 46% de la población encuestada manifestó sentirse satisfecha con las medidas tomadas por la alcaldía. En cambio, en ciudades como Quibdó, Cúcuta, Armenia, Ibagué y Cali, más del 50% de la ciudadana encuestada desaprobó las medidas implementadas. Entre los diferentes niveles socioeconómicos, la percepción se comportó de manera similar, con los niveles bajos, medios y altos presentando niveles de insatisfacción cercanos al 45% y niveles de satisfacción cerca del 35%.
  10. GESTIÓN ALCALDÍA – La gestión de las alcaldías presenta niveles de satisfacción variados a lo largo de las ciudades encuestadas, especialmente en las capitales. En cerca de la mitad de las ciudades, los ciudadanos encuestados manifestaron mayores niveles de insatisfacción con la forma en la que las alcaldías municipales han atendido la emergencia del coronavirus. La situación en ciudades como Quibdó con 75%, Cúcuta con 69% y Armenia con 64% presentan los niveles más altos de insatisfacción entre los encuestados. No obstante, y en cambio, en ciudades como Cartagena con 50%, Zipaquirá con 50%, Barranquilla con 50%, Pereira con 49% y Chía con 49% los ciudadanos registran una satisfacción más positiva con la gestión local, con porcentajes por encima o cercanos al 50%.

Los resultados de esta segunda encuesta complementan los resultados de la primera fase publicados en octubre pasado y se completarán con los resultados recolectados en la tercera fase que se realizará en febrero del 2021. Con este instrumento la Red Cómo Vamos realiza un análisis profundo y continuo de la percepción de la calidad de vida durante la pandemia, lo cual permitirá tener un seguimiento de la evolución y cambios en las necesidades de la ciudadanía. “En esta segunda fase, #MiVozMiCiudad nos permite continuar con el seguimiento y monitoreo a la percepción ciudadana durante la pandemia, profundizando sobre diferentes aspectos. Con este instrumento digital e innovador, podemos hacer un monitoreo continuo, identificando la evolución y los cambios en la percepción y la calidad de vida. Esta Encuesta Virtual se presenta como un importante complemento a nuestra tradicional Encuesta de Percepción Ciudadana, y confiamos que va a contribuir a una mejor toma de decisiones en las ciudades” dice Luis Hernán Sáenz, coordinador nacional de la Red de Ciudades Cómo Vamos.

Los resultados específicos para cada uno de los 19 programas Cómo Vamos, serán presentados en los próximos días. Con estos se podrá conocer con detalle cómo le fue a cada uno de los 36 municipios en la segunda fase de #MiVozMiCiudad.

Para conocer los resultados completos del informe nacional puede consultar la página web de la Red de Ciudades Cómo Vamos (www.redcomovamos.org) y de Fundación Corona (www.fundacioncorona.org ).


Acerca de Fundación Corona Somos una organización de segundo piso y de origen familiar que durante más de medio siglo ha contribuido al mejoramiento de la calidad de vida, el desarrollo social y la reducción de las inequidades en Colombia. Por medio de la educación y a partir de dos líneas de acción: Educación orientada al Empleo y Educación para la Participación Ciudadanía; en la Fundación Corona buscamos contribuir al fortalecimiento de capacidades que mejoren el bienestar de las poblaciones vulnerables.

Acerca de la Red de Ciudades Cómo Vamos La Red de Ciudades de Cómo Vamos (RCCV) es una alianza entre el sector privado y la sociedad civil centrada en la generación de información confiable y comparable, para medir y hacer un seguimiento de la calidad de vida y la sostenibilidad en las ciudades colombianas. La RCCV tiene como objetivo contribuir al desarrollo de gobiernos locales más efectivos y eficientes, y de ciudadanías más informadas, responsables y participativas. Actualmente, la Red reúne 21 iniciativas que agrupan 45 municipios del país, incluyendo 15 ciudades capitales/distritos y es liderada por los programas Cómo Vamos y la Fundación Corona. Adicionalmente cuenta con el apoyo de la Cámara de Comercio de Bogotá, el periódico El Tiempo y la Universidad Javeriana como socios nacionales, y de más de 150 socios a nivel regional.

