PREOCUPACIÓN POR MOVILIDAD EN BOGOTÁ


La bancada del Partido Conservador en el Concejo de Bogotá realizó un debate de control político a los funcionarios del sector movilidad, debido a su preocupación por el Estado de la malla vial de la ciudad y de la peatonalización de la Carrera Séptima; decisión que fue improvisada, según los concejales Omar Mejía y Soledad Tamayo.

El concejal Roger Carrillo se manifestó inconforme por el estado en que se encuentra la malla vial en Bogotá, debido a que hay huecos que tienen más de 10 años sin intervención. “4.5 billones de pesos es una cifra baja para lo que necesita la ciudad en esa materia, si no hay vías de calidad es difícil la implementación del SITP”, señaló el cabildante.

Al respecto, María Fernanda Rojas, directora del IDU, indicó que se está implementando una metodología de intervención. “La malla vial local le corresponde a la Unidad Administrativa de Rehabilitación y a los Fondos de Desarrollo Local. No obstante, hay un trabajo conjunto con el IDU para priorizar la malla vial y un 40% de los Fondos de desarrollo local se destinarán a mejorar las vías”.

La concejal Soledad Tamayo aseguró que “la peatonalización de la Carera 7 se efectuó sin estudios técnicos”, por lo que considera que es una medida improvisada. Por su parte, el concejal Omar Mejía señaló que si la Administración quiere dejar la Carrera 7 peatonal de forma permanente, debe llevar al Concejo un proyecto de acuerdo al respecto debido a la competencia que tiene con respecto al uso del suelo.

Antes de finalizar la sesión, la Secretaria de Planeación, María Mercedes Maldonado, señaló que “no hay cambio de uso del suelo porque la vía continuaría privilegiando al peatón como uno de los componentes de movilidad.