Así funciona Bogotá

1. Plan de Desarrollo

Distrital

Bogotá Cómo Vamos le hace seguimiento al Plan Distrital de Desarrollo a través del Informe de Calidad de Vida que se publica anualmente. En esta sección se pone en contexto la composición y la importancia del Plan de Desarrollo en Bogotá.

Es la hoja de ruta de la Administración Distrital que determina el rumbo de la ciudad en los próximos cuatro años. Sus propuestas deben ser medibles y cuantificables.

Según el Acuerdo 12 de 1994 el Plan de Desarrollo tendrá como fundamentos:

¿

?

Qué debe contener

el Plan de Desarrollo

Visión 2028:

Por el derecho a la ciudad en el

Plan de Desarrollo Distrital

En su esfuerzo por robustecer la formulación del Plan de Desarrollo Distrital (PDD), Bogotá Cómo Vamos presentó una serie recomendaciones alineadas con los desafíos más apremiantes que enfrenta Bogotá y que deberían estar en el texto que marcará el rumbo de la capital de país en los próximos años. 

Se trata de un conjunto de 23 temas entre los que se destaca la necesidad de abordar problemas urgentes como seguridad, movilidad y pobreza, proponiendo una revisión exhaustiva de los indicadores de seguimiento, debido a las crecientes brechas observadas en términos de género, ingresos, y las que se ven entre distintas localidades. De igual forma, se enfatiza sobre la necesidad de realizar la actualización de los indicadores que realizan seguimiento a la gestión, pues son esenciales para orientar de manera más efectiva las acciones gubernamentales. 

Bogotá Cómo Vamos resalta cinco recomendaciones, proponiendo indicadores específicos para medir el progreso en estas áreas clave:

Estas recomendaciones, basadas en los resultados del último Informe de Calidad de Vida y la Encuesta de Percepción Ciudadana 2023, buscan actualizar los indicadores bajo el concepto del Derecho a la Ciudad y el principio de No Dejar a Nadie Atrás, alineándose con la Agenda 2030 en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Reflejan el compromiso de Bogotá Cómo Vamos en contribuir a un desarrollo inclusivo y sostenible para la ciudad, instando a una revisión profunda y significativa en la formulación del próximo Plan de Desarrollo Distrital. 

Desafíos frente a la planeación del territorio

2. Plan de Ordenamiento

Territorial

La ciudad presenta desafíos frente a la planeación del territorio y enfrenta retos como, por ejemplo, el cambio climático, eficiencia energética, movilidad sostenible, entre otros. Por otro lado, el Covid-19 ha mostrado la importancia de planificar ciudades inclusivas, sostenibles y resilientes que le permitan adaptarse a los cambios.  

Bogotá Cómo Vamos, presentó recomendaciones para la formulación, el articulado del proyecto de Acuerdo y discusión del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) en el Concejo de Bogotá, con el objetivo de contribuir en la visión de largo plazo de la ciudad; con un enfoque transversal hacia el Desarrollo Urbano Sostenible.   

¿Qué es el Plan de Ordenamiento

Territorial (POT)?

Es la carta de navegación de los municipios y distritos para planear su desarrollo de tal forma que puedan prepararse a los desafíos del crecimiento, mejorar la calidad de vida de las personas y la competitividad de las ciudades. Esta norma establece los usos del suelo, y los lineamientos de crecimiento de la ciudad. Garantiza el cuidado de los recursos naturales y áreas protegidas. Le permite a los ciudadanos y a la Administración Distrital orientar sus acciones en materia de desarrollo urbano y rural

El POT afecta a todos los ciudadanos. Por ejemplo, según lo establecido, evita que al lado de su casa ubicada en una zona residencial, le construyan una discoteca, pero también puede permitir que muy cerca funcionen equipamientos como un hospital o un jardín para garantizarle el fácil acceso a diferentes servicios. A esto se refiere los usos del suelo.

Con el POT también se deben proteger los recursos naturales, por ejemplo, debe garantizar que el humedal que es un recurso natural de toda la ciudad no se convierta en terreno urbanizable. Además destina los suelos en los que se realizarán la construcción de vías, áreas verdes y espacio público. Entre muchas otras disposiciones.

Tenga en cuenta que una de las premisas del POT es que prima el bien público sobre el particular.

  • Mejorar la calidad de vida de los habitantes, mediante el acceso a oportunidades y beneficios que ofrece el desarrollo de la ciudad.
  • Garantizar que todos los ciudadanos tengamos acceso a los servicios comunes de la ciudad: vías, parques, colegios, hospitales, servicios públicos, vivienda digna.
  • Procurar la utilización racional del suelo para favorecer el interés común, la sostenibilidad ambiental y la preservación del patrimonio.
  • Velar por la sostenibilidad ambiental y la seguridad de la población ante riesgos naturales.