Acerca de Sensata UX Sensata UX es una agencia de investigación centrada en la comprensión y medición de problemáticas sociales, culturales y de mercado. Nuestra mayor innovación yace en la combinación de tecnologías digitales, investigación centrada en el usuario y las más actuales teorías de las ciencias sociales, para entender el por qué detrás del comportamiento de los usuarios.

Red Ciudades Cómo Vamos

Encuesta Virtual: Mi Voz Mi Ciudad, Red de Ciudades…

Esta iniciativa de la Red de Ciudades Cómo Vamos y Fundación Corona contará con tres fases de medición, desde julio de 2020 hasta marzo de 2021. En la primera fase de la Encuesta Virtual #MiVozmiCiudad, participaron 17 programas Cómo Vamos y recolectó información de 34 municipios del país alrededor de 11 temáticas como: empleo, salud, movilidad, seguridad, comportamiento ciudadano y gestión pública, entre otros.

Descargar documento de resultados nacionales



Resultados Nacionales, RCCV Mi Voz Mi Ciudad (Text)

Red Ciudades Cómo Vamos

Mi Voz Mi Ciudad, tablero de datos ciudades

Resultados de la primera fase de medición de la Encuesta Virtual Mi Voz Mi Ciudad, de la Red Colombiana de Ciudades Cómo Vamos

 

Artículos

¿Cuál fue la percepción de los ciudadanos sobre su…

Se presentan los resultados de la Encuesta Virtual #MiVozMiCiudad de los programas Cómo Vamos, la cual midió la percepción ciudadana sobre la calidad de vida durante la el confinamiento nacional.

  • La Encuesta Virtual #MiVozMiCiudad recolectó información en 34 municipios del país, contó con la participación de más de 60 mil ciudadanos e indagó sobre 11 temáticas diferentes como optimismo, situación económica, salud, educación y seguridad durante el confinamiento.
  • El 30% de los ciudadanos que participó en la encuesta virtual cree que las cosas van por buen camino, frente a más de un 40% que considera que las cosas van por mal camino.
  • Los resultados muestran altos porcentajes de población que se considera pobre, insatisfecha con la educación recibida durante el confinamiento, además de un deterioro de la salud mental, especialmente en los jóvenes.

Bogotá, 1 de octubre dee 2020. Hoy se presentaron los resultados de la Encuesta Virtual #MiVozMiCiudad realizada por los programas Cómo Vamos, la Red de Ciudades Cómo Vamos y Fundación Corona, con el apoyo de la firma Sensata UX. La encuesta es una nueva iniciativa de medición y monitoreo que recolecta información de bienestar subjetivo con el fin de abrir espacios para que los ciudadanos manifiesten sus diferentes percepciones y situaciones acerca de su calidad de vida durante el confinamiento y brindar insumos para la  toma de decisión durante la coyuntura actual por la COVID-19. #MiVozMiCiudad es un producto adicional y complementario a la tradicional Encuesta de Percepción Ciudadana de los programas Cómo Vamos, que usa herramientas digitales y las redes sociales como mecanismos de innovación para la medición y análisis de información ciudadana; contó con una metodología rigurosa y estrictos protocolos de seguridad informática y cuenta con la rigurosidad que ha caracterizado por más de 20 años a los programas Cómo Vamos.

Esta iniciativa contará con tres fases de medición, desde julio de 2020 hasta marzo de 2021. En su primera fase, #MiVozmiCiudad contó con la participación de 17 programas Cómo Vamos y recolectó información en 34 municipios del país alrededor de 11 temáticas como: empleo, salud, movilidad, seguridad, comportamiento ciudadano y gestión pública, entre otros. Durante un periodo de 4 semanas, se recopiló la opinión de más de 60 mil ciudadanos de diferentes rangos de edad, género, zonas geográficas y niveles socioeconómicos de las ciudades y municipios. La primera de las tres entregas de resultados se podrá ver en vivo a partir de las 10 a.m. en los canales digitales de la Red de Ciudades Cómo Vamos (/redcomovamoscol), Fundación Corona (/fundcorona) y el periódico EL TIEMPO.


