Región Metropolitana

Solo hace falta la sanción presidencial para que la Región Metropolitana Bogotá – Cundinamarca, sea una realidad. Hay varios retos institucionales que son fundamentales para que este nuevo escenario, cumpla con su propósito y brinde a los habitantes una mejor calidad de vida.

Es importante definir los criterios para que se configuren los hechos metropolitanos; pieza fundamental para determinar qué municipios serán parte de este nuevo modelo. No solo la definición es un reto, sino los cuerpos institucionales que deberán considerarse para aprobar o no las postulaciones. En este sentido se espera que el Consejo Regional, sea la instancia que revise qué indicadores son los adecuados para justificar las nociones de sostenibilidad, alcance territorial y beneficios entre otros, halladas en la descripción de los criterios de los hechos metropolitanos.

Adicionalmente, será necesario superar los trámites requeridos a nivel municipal y de ciudad, de construir un Plan Director de Desarrollo y Ordenamiento Territorial. La experiencia, por lo menos en Bogotá en temas de ordenamiento como ya se sabe, es complejo considerando la coyuntura en que en esta semana posiblemente sea adoptado el POT por decreto, conservando la tradición de los últimos planes de la ciudad.

Desde Bogotá Cómo Vamos estaremos atentos a los desarrollos institucionales necesarios que deben fortalecer el modelo de integración regional propuesto. Así mismo, seguiremos trabajando desde la rigurosidad técnica y de cercanía con la ciudadanía, en procura el mejoramiento de la calidad de vida de los capitalinos.

Por: Felipe Mariño, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

Columna publicada en Diario ADN, 23 de diciembre de 2021