Información pública, de verdad

La legislación colombiana dice que toda la información pública es de libre acceso a los ciudadanos. En efecto, los documentos públicos están al alcance de quién pregunte por ellos, sin embargo, el Estado ha fallado al ofrecer a la ciudadanía los mecanismos para poder consultar a qué se dedican las entidades públicas y cómo se han invertido los recursos públicos. Hay iniciativas interesantes, por ejemplo, el Catálogo de Datos Abiertos del Gobierno de Colombia o MetroInformación en Medellín.

Bogotá Cómo Vamos promueve el ejercicio de un gobierno transparente y efectivo, para eso pide cuentas constantemente a la administración de su trabajo. En contadas ocasiones, el programa ha encontrado que la información entregada por los gobiernos no es completa o es incoherente. Esto dificulta que los ciudadanos conozcan las condiciones de vida reales de la ciudad y puedan exigir un mejor ejercicio de gobierno.

El empoderamiento ciudadano de los datos oficiales promueve una ciudadanía activa que exige un trabajo más serio del gobierno para trazar metas y evaluar logros. En ese sentido, durante 2014, el programa trabajará en la creación de una herramienta que les permita a los ciudadanos tener acceso a la mayor cantidad posible de datos de la calidad de vida en Bogotá con el propósito de formar una ciudadanía más participativa que tenga la información para evaluar a su ciudad.

__

Esta columna fue publicada originalmente en ADN Bogotá el 22 de enero de 2014