Realidad de la seguridad


¿Qué pasa en realidad con la seguridad en la ciudad? Si bien el 2020 venía mostrando varios de los principales indicadores a la baja, la percepción de seguridad no acompañaba estos resultados; la última fase de la encuesta #miVozmiCiudad, realizada por Bogotá Cómo Vamos, dio cuenta que el 77% de las personas encuestadas manifestó sentirse inseguro en la ciudad y el 68% en el barrio.

El año 2021 ha confirmado una hipótesis discutida el año pasado. Los indicadores de seguridad en 2020 eran reales, pero no significaban que la seguridad estaba mejorando, sino que, el efecto pandemia, también había influenciado en los resultados. Según los datos de la Secretaría de Seguridad, en el periodo enero-mayo 2021, los homicidios aumentaron en un 6,3%, los hurtos a personas un 11,6%, el hurto a celulares en 13,5%, el hurto a automotores en un 8,1% y el hurto de motocicletas un 32,6%.

A este escenario se suma la renuncia del Secretario de Seguridad, los hechos generados por bloqueos, protestas sociales y actos vandálicos a los bienes públicos, junto con denuncias de violación a derechos humanos. Con este panorama, la ciudad tiene la necesidad y la oportunidad de iniciar una nueva conversación sobre los determinantes de la inseguridad y los posibles caminos para superar los desafíos; y así brindarle a la ciudadanía una mejor calidad de vida y un entorno seguro para la reactivación social y económica.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos. 

director@bogotacomovamos.org

Columna publicada en Diario ADN, 1 de julio de 2021