Artículos

Plan bici-seguridad

Bogotá presentó la Política Pública de la Bicicleta 2021-2039, la cual busca «mejorar las condiciones físicas, socioeconómicas y culturales de la ciudad para el uso y disfrute de la bici». Un propósito tiene 5 objetivos: seguridad vial y personal, mejorar la experiencia de viaje, inclusión y la promoción de actividades económicas.

Este es un paso importante para impulsar una agenda de movilidad sostenible, aprovechando el escenario que ha dejado el Covid-19 en la ciudad. Hay varios elementos para destacar, entre ellos: la destinación de recursos específicos; la incorporación de un objetivo de inclusión hacia mujeres, niños, niñas y jóvenes; el aumento en el cupo de ciclo-parqueaderos y la ampliación de la red de ciclorrutas.

Ahora, llama la atención que dentro de la inversión proyectada el 1,1% ($34.284 millones de pesos) será destinado a seguridad vial y peatonal. En Bogotá, durante el periodo 2019-2020, no sólo aumentó el hurto de bicicletas en un 32%, sino que también ha habido un incremento del 445% entre 2016 y 2020; siendo así un tema crucial al momento de impulsar este modo de transporte.

La disposición ciudadana a usar la bicicleta está presente; según la encuesta #miVozmiCiudad realizada en julio 2020 por Bogotá Cómo Vamos, el 16% de los encuestados dijo que utilizaría la bici como principal medio de transporte. Esta disposición debe estar acompañada de incentivos de confianza y seguridad; de no ser así, se correría el riesgo de contar con más y mejores carriles sin el uso esperado por parte de los ciudadanos.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org 

Columna publicada en Diario ADN, 4 de marzo de 2021

Foto de Personas creado por freepik – www.freepik.es

Artículos

Bogotá más competitiva

Bogotá ocupó nuevamente el primer lugar en el Índice de Competitividad Departamental 2020; realizado, desde hace 8 años, por el Consejo Privado de Competitividad y la Universidad del Rosario. Éste mide 4 factores, 13 pilares y 102 indicadores evaluando temas como: calidad de las instituciones, salud, infraestructura, educación, mercado laboral, entorno de negocios, entre otros.

La capital tuvo una calificación de 8,33 sobre 10; seguida por Antioquia con 6,8. Este es un resultado esperado si se tiene en cuenta que produce el 25% del PIB Nacional; pero también, frente a otros, presenta mejores resultados en indicadores, como: pobreza multidimensional, cobertura en salud, calidad en educación superior, índice de penetración de internet y acceso a servicios públicos.

Ahora, la ciudad presentó temas en los que deberá trabajar. Uno de ellos es sostenibilidad ambiental, donde ocupó la sexta posición; esto relacionado a los bajos resultados en la proporción de superficie cubierta por bosque y generación de emisiones de CO2 en fuentes fijas. Lo anterior, se convierte en un llamado a la ciudad por priorizar y fortalecer las acciones para la adaptación y mitigación al cambio climático.

Por último, llamó la atención que, al ser la economía líder del país, en el pilar de mercado laboral la capital no ocupó el primer lugar debido a su alta tasa de desempleo y subempleo objetivo vinculado a la informalidad. Este resultado pone sobre la mesa la importancia de seguir trabajando por una reactivación económica incluyente, principalmente para jóvenes y mujeres.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos.

director@bogotacomovamos.org 

Columna publicada en Diario ADN, 25 de febrero de 2021. 

Artículos

El reto de la percepción en seguridad

El año pasadosi bien varios de los principales indicadores de seguridad como homicidios, hurtos, lesiones personales, delitos en el transporte público, cerraron con un balance positivootros parecerían ser los resultados para el sector desde la percepción ciudadana.  

 Según la última encuesta de Percepción y Victimización de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), la percepción de inseguridad aumentó 16 puntos al pasar de 60% en 2019, a 76% en 2020; registrando el nivel más alto en los últimos cinco años. De igual manera, la encuesta #miVozmiCiudad, realizada en noviembre por Bogotá Cómo Vamos, evidenció que el 7% de las personas dijo sentirse seguro en la ciudad y 13% en el barrio. 

Svarios de los resultados del sector han sido positivos, ¿por qué la percepción de seguridad está a la baja?, ¿por qué es importante trabajar en ella?; y, por consiguiente, ¿cómo mejorarla? Para analizar este tema, hay que tener presente dos elementos:  primero, es un indicador difícil de revertir en el corto plazo y, segundo, es afectada por factores directos e indirectos. 

