Artículos

Tiempo de biciusuarios

La bicicleta, como alternativa de transporte para el autocuidado, llegó para quedarse en Bogotá. La Administración habilitó ciclovías provisionales para facilitar la movilización de los biciusuarios; desde el inicio de la cuarentena, se ha hecho evidente que los ciudadanos optaron por la bicicleta como la mejor forma para desplazarse.

No sorprende la preferencia de los bogotanos por este modo de transporte. Entre 2016 y 2019, se presentó un aumento de 3 puntos en el porcentaje de personas que usa la bicicleta como  principal medio de transporte; pasó de 8% a 11% según nuestra Encuesta de Percepción Ciudadana.

Sin embargo, el hurto a las bicicletas sigue siendo un fenómeno preocupante para la seguridad. En el último año, se presentaron 8.032 hurtos; 1,4% más que en 2018 (7.919). Del total de casos registrados, en un 69% no se empleó ningún arma y en un 22% se hizo uso de arma blanca. Engativá, Suba y Kennedy concentraron el 44% de los casos.

Ahora, la satisfacción con la bicicleta viene disminuyendo. Según los resultados de nuestra Encuesta de Percepción, en 2016 83% de los bogotanos se sentía satisfecho y, para 2019, el 81%. Sin embargo, en 2018 se presentó una drástica caída teniendo un resultado de 62% en la satisfacción.

En este momento de coyuntura, cuando vemos un aumento importante de usuarios de bicicleta, trabajar en la seguridad, así como en infraestructura, se convierten en asuntos que requieren especial atención. Lo cierto es que, en los últimos meses, hemos sido testigos que la bicicleta se ha convertido en la alternativa de movilidad en medio de la crisis sanitaria. Bogotá tiene el reto de repensarse el futuro de la movilidad para el cuidado de sus habitantes.

Por: Felipe Bogotá, Director de Bogotá Cómo Vamos. 

director@bogotacomovamos.org

Columna de Opinión, publicada en Diario ADN, 30 de julio de 2020

Foto de Personas creado por freepik – www.freepik.es

Opinión

Más que una semana por la bicicleta

Durante esta semana se han llevado a cabo diferentes iniciativas sobre la bicicleta para reconocer la importancia que cada vez toma este modo de transporte en las ciudades, por su eficiencia en los desplazamientos y los efectos positivos en la movilidad sostenible.
Se estima que el 5% de los bogotanos utiliza la bicicleta para desplazase en sus actividades habituales. En el occidente de la ciudad es donde más personas manifiestan usar este medio de transporte. Además, en tres localidades (Suba, Kennedy y Engativá) se concentra el 43% de infraestructura vial.

Aunque la Administración tiene entre sus metas ampliar la red de ciclorrutas (100 km) y fomentar más su uso, aún falta cubrir varios frentes en donde las intervenciones son débiles. Por ejemplo, se desconoce qué va a pasar con el Sistema Público de Bicicletas. La más reciente propuesta tuvo problemas legales. Por otro lado, falta profundizar en aspectos como parqueaderos adecuados y seguros, iluminación, semaforización y señalización. También es necesario trabajar en estrategias para modificar comportamientos ciudadanos indebidos en la vía, como hacer cruces prohibidos, no respetar los límites de velocidad, como sucede con las bicicletas a motor; y no utilizar el casco y el chaleco reflectivo; por citar algunas situaciones.

Ahora que se aproxima la definición de un nuevo Plan de Ordenamiento Territorial, la bicicleta debe ser protagonista estratégica en la planeación de la ciudad. En los próximos años habrá zonas que se van a densificar por el resultado del desarrollo inmobiliario o por la especialización de actividades económicas, allí se debe pensar en una cobertura adecuada y una conectividad idónea para facilitar que los viajes de corta distancia se realicen por este medio de transporte.

director@bogotacomovamos.org