¿Ciudadanos que ya no quieren montar en taxi?

Más allá de la legitimidad o no del paro convocado por el gremio de los taxistas, es importante encontrar respuestas de por qué, en algunos segmentos de la población, la elección tiende a favorecer a las aplicaciones de transporte y no a los taxis y cómo están influyendo factores de seguridad y conveniencia.

Durante esta semana el país está ante la expectativa de las decisiones que se tomen producto de la tensión entre el gobierno nacional, los gobiernos locales y el gremio de los taxistas. Entre las razones que dan los taxistas para hacer un paro nacional, están, por ejemplo, los precios en los combustibles, legalidad e informalidad en el transporte en donde las aplicaciones tienen un rol importante en la discusión y el régimen de sanciones. Desde Bogotá Cómo Vamos queremos dar una perspectiva ciudadana de qué tanto se usan los taxis y las aplicaciones y algunas de las razones por las que un sector de la ciudadanía prefiere las aplicaciones sobre los taxis.

Cuando hablamos del servicio al momento de transportarse en la ciudad los usuarios suelen valorar temas como la seguridad, las tarifas y la rapidez. Estos temas contrastan con la perspectiva del gremio de los taxistas, quienes se preocupan por los altos costos de su trabajo, como el pago de las cuotas del carro, el cupo, la afiliación a la empresa de taxis y la gasolina entre otros.

Si hacemos un análisis por estratos socioeconómicos, encontramos que el 16% de los bogotanos y bogotanas de estrato altos (5 y 6) usan taxi como su principal medio de transporte, mientras que el 19% de estos estratos usan aplicaciones. En estratos medios (3 y 4) el 9% usa taxis, mientras que el 5% usa aplicaciones. En los estratos bajos (1 y 2) se distribuye el modo con 2% para taxi y 1% para aplicaciones. En estas circunstancias, evidenciamos que, en general, los estratos medios y altos son los que más usan el transporte público individual, así como también los que más usan la alternativa de las aplicaciones.

En el estrato 6, por ejemplo, el 60% de quienes usan aplicaciones para desplazarse a su trabajo no está dispuesta a usar taxi. Además, el 57% de las personas que usan aplicaciones de transporte para ir a su trabajo reportan nunca usar el taxi para dichos fines.  Tiene razón el gremio de los taxistas en el paro nacional al manifestar su preocupación, puesto que se evidencia que en los estratos altos más personas usan aplicaciones que taxi.

Por Felipe Mariño, director de Bogotá Cómo Vamos,
publicada en el diario ADN, 23 de febrero de 2023