El Concejo debate el presupuesto 2023 de Bogotá

Dentro de la propuesta presentada al Concejo se resalta que el valor aproximado es de 31,6 billones.

El escenario capitalino es optimista con el crecimiento económico de la ciudad.

El 01 de noviembre, la Administración Distrital radicó el Proyecto de Acuerdo 598 Por el cual se expide el presupuesto anual de rentas e ingresos para la vigencia 2023, el último año de la administración de la Alcaldesa Claudia López. Lo anterior, se suma a la agenda del cabildo distrital con discusiones estratégicas como la del ingreso de Bogotá a la Región Metropolitana con Cundinamarca que fue aprobada el 10 de noviembre.

Dentro de la propuesta presentada al Concejo de Bogotá se resalta que el valor aproximado es de 31,6 billones de pesos, lo que implica el doble de lo que costaría la primera línea del metro de Bogotá. Para determinar su magnitud, el presupuesto de la ciudad es un poco menos del 10% de la propuesta de presupuesto de la nación que presentó el gobierno de Gustavo Petro ante el congreso, que es de aproximadamente 405,6 billones de pesos para la vigencia 2023.

El escenario capitalino es optimista con el crecimiento económico de la ciudad por la recuperación que ha evidenciado Bogotá después de la crisis producto de la pandemia del COVID-19 si se compara con el comportamiento de las principales variables económicas del nivel nacional. En este contexto, las apuestas principales de la administración Distrital están relacionadas con los proyectos de movilidad, que representan el 33 % del presupuesto solicitado, seguido por los proyectos de educación, con un 24 %, y salud con un 14 %.

Sin embargo, la preocupación de algunos concejales y concejalas no se hizo esperar. Se señala el difícil escenario macroeconómico en el que se va a discutir el proyecto de acuerdo. Los altos niveles de inflación, el deterioro del peso frente al dólar, los pronósticos de un menor crecimiento económico en el contexto internacional y nacional que tendrá efectos en la desaceleración de la demanda agregada para el 2023, además de la presión que se ha hecho a las vigencias futuras con los diferentes proyectos de cupo de endeudamiento presentados este año por la administración distrital. A esta deuda adicional, que se le atribuyó a la economía de la capital, se le suma la discusión que se ha presentado en el cabildo sobre la propuesta de destinar 2,9 billones al Fondo de Estabilidad Tarifaria para cubrir el déficit financiero que trae el Sistema Integrado de Transporte Público de Bogotá.

Si bien las discusiones continúan, desde Bogotá Cómo Vamos resaltamos que dichos debates son fundamentales para la ciudad, pero se están realizando con muy pocos concejalas y concejales, lo cual podría tener repercusiones en la legitimidad del proceso de discusión. En el debate de control político citado por el Centro Democrático, el pasado 18 de noviembre en comisión de hacienda, no hubo más de 6 concejales a lo largo de la sesión. Lo que se suma a un patrón que empieza a consolidarse en el Concejo de finalizar sesiones con no más de 4 concejales. En lo que va del segundo semestre, Concejo Cómo Vamos ha identificado que, en promedio, las sesiones están empezando a las 9:30 a.m. y duran alrededor de 3,11 horas. Un poco más de 4 de cada 10 sesiones se levantan por falta de quorum o sin justificación por parte de la mesa directiva. Así mismo, el promedio de permanencia de concejales en sesión por comisión es 9 de 15. En el caso de sesiones de plenaria permanecen 24 de los 45 concejales que deberían estar en los debates de control político.

Lo anterior debe preocupar a la ciudadanía capitalina y se convierte en un llamado a mantener una alta permanencia de concejales y concejalas en los debates y discusiones del presupuesto 2023.

Por: Felipe Mariño, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

Columna de opinión publicada en EL TIEMPO, 30 de noviembre de 2022