Los desafíos del presupuesto


Ayer empezó en el Concejo de Bogotá la discusión del presupuesto que tendrá Bogotá para el próximo año. Según el proyecto radicado, serán 16,6 billones de pesos que deberán destinarse para terminar el Plan de Desarrollo de la actual Administración y dar inicio al de la próxima. Parte fundamental del empalme que están llevando a cabo las administraciones saliente y entrante debe conducir al entendimiento, el diálogo y la flexibilidad para concertar y ejecutar las prioridades de ambas partes.

En el primer semestre del 2016 deberá concluirse el Plan de Desarrollo de la Bogotá Humana que contempla $ 8,4 billones para educación, movilidad, salud e integración social, rubros que, al igual que este año, se llevarán la mitad del presupuesto. Llama la atención que el presupuesto total destinado para gobierno, seguridad y convivencia no supera el 3% mientras que para el sector ambiente el 1%.

Si bien la discusión del presupuesto tiene los retos de responder tanto a quienes llegan como a quienes se van, no se debe perder de vista la ciudad y sus problemas. Según la más reciente Encuesta de Percepción Ciudadana, los temas que deberían ser prioridad para la Administración según la ciudadania son salud, educación, empleo, pobreza, movilidad y seguridad.

Estas seis prioridades deberían servir para orientar la discusión que se seguirá dando en el Concejo. Los bogotanos no podemos ser ajenos a la misma y debemos velar porque los desafíos de la ciudad, y los recursos establecidos para solucionarlos, sean tratados y debatidos con celeridad y profundidad.