Entre los factores directos se encuentra, por ejemplo, que si bien casi todos los tipos de hurtos han disminuido excepto el de bicicletas-, las armas empleadas, sumado a hitos como la muerte de una persona en el transporte público o los hechos ocurridos el 9 de septiembre de 2020, han tenido efectos en la ciudadanía y su percepción de seguridad 

Por otro lado, se encuentra la confianza en la policía. La calificación del servicio presenta una tendencia a la baja según la encuesta de la CCB; entre 2015 y 2020 la satisfacción de quienes acudieron a ella pasó de 20% a 16%. Por otro lado, #miVozmiCiudad reportó que el 18% de los encuestados dijo sentirse satisfecho con la forma en cómo ésta ha atendido la emergencia del coronavirus.  

Según el estudio estadístico y espacial para Bogotá de Gélvez, J. D. (2018), sobre los determinantes que se relacionan con la percepción de inseguridad, un factor indirecto es cómo la percepción de inseguridad es más alta en los grupos socioeconómicos bajos, la cual podría estar asociada a las dinámicas en las que se desenvuelven las personas y los territorios 

Entonces, ¿por qué es importante la percepción? Si las personas se sienten satisfechas con su entorno, éste puede llegar a convertirse en un escenario propicio para la buena convivencia; podrían disfrutar tranquilamente de los espacios públicos, caminar y usar la bicicleta, además de resultados positivos para la actividad económica, entre otros. Por otro lado, la percepción incluye la satisfacción con la prestación del servicio; la cual permite conocer la opinión de los usuarios en temas como: policía, líneas de atención de emergencia, acceso al sistema de justicia, etc 

Combinando las respuestas de la primera y segunda pregunta, se presenta un escenario complejo, pero, a la vez, es una oportunidad para mejorar la percepción de seguridad en la ciudad. 

Unpropuesta es la recomendación que realizó la CCB en su última encuesta: el diseño y ejecución de un proyecto para mejorar las habilidades blandas de los funcionarios y apoyo a la MEBOG en la construcción de confianza con el ciudadanoEsto, sumado a las acciones que viene desarrollando el distrito, como la reactivación de la obra para la sede de la Policía Metropolitana; además del anuncio de la llegada este año de cerca de 1.500 uniformados 

De igual manera, es importante seguir buscando la integración de la ciudadanía en temáticas esenciales. Por ejemplo, si el hurto de bicicletas ha crecido en la ciudad, indicador que aumentó un 32% entre 2019 y 2020, ¿cómo se incluye a la comunidad en la formulación de propuestas para contener y entender la problemática? En estos casos, es valioso y necesario, el fortalecimiento e involucramiento de los espacios de participación. 

Por otro lado, se destaca la periodicidad con la que el distrito ha comunicado los resultados del sector y nuevas iniciativas. Los escenarios de transparencia y rendición de cuentas son propicios para recuperar la confianza de la gente. 

Según Gélvez, J. D. (2018) la percepción no es un indicador de evaluación directa sobre la gestión institucional en la seguridad de la ciudad; sin embargo, podemos considerarlo un aspecto clave y, por eso, trabajar en la confianza ciudadana es fundamental para una reactivación sostenible. 

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos. 

director@bogotacomovamos.org 

Columna de opinión publicada en Periódico El Tiempo, domingo 21 de febrero de 2021

 

Artículos

Reactivar el espacio público

Desde el inicio de la pandemia, la agenda pública estuvo marcada por los impactos en el cierre de actividades y, por consiguiente, cuándo se procedería con la reactivación. Desde septiembre, hasta ahora, tomó fuerza la reapertura del sector educativo debido a los efectos generados por el confinamiento en niños, niñas y jóvenes. Ahora, llegó el momento de los parques, plazas y áreas verdes.

Los espacios públicos, aunque son lugares donde se desarrolla la recreación y el deporte, también son escenarios que promueven la convivencia, la cultura ciudadana, la cohesión social; incluso un intercambio político sano. De acuerdo con la segunda fase de la encuesta virtual #miVozmiCiudad, realizada en noviembre de 2020 por Bogotá Cómo Vamos, las personas respondieron que salir de paseo (36%), ir a parques o plazas públicas (20%), e ir a actividades religiosas (17%) serían las actividades que más beneficiarían su calidad de vida durante la reapertura.

