El robo de celulares

En 2013, la satisfacción con el servicio a celular cayó de 75% en 2012 a 45%.

En 2013, la satisfacción con el servicio a celular cayó de 75% en 2012 a 45%. Esto indica que el Estado debe afinar acciones para evitar posibles abusos de los fabricantes y operadores, tales como el cambio en la regulación de la venta de aparatos que entró en vigor esta semana, y la protección del usuario en el caso de hurto.

En Bogotá, cada día ocurren más hurtos de celulares. En 2013, el problema del hurto a personas incrementó, pues hubo 25.243 casos en Bogotá, un aumento de casi 4.000 casos con respecto a 2012. En la Encuesta de Percepción Ciudadana, el 70% de los ciudadanos que reportó haber sido víctima de atraco, robo o raponazo aseguró que le habían robado el celular, cifra que aumentó un 10% frente a 2012. Por su parte, la Encuesta de Percepción y Victimización de la Cámara de Comercio de Bogotá reportó que el 17% de los ciudadanos fue víctima de un delito de las cuales 75% fue víctima de hurto a personas y de ellos el mayor porcentaje correspondía a robo de celulares.

La administración distrital debe coordinar las acciones para reducir el robo de celulares. Entre otros, se debe insistir en un proceso de identificación de los focos de robo a los aparatos y ubicar allí mayor presencia institucional, garantizar el control de los establecimientos que ofrecen venta, reparación y reprogramación de móviles insistiendo en el cierre de aquellos que no cuenten con autorización del Ministerio TIC. Además, es necesario que el Gobierno Nacional mejore los mecanismos para la judicialización de personas involucradas en el robo y reventa de celulares.

_____________________

Esta columna fue publicada hoy en ADN.