Sobre la encuesta:

La primera fase de la encuesta se realizó del 21 de julio al 18 de agosto de 2020, a personas mayores de 18 años pertenecientes a todos los niveles socioeconómicos y habitantes de las zonas urbanas de Armenia, Barbosa, Barranquilla, Bogotá, Bucaramanga, Buenaventura, Cajicá, Cali, Chía, Cogua, Cota, Cúcuta, Floridablanca, Gachancipá, Girón, Jamundí, Montería, Nemocón, Piedecuesta, Quibdó, San Gil, Santa Marta, Socorro, Sopó, Tabio, Tenjo, Tocancipá, Tuluá, Vélez y Zipaquirá y de las zonas urbanas y rurales de Cartagena, Manizales, Medellín y Pereira. Adjunto se encuentra la ficha técnica y una reseña sobre Sensata UX.


 Hallazgos nacionales

 Entre los hallazgos más relevantes a nivel nacional se identificaron 11 temáticas claves que permiten dar una perspectiva general sobre la percepción de la calidad de vida durante el periodo de confinamiento. “Indagar en los estados subjetivos de bienestar es de gran relevancia para las políticas públicas. Mediciones como esta nos permiten conocer las percepciones de los individuos respecto a la calidad de vida, sin estar limitada a la evaluación de terceros ni a lo que los gobiernos crean que es lo deseable para una buena vida. Esto hace que ejercicios como #MiVozMiCiudad sean útiles para complementar la información entregada por los indicadores económicos y sociales tradicionales” dice Mónica Villegas, gerente de Educación para la Participación Ciudadana de Fundación Corona.

