Se mueve el carrusel

El daño que le hizo el carrusel de la contratación a Bogotá es incalculable. Además de los recursos que presuntamente fueron desviados, la ciudad sufrió una crisis institucional sin precedentes que no solo se advierte en las condenas judiciales impartidas a los implicados en los escándalos de corrupción, sino que sus consecuencias se mantendrán por largo tiempo en la forma en como afecta la confianza de los ciudadanos en la ciudad, el gobierno y los funcionarios públicos.

El comienzo del fin del carrusel en el Concejo se marcó hoy con la condena de Hipólito Moreno, a quien un juez le ordenó 78 meses de detención domiciliaria, por su participación irregular en la licitación de las ambulancias públicas de la ciudad. El ex concejal aceptó los cargos imputados por la Fiscalía y debido a ese acuerdo tendrá una reducción de la mitad de su condena y un arreglo para devolver parte de los recursos de los que se apropió. La condena será leída por el juez el 26 de agosto y podría ser entre 4 y 15 años de prisión. El episodio que llevó a Moreno a la cárcel es bien particular pues participó en un proceso que terminó por adjudicar de manera irregular el servicio de ambulancias públicas que ha afectado la prestación del servicio de urgencias en la ciudad. Su condena también fue extraordinariamente rápida, fue notificado de la imputación de cargos, negoció un pre acuerdo con la Fiscalía y fue condenado unas semanas después.

Hipólito Moreno solía ser uno de los políticos más poderosos de Bogotá, desde su curul llegó a coordinar la coalición de partidos que apoyaron a Samuel Moreno en el Concejo de Bogotá. La influencia de Moreno hizo que en Bogotá los partidos de la U y Polo Democrático cogobernaran en el Distrito a pesar de estar enfrentados en el escenario laboral.

Por otro lado, se encuentra el concejal Jose Juan Rodríguez capturado en el pasado mes de junio por sus presuntos vínculos en el carrusel de la contratación. El futuro de la curul del concejal encarcelado estará en manos de la Plenaria de la Corporación en las sesiones ordinarias que empiezan el 1 de agosto 2013.

También, estaban planeadas para la semana pasada las audiencias de imputación de cargos contra los concejales Orlando Parada y Andrés Camacho del Partido de la U. Las dos diligencias fueron canceladas porque los abogados defensores de los concejales renunciaron, sin embargo, versiones de prensa anunciaron que el concejal Camacho también busca un acuerdo para tener beneficios legales.

La situación de Hipólito Moreno podría hacer que los tres concejales mencionados determinen un cambio en sus procesos y lleguen a un acuerdo con la Fiscalía o que sus procesos se aceleren por las posibles declaraciones y pruebas que aporte Moreno para concretar el acuerdo con la Fiscalía. Lo importante del caso es que después de varios años de investigaciones penales y de prensa se han logrado establecer algunos de los responsables de los delitos contra el patrimonio de los bogotanos y se empezaron a recuperar parte de los dineros perdidos.