La ciudad presenta retos frente a este desafío. Según #miVozmiCiudad, en su primera fase (julio), la satisfacción con el espacio público fue del 21%; mientras que en su segunda etapa alcanzó un resultado del 28%. Por otro lado, 3 de cada 10 encuestados dijo estar satisfecho con la calidad de los parques y las áreas verdes disponibles en la ciudad.

El escenario post Covid-19 es una oportunidad propicia para promover el mejoramiento del espacio público, reivindicar su importancia en el desarrollo de los ciudadanos y su esencial labor en la calidad de vida y sostenibilidad de las ciudades.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos. 

director@bogotacomovamos.org

Columna publicada en Diario ADN, 18 de febrero de 2021

Artículos

Integración e Inclusión

Esta semana el Gobierno anunció la creación del Estatuto Temporal de Protección para regularizar a casi un millón de venezolanos en el país. Esta noticia tiene un impacto para Bogotá.

Según cifras oficiales, la capital registra el mayor número de población venezolana, frente a otras ciudades, con 347.178 personas;  de las cuales, 206.473 cuentan con el ‘Permiso Especial de Permanencia’ (PEP). Lo anterior significa que el 41% de los refugiados y migrantes no tendría estatus migratorio, siendo un impedimento para acceder a oportunidades socioeconómicas y desencadenando en posibles líos para la ciudad en general.

Según el estudio de caso de Bogotá de Mixed Migration Centre (2020), la población venezolana se enfrenta a un conjunto de riesgos en la ciudad, que incluyen la discriminación, el acoso y la xenofobia; a menudo asociados con la nacionalidad y la condición migratoria irregular.

La medida anunciada por el Gobierno no es la única solución al tema migratorio en población venezolana; sin embargo, es un nuevo comienzo para conocer la realidad y visibilizar la importancia de la inclusión y la protección de la población migrante; y, en especial, aquellos en situación de vulnerabilidad.

Para Bogotá sigue siendo costoso, por ejemplo, tener altas tasas de informalidad en el mercado laboral o altos niveles de irregularidad en la tenencia de la tierra en los asentamientos informales. Esta es una invitación para que la formulación de política pública siga buscando la integración; de esta manera hablaremos de la generación de capital social de todas las personas que componen un territorio.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos. 

director@bogotacomovamos.org 

Columna publicada en Diario ADN, 11 de febrero de 2021. 

Artículos

Ya se encuentra disponible la tercera fase de la…

  • Luego de la acogida que tuvieron las dos primeras fases de la Encuesta Virtual, en las que participaron más de 90 mil personas en 35 municipios del país, la Red de Ciudades Cómo Vamos y Fundación Corona lanzan a partir de esta semana la tercera fase de #MiVozMiCiudad
  • Esta será la tercera encuesta virtual, con la cual se completará un ciclo de evaluación de un año de la percepción sobre la calidad de vida durante la coyuntura por la COVID-19. Los resultados de las tres fases estarán disponibles a partir de marzo de 2021.
  • Nuevamente se hace una invitación a los ciudadanos para participar de esta encuesta, independientemente si participaron o no en las fases anteriores, y a estar atentos a los resultados que toman el pulso a las ciudades en una coyuntura clave para el país

9 de febrero de 2021. Luego de la divulgación de los resultados de la segunda fase de la encuesta virtual #MiVozMiCiudad en diciembre del año pasado, llega la tercera encuesta que busca medir la percepción de los ciudadanos, cerca de un año después del primer confinamiento que hubo por la COVID-19 en marzo de 2020.

Durante las anteriores entregas se indagó sobre 11 temáticas claves como la percepción de la calidad de vida en sus ciudades, el optimismo de sus habitantes, empleo, salud, pobreza, educación, movilidad, seguridad, comportamiento ciudadano ante las medidas adoptadas para enfrentar la Covid-19 y gestión de las alcaldías, entre otras. #MiVozMiCiudad es el nombre de la serie de encuestas virtuales que la Red de Ciudades Cómo Vamos y Fundación Corona lanzaron a partir del año 2020 en conjunto con 18 programas Cómo Vamos a nivel nacional, con el fin de medir el bienestar subjetivo en estos territorios.

