Blog: “Hay que fortalecer medidas para mejorar la calidad del aire”: Concejales


Sumario: Cabildantes insisten en impulsar movilidad sostenible, mejorar las mediciones y entregar al ciudadano información clara sobre los niveles de contaminación del aire. También, implementar acuerdos aprobados sobre el tema en periodos pasados.

 

Finalizado el debate de control político sobre la calidad del aire en la ciudad, los concejales le insistieron a la Administración fortalecer las medidas para reducir la contaminación ambiental en la ciudad. Pidieron, en particular, mayor regulación a las emisiones de fuentes móviles y fuentes fijas y actualizar el Plan Decenal de Descontaminación.

El derecho a la salud y a un aire limpio deben garantizarse, afirmó la concejal Gloria Elsy Díaz, por lo cual, acotó, las administraciones tendrán que tomar decisiones que afecten al sector productivo en aras de priorizar la salud pública. Solicitó implementar los acuerdos aprobados por el Concejo en los periodos pasados.

Carolina Urrutia, secretaria de Ambiente, señaló las medidas adoptadas por la Secretaría: los operativos de fuentes móviles y fijas durante todo el año (una capacidad que puede y debe mejorar); el control y seguimiento a las fuentes fijas de contaminación (con las medidas preventivas de cierre, para asegurar el cumplimiento de la Ley); y el trabajo conjunto con los Centros de Diagnóstico Automotriz (necesario para garantizar una buena calidad del aire en la ciudad). Urrutia indicó que el sistema troncal de TransMilenio, produce de manera limpia y contribuye muy poco al material particulado; sin embargo, el SITP sí genera un problema de contaminación mayor, pero no se puede sacar de circulación todos los buses.

Por otro lado, Luz Amanda Camacho, directora de la UAESP, explicó que se acordó un protocolo con el Ministerio de Salud para el manejo de los cuerpos de personas fallecidas por el COVID-19.  Ahora, sobre los residuos hospitalarios y peligrosos señaló que el operador ha acatado la dotación especial exigida por el Distrito para la recolección de estos, y está funcionando con normalidad para atender la coyuntura.

Andrés Escobar, gerente de la Empresa Metro de Bogotá, presentó los estudios de impacto ambiental y social de la Primera Línea del Metro (PLMB); realizados con base en el manual de estudios ambientales del Ministerio de Ambiente y las salvaguardas de la Banca Multilateral. A partir de esto, surgió el Plan de Manejo Ambiental y Social. El funcionario afirmó que el manejo de la arborización será un componente fundamental de la obra. Agregó, además, que el Metro contribuirá a la disminución de los viajes en vehículos a combustión; en 2030 se calcula que, con la entrada en operación de la PLMB, se reducirá en 10 millones de emisiones de toneladas de CO2, 3 millones de toneladas de NOx y 258 toneladas de SO2.

¿Qué dijeron los concejales?

La concejal Diana Diago, señaló que el ‘Pico y Placa Ambiental’ es una medida que se ha quedado corta, pues no ha logrado reducir la contaminación y llegar a la raíz del problema. De igual forma, el concejal Andrés Forero hizo un llamado a la Secretaría de Ambiente a reevaluar la medida al terminar el periodo de la cuarentena.

La concejal Susana Muhamad hizo un recuento del material particulado en la ciudad desde el año 1998 hasta el 2015; mostrando así una mejoría desde el 2008 por las medidas adoptadas en la administración de Samuel Moreno junto con Ecopetrol (para mejorar el diésel de la ciudad) y, la entrada del SITP, en la Bogotá Humana de Gustavo Petro (donde se chatarrizaron aproximadamente 6.000 buses).

Muhamad señaló que actualmente no se ven medidas concretas para mejorar la calidad del aire en la ciudad. La Concejal propuso, entre otras cosas, retomar el plan de ascenso tecnológico de la flota, pasando a energía eléctrica. Frente a esta propuesta, se sumó el concejal Samir Abisambra quien señaló que se deben convertir los vehículos automotores a tecnología limpia, principalmente eléctrica; y, de igual manera, la concejala Heidy Sánchez quien propuso priorizar la movilidad eléctrica en el transporte público y particular.

Acerca del tema del COVID-19, el concejal Armando Gutiérrez dijo que se debe revisar la calidad del aire y la bioseguridad como factores necesarios; por lo cual, solicitó a la Administración Distrital trabajar de la mano con las autoridades sanitarias.

¿Cómo concluyó el debate?

El concejal Yefer Vega afirmó que la calidad del aire en Bogotá no ha mejorado debido a los incendios en la Orinoquia y en Venezuela. Indicó que la ciudadanía tiene derecho a saber de dónde proviene la mala calidad del aire de Bogotá; si de los incendios, o de la combustión de los vehículos e industrias. Considera también que, la Empresa Metro podría incentivar la renovación de la flota de los vehículos de carga que operen en el desarrollo de la obra y, como mínimo, exigir que sea EURO V.

Por su parte, la bancada de Bogotá para la Gente concluyó que la ciudad necesita un sistema público de bicicletas para desincentivar el uso de combustibles fósiles; destacó, además, que las nuevas metas del Plan Distrital de Desarrollo, en lo referente a la calidad del calidad del aire, son adecuadas.

El concejal Julián Rodríguez, solicitó ajustar la escala de medición de calidad del aire a los estándares internacionales e incluir a la comunidad en el monitoreo. Mientras tanto, el concejal Edward Arias, consideró que esta coyuntura es ideal para realizar las mediciones de calidad del aire en la ciudad.

La bancada del Polo Democrático, finalizó diciendo que la contaminación no solo afecta a los humanos sino también a la fauna, la flora y a los ecosistemas acuáticos. El concejal Celio Nieves, dijo que, debido al aislamiento obligatorio, han reaparecido animales silvestres en varios lugares de la ciudad. Agregó, también, que se debe fortalecer la política pública de salud; ampliar la red de ciclorrutas; disminuir las troncales de TransMilenio y aumentar el arbolado urbano en la ciudad.

El concejal Marco Acosta, intervino diciendo que se debe pavimentar el 100% de las vías (para evitar el polvo que contamina el aire); aplicar las medidas correctivas en la industria y renovar la flota de carga que ingresa a la ciudad.