Percepción ciudadana

La Encuesta de Percepción Ciudadana 2022 ha puesto sobre la mesa datos contundentes respecto a la situación social de la ciudad que no pueden ser ignorados en la incipiente contienda electoral: subió a 25% los bogotanos -especialmente mujeres y personas mayores de 55 años- que reportan que no completaron las tres comidas en el último mes y la ciudadanía reclama a la administración acciones en salud, empleo y pobreza.

Aspirantes a la administración de la capital pueden tomar atenta nota de ese contundente llamado para diseñar sus planes de Gobierno, y, posteriormente, sus planes de desarrollo y metas de gestión dirigidas a responder a las más sentidas demandas ciudadanas y garantizar el disfrute de la ciudad.

Un indicador de percepción sobre la satisfacción con la ciudad debería ser una meta plan, que demuestre el compromiso del gobierno más allá de los discursos y que sea un indicador para juzgar su desempeño y la efectividad de los recursos dirigidos a su cumplimiento.

Bogotá ha avanzado mucho en proponerse metas plan relacionadas con mejorar percepciones, especialmente en el sector de la seguridad, pero parece justo tener una conversación más amplia sobre lo que nos impide transitar hacia compromisos con la satisfacción ciudadana en otras áreas.

La ventaja de esta propuesta que hacemos desde Bogotá Cómo Vamos es que la ciudad cuenta con organizaciones como la nuestra con trayectoria, objetividad, transparencia y rigurosidad técnica, ofrecen herramientas para hacer seguimiento a dichas percepciones y medir el impacto que tienen los planes, programas y proyectos de una administración que se la juega por poner a las personas en el centro, esta vez, de verdad.

¿Qué tal si, además de plantearnos avanzar hacia la satisfacción ciudadana en términos generales, podemos diseñar metas que prioricen la satisfacción de poblaciones históricamente relegadas como jóvenes, personas mayores, mujeres, entre otros?

No dejemos pasar esta oportunidad.

Por: Felipe Mariño, director de Bogotá Cómo Vamos
director@bogotacomovamos.org
Columna de opinión publicada en el Diario ADN, 27 de abril de 2023