  • La pobreza subjetiva alcanza altos porcentajes en varias ciudades del país. El porcentaje de personas que afirmaron considerarse pobres presenta valores superiores al 40% en varias de las ciudades donde se realizó la encuesta, como es el caso de Quibdó (46,3%), Montería (46,1%) Cartagena (43,9%), Buenaventura (43,1%) y Barranquilla (40,5%). Al analizar por niveles socioeconómicos, los estratos bajos (1 y 2) son quienes reportan porcentajes más altos de pobreza subjetiva alcanzado un 40%, por su parte en los estratos medios (3 y 4) esta cifra alcanza un 20% y en los estratos altos (5 y 6) un 8%.
  • En la mayoría de las ciudades encuestadas prima el pesimismo. Más de un 40% de la población encuestada manifestó sentir que las cosas van por mal camino, versus un 30% que considera lo contrario. Mientras que Montería es la única ciudad donde más del 50% de la población considera que las cosas van por buen camino, en Armenia y Cúcuta cerca de 7 de cada 10 ciudadanos percibe que las cosas van por mal camino. A nivel de grupos de edad, el porcentaje de personas mayores de 56 años son más optimistas (41%), mientras que aquellos en el rango de 18 a 25 años (25%) tienen menores porcentajes de optimismo frente a la situación actual en sus ciudades.
  • Predomina la insatisfacción frente a los servicios educativos durante la cuarentena. En ciudades como Quibdó, Buenaventura, Cartagena y Cúcuta, se presentaron los mayores niveles de insatisfacción entre los ciudadanos encuestados. Con relación a la satisfacción, Barranquilla es la ciudad capital con mayores niveles de satisfacción, seguida por Santa Marta y Montería. Al hacer un análisis por niveles socioeconómicos, se identificó que no existe mayor variación en la percepción de satisfacción e insatisfacción a través de los diferentes estratos socioeconómicos.
  • La salud mental de los jóvenes presentó un mayor deterioro durante la cuarentena que la de los adultos mayores de 56 años. Comparada con la salud física (26%), un mayor porcentaje de los ciudadanos encuestados manifestó haber sufrido un deterioro en su salud mental (36%). Por grupos etarios, el porcentaje de jóvenes entre los 18 y 25 años que manifestó que su salud mental está mal comparada con el momento previo a la cuarentena fue mayor (45%) que el porcentaje de mayores de 56 años (28%). En ciudades como Barranquilla y Bogotá, más del 50% de los jóvenes encuestados manifestó un deterioro de su salud mental durante la cuarentena.
  • Los efectos de la pandemia pueden ser una oportunidad para impulsar la movilidad sostenible en las ciudades del país. Comparando el uso de modos como la bicicleta y a pie antes y después del confinamiento, se identificó un aumento en la disposición de uso de estos modos en todas las ciudades encuestadas. En Bogotá, Santa Marta y Cali la variación en el uso de la bicicleta antes y después de la cuarentena fue donde presentó un mayor incremento, mientras que en ciudades como Montería, Manizales y Cúcuta se evidenció mayor disposición a caminar entre los ciudadanos encuestados después del confinamiento.
  • En la mayoría de las ciudades, los ciudadanos encuestados afirmaron sentirse seguros en sus barrios. En ciudades como Pereira, Manizales, Medellín y Provincias (Socorro, San Gil, Vélez y Barbosa en Santander), más del 50% de los ciudadanos manifestaron sentirse seguros o muy seguros en su barrio. Por su parte, ciudades como Cúcuta (58,4%) y Quibdó (50,1%), la situación es contraria, más del 50% por ciento de los encuestados manifestó sentirse inseguro o muy inseguro. Estos niveles de percepción de seguridad pueden tener una relación estrecha con la victimización por delitos, ya que en ciudades como Manizales, Pereira, Medellín y Montería el porcentaje de personas encuestadas que manifestó haber sido víctima de algún delito no superó el 15%, mientras que en ciudades como Cúcuta (33,4%), Buenaventura (27,0%), Bogotá, Quibdó, Cartagena y Cali superaron el 20%.
  • Los ciudadanos encuestados se sienten más satisfechos con la forma en que la alcaldía comunica las decisiones que con la participación ciudadana durante la cuarentena. En ciudades como Medellín, Cartagena y Bogotá, más del 50% de los ciudadanos encuestados manifestaron estar satisfechos con la forma en que la alcaldía comunicó las decisiones durante el confinamiento, en cambio en ciudades como Cúcuta, Tuluá, Provincias, Cajicá y Tocancipá la satisfacción no superó el 15%. Encambio, en relación a la consulta y participación ciudadana, sólo en Cartagena la satisfacción superó el 50% mientras que en el resto de ciudades encuestadas la satisfacción no llegó al 40%, y en casos como Cúcuta y Armenia apenas alcanzó un 11%.
  • Los conflictos con la prestación de los servicios públicos, los servicios de salud y el manejo de deudas predominaron. En todas las ciudades donde se realizó la encuesta, la mayoría de personas negaron haber tenido algún conflicto durante el periodo de confinamiento. No obstante, el conflicto más concurrido reportado fue la prestación de servicios públicos, de servicios de salud y el manejo de deudas. Con relación a los conflictos por prestación de servicios públicos, Bucaramanga y Cajicá son las ciudades que registraron los mayores porcentajes de personas que afirmaron haber tenido algún conflicto relacionado con ese tema superando ambas un 50%. De las personas encuestadas que afirmaron haber tenido algún conflicto, solo un porcentaje inferior al 15% afirmó haber acudido a alguna entidad para resolver el conflicto.
  • Los ciudadanos perciben comportamientos negativos frente a las medidas de bioseguridad. En general, la mayoría de ciudadanos tiene una percepción negativa frente al comportamiento de otros ciudadanos en temas como: el uso de tapabocas, la permanencia en casa durante el confinamiento y el distanciamiento social en espacios y transporte público, lo que refleja una alta desconfianza frente a la responsabilidad y el cuidado en la pandemia. El mantenimiento de la distancia social en la calle y los medios de transporte son el comportamiento que registra un mayor porcentaje de percepción negativa en comparación con el uso del tapabocas y la permanencia en casa. Manizales y Medellín son las ciudades donde se reflejó una mejor percepción del comportamiento de los otros en relación a los diferentes aspectos que se analizaron, sin embargo los porcentajes de percepción positiva siguen siendo bajos.
  • Altos porcentajes de desaprobación frente a la gestión de las alcaldías durante la pandemia. En la mayoría de ciudades, los ciudadanos encuestados manifestaron mayores niveles de insatisfacción con la forma en la que las alcaldías municipales han atendido la emergencia del coronavirus. La situación en ciudades como Cúcuta (75,4%), Tuluá (63,4%) y Armenia (63,3%) es especialmente preocupante, donde se presentan los niveles más altos de insatisfacción entre los ciudadanos encuestados. No obstante, en ciudades como Medellín (53,7%), Cartagena (49,6%), Zipaquirá (47,6%) y Chía (46,9%), los ciudadanos registran mayor satisfacción frente a la gestión de las alcaldías. Estos niveles no presentan variaciones en los diferentes niveles socioeconómicos, pero sí por grupos etarios. Mientras que los adultos mayores de 56 años manifiestan niveles de satisfacción cercanos al 46%, las personas en el rango de 18 a 25 años manifiestan niveles alrededor del 32%.