Debe ser el resultado de un proceso de participación y concertación entre la Alcaldía, actores privados como gremios de diversos sectores y la ciudadanía en general. Entre estos actores se encuentra, por ejemplo: la Corporación Autónoma Regional (CAR), el Consejo Territorial – CTPD, el Concejo de Bogotá, gremios económicos, actores comunitarios, sociedad civil, entre otros.

Su elaboración tiene tres fases:

  • Formulación: es el periodo en el que se realiza el alcance, el prediagnóstico y diagnóstico y se elabora la propuesta de POT.
  • Concertación y consulta ciudadana:  es la etapa en la que se presenta a la CAR, la cual establece los determinantes ambientales y es responsable del manejo, asesoría y aprobación del proyecto de POT en lo concerniente a los asuntos ambientales. La CAR dispone de 45 días hábiles para pronunciarse después de presentada la propuesta. También se encuentra el CTPD, que es una instancia de participación ciudadana que agrupa a diferentes grupos y sectores de la ciudad, el cual estudia la propuesta y cuenta con 30 días hábiles para pronunciarse y dar observaciones.
  • Aprobación: fase en la que es presentado el proyecto de Acuerdo al Concejo de la ciudad, el cual estudia, debate y aprueba o no el POT. Si el Concejo no se llegara a pronunciar en un periodo de 90 días, el Alcalde lo podrá adoptar por decreto.

Cada 12 años.

Las autoridades municipales y distritales podrán revisar y ajustar los Planes de Ordenamiento Territorial o sus componentes una vez vencido el período constitucional inmediatamente anterior.

En las revisiones de los Planes de Ordenamiento se evaluará por los respectivos Alcaldes los avances o retrocesos y se proyectarán nuevos programas para el reordenamiento de los usos de servicios de alto impacto.

Recomendaciones

de Bogotá Como Vamos para el POT

Teniendo en cuenta la importancia que implica el POT para la ciudad, al ser la hoja de ruta para la planeación de la ciudad durante 12 años, Bogotá Cómo Vamos hizo una revisión del contenido programático presentado en los Artículos 565° a 571° del documento presentado para la discusión ante el Concejo de Bogotá, y presenta unas breves reflexiones, usando como referencia los análisis realizados por expertos en diferentes temáticas en el Informe de Calidad de Vida del 2020. Estas reflexiones, hacen referencia a los subprogramas de reasentamiento, manejo integral de residuos sólidos, cualificación del hábitat y vivienda de interés social y vivienda de interés prioritario. Con esto, el Programa busca incidir de manera positiva en el mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos y en un mejor POT para el desarrollo sostenible de la ciudad.

4 Recomendaciones

al POT

Trabajo de acompañamiento

en el proceso del POT.

3. Localidades

Cómo Vamos

Antonio Nariño

Usaquén

Suba

Engativá

Fontibón

Kennedy

 

Bosa

Ciudad Bolívar

Usme

San Cristobal

Tunjuelito

Chapinero

Barrios Unidos

Teusaquillo

Santa Fe

La Candelaria

Los Mártires

Puerta Aranda

Rafael Uribe Uribe

Sumapaz

4. Alianza

Migración

Integración socioeconómica

de la población migrante en Bogotá

Los Cómo Vamos de Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla, y en colaboración con Cuso Internacional y la Fundación Santo Domingo, presentaron los informes que permitieron identificar en cada una de estas ciudades las necesidades y desafíos relacionados con la inclusión socioeconómica de la población venezolana migrante, específicamente en empleabilidad y emprendimiento.

A través de la alianza “Inclusión Migratoria para el Desarrollo Local” los Cómo Vamos buscan incidir en la formulación de los planes de desarrollo para asegurar una migración inclusiva, con estrategias concretas y metas específicas.

Las recomendaciones se agrupan en los componentes: regularización, caracterización socioeconómica y sociolaboral, empleabilidad, emprendimiento, cohesión social, gobernanza migratoria y enfoques poblacionales.

Algunas recomendaciones para Bogotá son:

  • Fortalecer el ejercicio de orientación legal y migratoria en los Centros Intégrate de la ciudad.
  • Promover el registro de la población venezolana en el SISBEN.
  • Desarrollar e implementar, en colaboración con el Ministerio del Trabajo y el de Educación, un programa de convalidación de títulos.

Conoce aquí el informe y las

recomendaciones