CONSUMO MINIMO VITAL DE AGUA EN BOGOTÁ


El Concejo de Bogotá debatió acerca de las implicaciones que trae para la ciudad el suministro o provisión del derecho al mínimo vital de agua potable para estratos 1 y 2 de la ciudad. Este debate giró en torno a elementos como la carga tributaria para los demás estratos, el financiamiento de la iniciativa y el papel de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá en la prestación del servicio.

La bancada del Partido Liberal, en cabeza de los Concejales Jorge Durán y Jorge Ernesto Salamanca, resaltaron inconvenientes relacionados con la falta de estudios técnicos que posibiliten una prestación del servicio bajo el parámetro de suficiencia y calidad;
y aseguraron que el costo fiscal que representa para el Distrito esta iniciativa es alrededor de 120 mil millones de pesos.

Por otra parte el concejal Hosman Martínez del partido Verde, planteó la posibilidad de reevaluar los criterios de distribución del subsidio por estratos, y la necesidad de crear cultura ciudadana en torno al uso del agua, asegurando que en Bogotá se da un despilfarro del 37% del recurso. De igual manera el concejal Diego García de Progresistas, afirmó que el 100% de la población rural del Distrito no recibe agua potable.

A estas inquietudes, el gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, Diego Bravo Borda y la Secretaria de Hábitat María Mercedes Maldonado;
afirmaron que se han adelantado iniciativas en busca de la mejora sistemática de la prestación del servicio y que actualmente 3,2 millones de ciudadanos han sido beneficiados con el mínimo vital establecido en 6 metros cúbicos mensuales.