¿Qué es CCV?

El ejercicio de evaluación y seguimiento al Concejo surge como apoyo al seguimiento que viene realizando Bogotá Cómo Vamos en la ciudad y busca fortalecer y hacer visible el desempeño institucional del Concejo de Bogotá a partir del seguimiento de sus atribuciones normativas y de control político. 

Desde el 2002 Concejo Cómo Vamos ha adelantado un seguimiento sistemático y periódico al desempeño institucional y la percepción ciudadana del Concejo, las bancadas y los concejales, y las mesas directivas. A partir de un marco metodológico, el programa produce información de manera periódica con el objetivo de brindar a la ciudadanía elementos de juicio; que conduzcan a fortalecer los ejercicios de control social y de rendición de cuentas en la ciudad. 

Importancia de esta medición

Concejo Cómo Vamos propende por una ciudadanía informada sobre la labor que realizan los concejales y las bancadas, además de implementar herramientas pedagógicas dirigidas a disminuir el abstencionismo y contribuir a mejorar la percepción que tiene la ciudadanía sobre la corporación. Continuamente, la Corporación hace un esfuerzo por visibilizar su gestión a través de la página Web, así como a través de los diferentes canales de comunicación y redes sociales. De igual manera, cuenta con espacios para la rendición de cuentas, de socialización y debates de interés para los ciudadanos; en estos invitan a las organizaciones, la academia, expertos, diferentes colectivos ciudadanos y demás actores públicos y privados con el fin de generar impacto, y hacer partícipe a la ciudadanía en las políticas públicas que se implementan en la ciudad. 

Concejo Cómo Vamos ha aunado esfuerzos para brindar información de primera mano a los ciudadanos y así incentivar su participación en las decisiones que se toman en pro del bienestar de Bogotá.

Metodología de medición y seguimiento

La metodología de Concejo Cómo Vamos se ha actualizado en los últimos años para responder a la dinámica de trabajo del Cabildo. Estas actualizaciones han tenido en cuenta las sugerencias de concejales, asesores, académicos, organizaciones, colectivos, en distintas mesas de trabajo. Por ello para 2024 que inicia un nuevo periodo constitucional tenemos una nueva metodología que incluye varios cambios. 

La nueva metodología de seguimiento y evaluación al Concejo de Bogotá incluye variables y criterios de medición cualitativa y cuantitativa centradas en la calidad y no en la cantidad de acciones que se realizan en la corporación. 

Por lo anterior, las variables consideradas, están definidas por las facultades asignadas a los concejales y a la Corporación en la Constitución de 1991, el Decreto-Ley 1421 de 1993 (Estatuto Orgánico de Bogotá) y las señaladas por el Reglamento Interno (Acuerdo 741 de 2019); normas que consignan sus competencias en materia normativa y de control político. 

La metodología de Concejo Cómo Vamos está en un constante proceso de actualización y mejora para que cada semestre la medición pueda ajustarse a la dinámica de trabajo del cabildo.  

Es importante mencionar que el ejercicio de evaluación surge como apoyo al seguimiento que viene realizando Bogotá Cómo Vamos en la ciudad y buscar fortalecer y hacer visible el desempeño institucional del Concejo a partir del seguimiento de sus atribuciones normativas y de control político asignadas a los/as concejales/as en la Constitución de 1991, el Estatuto Orgánico de Bogotá (Decreto-Ley 1421 de 1993) y las señaladas por el Reglamento Interno de la corporación (Acuerdo 741 de 2019 y la modificación realizada por medio del Acuerdo 837 de 2022). 

Por lo anterior, se eliminó el ranking general y la medición se desarrolló observando 3 componentes de evaluación independientes, priorizando el análisis cualitativo del desempeño de los concejales/as según las fortalezas de cada uno/a en las actividades realizadas directamente en las sesiones. Aunque la metodología no evalúa el trabajo comunitario de cada concejal, si se incluyó una variable de participación ciudadana que ofrece varias opciones concretas para acreditar que una iniciativa tiene en cuenta a la ciudadanía.  

En el documento anexo, se indican las variables actuales por cada componente después del retorno a la presencialidad en las sesiones 

Este producto busca conocer acerca de la Corporación, las funciones que desempeña, reconocer a los concejales de la ciudad, conocer la gestión del concejal por el que votó y exigir rendición de cuentas; pero, sobre todo, es de nuestro interés que los ciudadanos puedan construir un voto cada día más cualificado.  

Esta es una herramienta para usted, su familia, sus amigos, vecinos y conocidos. Por favor circúlela y ayúdenos a hacer pedagogía política. 

A partir del nuevo periodo constitucional, semestre 2024-I se buscan priorizar:

Así funciona el Concejo de Bogotá

¿Qué es el Concejo de Bogotá?

El Concejo de la ciudad es una corporación de tipo político-administrativo que ejerce sus funciones a nivel local y que representa a toda la ciudad, y sus intereses, sin distinción de la localidad o del lugar donde residan sus habitantes. Dichas funciones están encaminadas a dos actividades importantes: control político y actividad normativa.

