Desnutrición infantil en Bogotá

Dos niños Embera murieron este mes, según Medicina Legal por problemas respiratorios y otras complicaciones. Estos bebés nacieron en medio de malas condiciones de salubridad. Sus muertes hacen parte de una triste estadística de 29 niños y niñas fallecidos desde que llegaron a la UPI La Rioja. Adicionalmente, en este momento 15 niños más se encuentran en Cuidados Intensivos y bajo pronóstico reservado, sin que ni el gobierno nacional, ni el distrital den una respuesta efectiva para solucionar esta emergencia humanitaria.

Aunque es difícil encontrar información focalizada en la población étnica que vive en la ciudad, la Encuesta de Percepción Ciudadana 2022 – EPC, realizada por Bogotá Cómo Vamos nos permite tener un panorama sobre las inequidades que caracterizan la capital del país con respecto a la seguridad alimentaria y situación nutricional en primera infancia. Según la EPC, en 2022 el 65% de los bogotanos afirmó que la alimentación en los menores de seis años fue buena. Al desagregar por estratos, vemos que mientras que el 100% de los niños y niñas estrato 5 y 6 tuvieron una buena alimentación, tan solo el 58% de estratos 1 y 2 la tuvieron, esto es casi la mitad. De igual manera, el 80% de los niños y niñas menores de 6 años asistieron a controles de crecimiento y desarrollo durante 2022, pero los resultados varían entre estratos. Mientras que la totalidad de niños en estratos 5 y 6 asistieron a estos controles, solo el 81% de estratos 1 y 2 lo hicieron.

Frente a la desnutrición crónica, Bogotá venía reduciendo la cifra hasta la pandemia, pero se disparó, explicado por la crisis económica del confinamiento y la inflación de los precios de los alimentos. La desnutrición crónica en la primera infancia pasó de 12% en 2019, la menor cifra en décadas, a 15% en 2020. Esto quiere decir que retrocedimos 12 años y volvimos a los niveles de 2008 en tan solo un año. En 2022 La cifra empieza a mejorar con una incidencia del 13%.

En este sentido, reiteramos el llamado de atención que venimos haciendo junto con Fundación Éxito relacionado con mejorar las condiciones de la primera infancia en la ciudad. El desarrollo de una ciudad no es sostenible si no ponemos en primer nivel de prioridad a los niños y niñas y garantizamos que nadie quede atrás.

Por: Felipe Mariño, director de Bogotá Cómo Vamos
director@bogotacomovamos.org

Columna de opinión publicada en el Diario ADN, 25 de mayo de 2023