Los resultados de esta primera encuesta serán complementados por otras dos mediciones y gracias a este instrumento innovador, la Red Cómo Vamos podrá generar un análisis más profundo y continuo en noviembre 2020 y febrero 2021, lo cual permitirá tener un seguimiento de la evolución y cambios en las percepciones y necesidades de la ciudadanía.“MiVozMiCiudad sienta un precedente importante para los programas Cómo Vamos ya que podemos innovar, a través del uso de herramientas digitales, en el monitoreo continuo de la percepción ciudadana, sus necesidades y retos. Esta Encuesta Virtual se presenta como un importante complemento a nuestra tradicional Encuesta de Percepción Ciudadana, y confiamos que va a contribuir a una mejor toma de decisiones en las ciudades” dice Luis Hernán Sáenz, coordinador nacional de la Red de Ciudades Cómo Vamos.

Para conocer los resultados completos del informe nacional puede consultar la página web de la Red de Ciudades Cómo Vamos (http://redcomovamos.org/octubre-2020-resultados-1ra-medicion-encuesta-virtual-mivozmiciudad/) y de Fundación Corona (www.fundacioncorona.org ).


Acerca de Fundación Corona Somos una organización de segundo piso y de origen familiar que durante más de medio siglo ha contribuido al mejoramiento de la calidad de vida, el desarrollo social y la reducción de las inequidades en Colombia. Por medio de la educación y a partir de dos líneas de acción: Educación orientada al Empleo y Educación para la Participación Ciudadanía; en la Fundación Corona buscamos contribuir al fortalecimiento de capacidades que mejoren el bienestar de las poblaciones vulnerables.

Acerca de la Red de Ciudades Cómo Vamos La Red de Ciudades de Cómo Vamos (RCCV) es una alianza entre el sector privado y la sociedad civil centrada en la generación de información confiable y comparable, para medir y hacer un seguimiento de la calidad de vida y la sostenibilidad en las ciudades colombianas. La RCCV tiene como objetivo contribuir al desarrollo de gobiernos locales más efectivos y eficientes, y de ciudadanías más informadas, responsables y participativas. Actualmente la Red reúne 21 iniciativas que agrupan a más de 40 municipios del país, incluyendo 15 ciudades capitales/distritos. La Red tiene 22 años de experiencia trabajando en y con ciudades de todo el país, desde la creación del primer programa en Bogotá, en 1998. La RCCV es una iniciativa liderada por los 21 programas Cómo Vamos y la Fundación Corona. Adicionalmente cuenta con el apoyo de la Cámara de Comercio de Bogotá, el periódico El Tiempo y la Universidad Javeriana como socios nacionales, y de más de 150 socios a nivel regional.

Acerca de Sensata UX Sensata UX es una agencia de investigación centrada en la comprensión y medición de problemáticas sociales, culturales y de mercado. Nuestra mayor innovación yace en la combinación de tecnologías digitales, investigación centrada en el usuario y las más actuales teorías de las ciencias sociales, para entender el por qué detrás del comportamiento de los usuarios.

Red Ciudades Cómo Vamos

Informe Cómo Vamos en Educación Orientada al Empleo 2014…

El presente informe del estado de la Educación orientada al Empleo (EOE) en laRed de Ciudades Cómo Vamos (RCCV) tiene como objetivo principal brindar información actualizada sobre esta temática a nivel territorial y plantear análisis relevantes para la toma de decisiones de política pública.

