Índice de ciudades modernas

¿Cómo le fue a Bogotá en el Índice de Ciudades Modernas (ICM)? Esta herramienta del DNP mide el desempeño de las ciudades, municipios y entes territoriales del país en variables sociales, económicas, tecnológicas, ambientales, institucionales y de seguridad.

Bogotá ocupó el segundo lugar con 68 puntos sobre 100, después de Medellín que ocupó el primer lugar con 69; ambas en la categoría “ALTO”. A nivel departamental, la capital tuvo el mejor puntaje: 68 puntos; le siguió Atlántico con 56. La capital lideró el área de productividad, competitividad y complementariedad (80), así como también la de sostenibilidad ambiental (77). De igual manera, nuestra ciudad ocupó el tercer puesto en gobernanza, participación e instituciones además de equidad e inclusión social. No le fue bien en seguridad (59) y en la de ciencia y tecnología (79).

El análisis que diferencia al ICM de otros índices, radica en su perspectiva de las categorías de sistemas de ciudades. Bogotá, al ser una aglomeración urbana (aunque hasta ahora se esté conformando la región metropolitana) es un nodo atractivo que ayuda a explicar los resultados de su desempeño en productividad y competitividad. La capital se configura como la que conecta múltiples municipios circundantes y que se alimentan, por ejemplo, de la oferta educacional que conecta hasta 60 municipios y a la que migran de otros 533.

Estas herramientas de medición, con análisis a mayor profundidad y buscando complementariedad, contribuyen a identificar oportunidades de mejora en términos de oferta pública y privada de bienes y servicios, así como para evidenciar buenas prácticas institucionales que pueden ser replicables.

Por: Felipe Mariño, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

Columna publicada en Diario ADN, 12 de mayo de 2022