NUEVO «PICO Y PLACA» NECESITA CRONOGRAMA DE OBRAS

El Programa Bogotá Cómo Vamos advierte que cualquier modificación a la medida de «pico y placa» en la ciudad podría colapsar si previamente no se establece un cronograma concreto de las obras que actualmente se están realizando en Bogotá y de las que se tienen previstas en el Plan de Desarrollo recientemente aprobado.

«Cualquier cambio que se adopte funcionará en el corto plazo pero en el futuro puede resultar ineficaz sino existe una efectiva planeación de las vías, cruces y frentes de obra que sufrirán cambios en la ciudad», aseguró Alexandra Rodríguez, coordinadora de Bogotá Cómo Vamos.

También es necesario analizar cómo funcionaría la medida con la entrada en operación del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) y cuál será su impacto. Según Rodríguez, «las modificaciones al pico y placa se deben pensar a largo plazo y teniendo en cuenta todos los cambios que tendrá la movilidad en Bogotá. Las modificaciones de hoy pueden no ser funcionales con las nuevas demandas que tendrán las vías de Bogotá con la puesta en marcha del SITP ni con los desvíos por obras de infraestructura nuevas».

De acuerdo con la encuesta de percepción Bogotá Cómo Vamos realizada en el año 2011, solo el 41% de los bogotanos considera que los ciudadanos se comportan bien con respecto al acatamiendo del «pico y placa», pero el 25% considera que es poco probable que una persona sea castigada si incumple la medida.

De acuerdo con la coordinadora de Bogotá Cómo Vamos, «esta percepción resulta interesante si se tiene en cuenta que cualquier modificación supone una mayor capacidad de control y despliegue por parte de las autoridades encargadas del tráfico de la ciudad, y más si se plantean zonas que no serían sujetas a la medida restrictiva».