Ver informe completo



Informe Educación Orientada al Empleo – 2019 (Text)

Red Ciudades Cómo Vamos

Encuesta de Percepción Ciudadana Comparada – 2017

Consulta aquí la percepción ciudadana en 13 ciudades capitales y 8 centros urbanos del país sobre seguridad, movilidad, vivienda, salud, educación, situación económica e imagen del alcalde local, entre otros…

Descargar Documento



Encuesta de Percepción Ciudadana Comparada 2017 (Text)

Red Ciudades Cómo Vamos

Informe: Cómo vamos en educación técnica y tecnológica –…

Informe de la Fundación Corona, Bogotá Cómo Vamos y la Red de Ciudades Cómo Vamos sobre la educación técnica y tecnológica en la capital: sus avances y desafíos.

Descargar Documento



Informe Bogotá EOT (Text)

Noticias

Así va la Educación Orientada al Trabajo -EOT-, en…

 

En Bogotá, uno de cada seis jóvenes entre 18 y 24 años no estudia ni trabaja y siete de cada 10, entre 25 y 34 años, tiene algún título o diploma educativo. La tasa de ocupación laboral de quienes están empleados y cuentan con un título técnico o tecnológico oscila entre el 81% y el 84%. La empleabilidad de los universitarios, por su parte, llega al 90%.

Estas son algunas de las cifras que arroja un reciente informe titulado ‘Cómo vamos en educación técnica y tecnológica – Caso Bogotá-‘, de la Fundación Corona, Bogotá Cómo Vamos y la Red de Ciudades Cómo Vamos, análisis que muestra, además, que la matrícula en programas técnicos y tecnológicos de la capital (27,5%, en 2015) tiene menor participación en la educación superior al compararla con la de Cartagena (46,6%), Medellín (31,9%) y Cali (31,5%). En Manizales, por el contrario, apenas llega al 26,2%.

Así mismo, la participación de la matrícula técnica en la educación media era menor en Bogotá en 2015 (9%) respecto a las otras capitales: Manizales (15,1%), Cali (63,3%), Medellín (31,8%) y Cartagena (26,8%).

Bogotá, comparada con estas cuatro ciudades –para cada una de ellas también se produjo un documento individual- cuenta con la mayor proporción de personas que alcanza un título universitario (19,3%) en comparación con quienes optaron por un título de técnico o tecnólogo (17,1%).

“No existe en el país, ni en la ciudad, una orientación estratégica o una política integral sobre cómo debe ser la formación en programas técnicos y tecnológicos. Es importante hacer seguimiento a la inserción laboral de quienes se forman en ellos, cómo es su permanencia y de qué manera se siguen cualificando”, afirmó Ángel Pérez, consultor y experto en temas de educación, durante la presentación del informe.

Al mirar los ingresos de los bogotanos de 25 a 34 años con título técnico o tecnológico, se observa que, en 2015, devengaban $1’100.791, mientras que los universitarios de la ciudad, en ese mismo rango de edad, percibían $2’663.476. En Cartagena, los técnicos y tecnólogos en esas edades ganaban $909.209; en Medellín, $1’042.194; en Cali, $1’036.307 y en Manizales, $963.538.

Uno de los retos de la ciudad, sobre el cual se hizo énfasis en la socialización del documento durante una mesa técnica sobre la educación orientada al trabajo -convocada por Bogotá Cómo Vamos- es la construcción de una política integral y universal para la educación media, nivel educativo desde el cual se articula a los estudiantes con la formación técnica y tecnológica. En 2015, el proyecto de articulación llegaba a 290 planteles educativos y 85.000 alumnos.

Uno de los objetivos, según los expertos, es lograr un mayor engranaje entre los programas técnicos y tecnológicos que ofrece la educación superior y aquellos que certifican a las personas en competencias laborales, a través de la capacitación técnica (Instituciones de Formación para el Trabajo y el Desarrollo Humano). La idea es que estas opciones educativas y formativas se complementen y tengan mayor pertinencia, relevancia, calidad y diversidad.

“Buena parte de los colegios técnicos en Bogotá realmente no son técnicos y carecen de un impacto serio… No hemos logrado especializar la educación media, como se proponía en la Ley 115, ni que a través de esta educación los jóvenes construyan su proyecto de vida. Esto, sumado a la escasa valoración social que tiene la formación técnica y tecnológica en general”, agregó el experto Ángel Pérez.

