La larga votación de la recusación de los concejales

El agitado caso de la recusación hecha por el Concejal Javier Palacios presentada el pasado 17 de julio por fin llegó a su fin, ayer la sesión Plenaria del Concejo de Bogotá después de un mes de dilatar la discusión, votó los impedimentos y recusaciones que evitaban dar comienzo al debate sobre la aprobación del cupo de endeudamiento, proyecto presentado por la administración en febrero del presente año.

El procedimiento dio inicio con la votación de los impedimentos que 20 concejales radicaron, el argumento principal de dichos impedimentos se basó en el obstáculo a ejercer el voto por pertenecer a la misma bancada de alguno de los concejales recusados.

Esta votación que se llevó a cabo haciendo uso del nuevo sistema electrónico con el que cuenta el Concejo de Bogotá (por medio de lector de huella digital), se dio de manera rápida y efectiva. A catorce concejales les fue negado el impedimento y aprobado a los seis cabildantes integrantes del movimiento progresistas para no votar las recusaciones de los dos concejales pertenecientes a su bancada.

Como los nueve concejales recusados no podían estar presentes, una de las dificultades que tenía la presidenta Name era el poder conseguir y mantener el quórum durante toda la sesión para poder llevar a cabo la votación de la recusación;
vale la pena señalar que esta decisión contaba con su último día de plazo por parte de la Plenaria del Concejo antes del vencimiento de los términos.

En una jornada maratónica, la mesa directiva logró la votación que resultó mayoritariamente negativa para todos los involucrados, el único voto positivo a todas las recusaciones se dio por parte del concejal Juan Carlos Flórez quien argumentó su voto mencionando que habían vicios de trámite, dado que según su opinión, la bancada progresista no podía votar ninguna de las recusaciones radicadas.

De los 36 concejales que debían estar presentes en el recinto para la sesión, asistieron 35, la única ausente en el proceso fue la Concejal Clara Lucia Sandoval del partido de la U. Sin embargo algunos concejales que aunque estuvieron presentes en la sesión, no participaron en el proceso de votación de las recusaciones, ellos fueron: Andrés Camacho, Jorge Ernesto Salamanca, Roberto Hinestrosa y Omar Mejía.

Finaliza así un capítulo del Concejo en el que las críticas abundaron por la regular gestión que se viene llevando a cabo en la Corporación, un mes tardó la mesa directiva en efectuar el proceso de votación de la recusación, tema que paralizó la discusión en el Concejo de temas relevantes para la ciudad y los bogotanos.

Aún hace falta una decisión importante, la definición de qué pasará con la curul del Concejal José Juan Rodríguez Rico, esperemos que no se tarde un mes más.