Blog: Concejales piden seguridad alimentaria en medio de crisis por COVID-19


Cabildantes denuncian alza desmedida de precios de alimentos. Piden establecer pico y cédula para compras en supermercados.

En el marco del foro permanente sobre la emergencia del COVID-19, que adelanta el Concejo de Bogotá, el Secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, aseguró que, a 30 de marzo, se han realizado 189 operativos de inspección, vigilancia y control para el cumplimiento de medidas de aislamiento en banca privada, call centers, calle, establecimientos de comercio, plantas industriales, plantas administrativas y plataformas de domicilios. Para esa fecha, se habían impuesto 36.340 medidas correctivas.

En relación con las aglomeraciones masivas y eventos públicos, el funcionario recordó que desde el 11 de marzo, con el Decreto 018, se suspendió la autorización de los eventos de más de 1.000 personas; el 13 de marzo, cambió a 500 personas y, posteriormente, con el Decreto 0397, se modificó a 50 personas.

Destacó, así mismo, 3 medidas: funcionarios del nivel central y alcaldías locales adoptaron tres turnos laborales desde el 13 marzo; teletrabajo desde el 17 de marzo y, finalmente, la provisión de 30 bicicletas para funcionarios y contratistas.

De otro lado, con el inicio del simulacro vital, la Secretaría de Gobierno realizó una encuesta masiva los días 20 y 21 de marzo, con el fin de entender las razones por las cuales las personas salían de sus casas y, a partir de esto, se construyó el programa Bogotá Solidaria en Casa.

El Secretario de Gobierno finalizó con 2 propuestas para el Concejo de Bogotá: primero, evaluar si las tres comisiones pueden asumir ejes temáticos en salud y atención sanitaria, impacto sobre la economía distrital, atención social y prestación de servicios sociales a población vulnerable; segundo, que, una vez por semana, en sesión del Concejo, se presente un informe de la Administración Distrital donde se evidencien las acciones realizadas en materia de salud, ayudas sociales e impacto económico en relación con el COVID-19.

La Secretaria General de la Alcaldía Mayor, Margarita Barraquer, señaló en su intervención las acciones realizadas por la Secretaría frente a la crisis de salud pública. Resaltó el teletrabajo para sus trabajadores, en específico mayores de 60 años, mujeres embarazadas y servidores con alguna sintomatología.

Barraquer dijo que la Secretaría General, antes del inicio del simulacro vital, implementó una estrategia de ‘pico y cédula’ para la atención de trámites y servicios en los puntos presenciales de la Red CADE. Con la expedición nacional de aislamiento preventivo, se suspendió la atención presencial en esta red; sin embargo, a través del Super CADE virtual hay trámites 100% virtualizados al servicio de los ciudadanos.

El último de la Administración por intervenir fue el Alto Consejero para las TICs, Felipe Guzmán. Señaló que la primera acción que hizo la Alta Consejería fue elaborar un protocolo de seguridad, a través de Red Privada Virtual (VPN), para la operación de bases críticas. Se activó la Comisión Distrital de Sistemas para verificar el teletrabajo en el Distrito y servicios digitales de cara a los ciudadanos.

Guzmán dijo que la Alta Consejería ha articulado propuestas digitales que se sumen a la Secretaría Distrital de Salud para solventar la emergencia. De igual forma, señaló el acompañamiento en el desarrollo e implementación del portal bogotasolidariaencasa.gov.co; el apoyo al IDPAC en la plataforma de solidaridad ciudadana “red de cuidado”; el trabajo conjunto con sectores de desarrollo económico para coordinar las iniciativas ciudadanas y de las empresas del sector TIC y el trabajo con la Secretaría de Educación para la identificación de recursos para la estrategia de «aprender en casa».

¿Qué dijeron los concejales?

La concejal Diana Diago insistió en la necesidad de la articulación de las alcaldías locales con la Secretaría de Gobierno, para hacerle frente a la emergencia. El concejal Andrés Forero propuso el establecimiento del pico y cédula en la ciudad para evitar las aglomeraciones en supermercados y entidades bancarias.

El concejal Emel Rojas de la bancada Colombia Justa Libres señaló la falta de coordinación entre los alcaldes locales y el Distrito para manejar la situación del coronavirus. Por otro lado, el concejal Marco Acosta, resaltó la necesidad de la seguridad alimentaria en la ciudad y cuestionó las medidas del gobierno distrital para garantizarla durante la crisis.

De la bancada de Bogotá para La Gente, los concejales Juan Baena y Marisol Gómez denunciaron las alzas en los precios y la afluencia masiva en las plazas de mercado. Finalizaron proponiendo establecer protocolos entre las alcaldías locales y la policía para proteger los precios y controlar la afluencia masiva en centrales de abastos.

Los concejales de la bancada de la Alianza Verde señalaron la necesidad de información diaria de las localidades que presentan mayor número de contagios.  El concejal Edward Arias dijo que las acciones que se están adelantando no son suficientes para suplir las necesidades de las personas. Los concejales propusieron hacer convenidos con el IDIGER y la Cruz Roja para adquirir kits de ayudas humanitarias.

De la bancada del Partido Liberal, la Concejal María Victoria Vargas preguntó sobre los criterios que tendrá la Administración para pasar de alerta amarilla a alerta naranja y, posteriormente, a alerta roja; teniendo en cuenta que los casos van en aumento. Por su parte, la concejal Sara Castellanos afirmó que la Secretaría de Gobierno es el canal y coordinador de ayudas humanitarias en la coyuntura. El concejal Armando Gutiérrez agregó que se deben realizar campañas del uso responsable de internet para evitar el colapso de las redes; también, que las alcaldías locales no están suministrando la información suficiente en los portales web.

El concejal Humberto Amín, de la bancada del Centro Democrático, destacó la importancia de saber los convenios suscritos entre la Administración Distrital y el Gobierno Nacional, así como con ONGs y entidades territoriales para mitigar el impacto del COVID-19 en la población bogotana.