En 2015, según el informe ‘Cómo vamos en educación técnica y tecnológica – Caso Bogotá-, de los 330 colegios oficiales de calendario A que presentaron estudiantes a las pruebas Saber 11, tres eran de matrícula técnica y 31, de matrícula académica y técnica.

Hace falta conexión con el proyecto de ciudad

La pertinencia de esta educación, en el sentido de lograr un mayor acceso y permanencia en trabajos de calidad, también fue objeto de análisis. “Va más allá de formar estudiantes para los empleos actuales. El sector educativo debe estar pensando en cuál es el proyecto de ciudad, de región o de país al que le está apostando”, indicó, por su parte, Nelson Lammoglia, vicepresidente de la unidad de consultoría empresarial del Centro Nacional de Consultoría.

A juicio de los expertos, la formación de los jóvenes debe estar alineada con la estrategia de desarrollo económico de la ciudad y del país. “No existe una visión unificada de la calidad de la formación técnica y tecnológica… Lo que hemos visto en otros países es que, si bien formar a las personas en competencias muy específicas les permite emplearse con rapidez en el corto plazo, a largo plazo no sabemos qué tan flexibles son para adaptarse a la transformación de la industria”, aseguró Carolina González, especialista en mercado laboral y seguridad social del Banco Interamericano de Desarrollo, BID.

En ese aspecto concuerda el experto Gabriel Torres, para quien la educación no debe servir únicamente a los intereses del mercado, es decir, formar personas productivas con habilidades diseñadas a la medida de la industria. “La Unesco ha insistido en la importancia de flexibilizar los currículos y los procesos educativos, de manera que sean para toda la vida y no solo para manejar un Callcenter”.

El empresario Alberto Espinosa, presidente de Alimentos e Inversiones de Colombia –Alina S.A.- indicó, por su parte, que es importante que el sistema educativo entienda las necesidades de competividad de las regiones para formar el capital humano que ello requiere.

Hoy, el 14,6% de la población bogotana entre 20 y 24 años asiste o asistió a cursos de formación para el trabajo en 2015 (en 2010 lo hizo el 19%) y el 19,4% de las personas entre 25 y 44 años. Según el informe, la mayoría de los cursos son de naturaleza privada (62%) y el 52% de ellos tienen una duración de hasta 40 horas.

“La formación para el trabajo tiene enormes potencialidades y sociales que no han sido del todo exploradas por la falta de claridad sobre su valor agregado… Bogotá ha privilegiado una concepción de esta formación orientada a brindar oportunidades para los estudiantes de educación media de colegios oficiales. La estrategia del Subsistema Distrital de Educación Superior representa un avance al reconocer como actores clave a las Instituciones de Formación para el Trabajo, FpT, y plantear la urgencia de cualificar su oferta. Sin embargo, no hay metas de resultado que permitan verificar el avance de esta propuesta”, dice el informe.

El Plan Distrital de Formación para el Trabajo, publicado en 2010, asume esta capacitación como la adquisición de competencias laborales específicas que permitan ejercer algún oficio o actividad y la enmarca dentro de los programas técnicos y tecnológicos que ofrece la educación superior en la ciudad, algunas modalidades educativas del SENA y los programas de educación para el trabajo y el desarrollo humano.

Daniel Gómez, gerente de articulación macrosectorial de la Cámara de Comercio de Bogotá, afirmó, por su parte, que para algunos empresarios los cursos de formación para el trabajo no aportan a la productividad laboral, por lo cual es necesario incluir su visión sobre las habilidades que demandan. Sin embargo, Paola Lesmes, rectora del Instituto Colombiano de Aprendizaje (INCAP), aseguró que sus egresados tienen muy buena inserción laboral y que el éxito se basa en que el sector productivo hace parte de la malla curricular, por lo cual sus programas son pertinentes para las necesidades empresariales.

Hoy, en Bogotá, según datos del Ministerio de Educación Nacional, existen 35 instituciones técnicas y tecnológicas.

 

Revive aquí la transmisión en vivo de la mesa técnica sobre educación orientada al trabajo – caso Bogotá.

Descarga aquí el informe completo.