Control político y vigilancia

El Concejo de Bogotá tiene la responsabilidad de vigilar, debatir y controvertir la gestión de la Administración Distrital y de todas sus entidades. El ejercicio de control político se realiza mediante proposiciones que presentan las bancadas en las comisiones permanentes o en la Plenaria según corresponda el tema. Para tal fin, el Concejo podrá citar a los secretarios, jefes de departamento administrativo y representantes legales de entidades descentralizadas, así como al Personero y al Contralor.

Actividad normativa

Los proyectos de acuerdo pueden ser de iniciativa de los concejales a título individual, o pueden ser presentados por bancada, o por varios; los proyectos de acuerdo también pueden ser de iniciativa del Alcalde Mayor. Para la discusión de los proyectos de acuerdo, se podrán designar hasta tres concejales ponentes, quienes deben presentar un informe sobre el contenido del proyecto de acuerdo y una conclusión con ponencia positiva o negativa.

Para que un proyecto se convierta en acuerdo de la ciudad debe someterse a dos debates: el primero, en una de las comisiones permanentes del Concejo según el tema que aborde el proyecto; y el segundo debate, se realiza en la Plenaria de la Corporación.

El Concejo de Bogotá está conformado por la Plenaria (45 concejales) y las Comisiones Permanentes (Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial), (Gobierno) y (Hacienda y Crédito Público). Cada Comisión, así como la plenaria tienen una mesa directiva conformada por 3 concejales de distintos partidos. Además, cada concejal tiene la posibilidad de escoger a los miembros de su Unidad de Apoyo Normativo – UAN – .

Las comisiones permanentes se dedican al estudio especializado de los temas que le sean propios en materia normativa y de control político. Cada una está compuesta por una tercera parte de los concejales miembros de la Corporación.

Plenaria

La Plenaria reúne a los 45 concejales para llevar a cabo funciones de control político, aprobar en segundo debate proyectos de acuerdo y tomar decisiones sobre la Corporación.

Al comienzo de cada periodo legal, los concejales deben postularse para integrar una de las tres comisiones existentes y rotar en ellas durante los cuatro años de trabajo. Dichas comisiones tienen funciones que se enmarcan en el control político y la actividad normativa. Cada una de éstas se encarga de temas particulares de la ciudad.

Comisión Primera Permanente del Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial

La Comisión Primera es la encargada de ejercer las funciones de control político y actividad normativa para: planeación; hábitat; movilidad;  ambiente; salud y cultura, recreación y deporte. De igual forma, da trámite inicial al Plan de Ordenamiento Territorial (POT), el cual reglamenta el uso del suelo, el espacio público, el desarrollo urbano y habitacional de la ciudad; entre otras funciones.

Comisión Segunda Permanente de Gobierno

La Comisión Segunda es la encargada de ejercer las funciones de control político y actividad normativa en temas de: educación; integración social; gestión pública; gobierno; seguridad, convivencia y justicia; mujer; gestión jurídica y la organización administrativa en la estructura de la administración pública distrital; entre otras funciones.

Comisión Tercera Permanente de Hacienda y Crédito Público

La Comisión Tercera se encarga de ejercer las funciones de control político y actividad normativa para los sectores de hacienda, desarrollo económico, industria y turismo. Concentra sus actividades en asuntos como el Plan Anual de Rentas e Ingresos y Gastos e Inversiones del Distrito Capital, organización y gestión de la Contraloría Distrital, el cupo global de endeudamiento del Distrito, entre otros aspectos.

Comisión legal para la equidad de la mujer

ARTÍCULO 35A. Es la encargada, tal como lo establece la Ley 1981 de 2019 o la norma que la modifique o adicione de fomentar la participación de la mujer en el ejercicio de la labor normativa y de control político con el fin de mejorar las circunstancias materiales e inmateriales de la población femenina.
La Comisión Legal para la Equidad de la Mujer podrá estar conformada por todas las mujeres concejalas que integran esta Corporación, así como los hombres y las diversidades que así lo deseen; en ella, se dará participación a todos los partidos políticos, movimientos significativos de ciudadanos o coaliciones dando prioridad a las mujeres electas como concejalas

El cabildo distrital funciona, conforme a la Ley 974 de 2005, por bancadas, al igual que las demás corporaciones públicas y que los partidos políticos.

El régimen de bancadas fue implementado desde el 19 de Julio de 2006 y desde entonces, “busca fomentar la actuación coordinada y la toma de decisiones de forma democrática para lograr mayores niveles de eficacia, eficiencia y responsabilidad en el funcionamiento de las corporaciones públicas”. Dentro del Concejo de Bogotá, la actuación en bancadas incentiva el trabajo organizado y promueve el respaldo en las iniciativas normativas y en el ejercicio de control político, además de permitir establecer posiciones políticas en bloque sobre temas específicos de la ciudad.

Bancadas Unipersonales:

Bancadas Minoritarias (entre 2 a 4 concejales):

Bancadas Mayoritarias (más de 5 concejales/as):