Esta tercera fase tiene como objetivo generar información sobre la evolución y cambios en las percepciones y necesidades de la ciudadanía en medio del confinamiento, la reactivación económica y el inicio del proceso de vacunación. De hecho, los resultados de las encuestas anteriores han evidenciado bajos niveles de satisfacción con las medidas que las alcaldías del país han tomado para hacerle frente a la emergencia sanitaria. Por ejemplo, con relación a las medidas de reactivación económica, la satisfacción entre los encuestados no superó el 50% durante el mes de noviembre. “Con esta herramienta se viene aportando al debate y a la toma de decisión a nivel local, en tiempos de un profundo cambio social y económico, donde la información veraz y actualizada es de suma importancia para tomadores de decisión y para el público en general” afirma Mónica Villegas, gerente de proyectos de Fundación Corona.

Los habitantes de Armenia, Barbosa, Barranquilla, Bogotá, Bucaramanga, Buenaventura, Cajicá, Cali, Cartagena, Chía, Cogua, Cota, Cúcuta, Floridablanca, Gachancipá, Girón, Ibagué, Jamundí, Manizales, Medellín, Montería, Nemocón, Pereira, Piedecuesta, Puerto Colombia, Quibdó, Santa Marta, Socorro, Soledad, Sopó, Tabio, Tenjo, Tocancipá, Tuluá, Vélez, Yumbo y Zipaquirá, podrán acceder a la encuesta para reportar sus percepciones frente al  clima de opinión de su ciudad en medio de la coyuntura actual.

La Red de Ciudades Cómo Vamos está compuesta por 21 programas Cómo Vamos a nivel nacional, que reúnen a 45 municipios donde habita cerca del 60% de la población urbana de Colombia. Los socios nacionales de esta iniciativa son la Fundación Corona, El Tiempo Casa Editorial, la Pontificia Universidad Javeriana y la Cámara de Comercio de Bogotá, y cuenta con más de 150 socios a nivel local en los diferentes programas Cómo Vamos.

Los resultados de esta tercera encuesta se divulgarán a mediados del mes de marzo, en aras de servir como insumo para el análisis de los cambios en la percepción que han tenido los colombianos en sus territorios durante el desarrollo de la pandemia entre 2020 y 2021.

*Comunicado de la Red Colombiana de Ciudades Cómo Vamos, 9 de febrero de 2021. 

Artículos

Participa en la tercera fase de la encuesta virtual…

Luego de la acogida que tuvieron las dos primeras fases de la Encuesta Virtual, en las que participaron más de 90 mil personas en 35 municipios del país, la Red de Ciudades Cómo Vamos y Fundación Corona lanzan a partir de esta semana la tercera fase de #MiVozMiCiudad; con la cual se completará un ciclo de evaluación de un año de la percepción sobre la calidad de vida durante la coyuntura por la COVID-19.

Esta tercera fase tiene como objetivo generar información sobre la evolución y cambios en las percepciones y necesidades de la ciudadanía en medio del confinamiento, la reactivación económica y el inicio del proceso de vacunación.

A través de #miVozmiCiudad queremos conocer tu opinión, para que juntos construyamos una mejor ciudad. ¡Cuéntanos cómo está la calidad de vida en Bogotá!

Ingresa AQUÍ y compártenos tu opinión

 

Artículos

Financiar la ciudad

El financiamiento de Bogotá depende del comportamiento de su ciclo económico. Si la economía va por buen camino, es decir, las empresas generan ingresos y empleo, se recaudan mayores tributos que permiten financiar obras e inversión social. Sin embargo, este no fue el panorama del 2020.

La principal fuente de ingresos de la ciudad es el Impuesto de Industria y Comercio  (ICA); el cual, a cierre 2019, representaba el 43% de los ingresos sobre los cuales tiene control el distrito. Le sigue, el Impuesto Predial, teniendo una participación del 36%. Ambos casos demuestran que su recaudo depende de la actividad económica y del poder adquisitivo de los bogotanos, para poder cumplir con las obligaciones tributarias por la posesión de bienes.

Estamos frente a un escenario complejo debido la contracción económica del año 2020 y el 2021 aún no muestra señales de recuperación; proyectando dificultades de sostenibilidad para los años 2022 y 2023.

En tiempos de menores ingresos y aumento del gasto social para contener la crisis, es indispensable pensar en soluciones innovadoras. Se destaca que se han buscado, de forma determinada, soluciones convencionales como: deuda e inversión en infraestructura. Sin embargo, se pueden acompañar de nuevas ideas. Acaso, ¿será el momento de pensar en tributos progresivos o de forma diferencial a quienes, por ventajas competitivas, les va mejor?. Decisiones complejas pero los tiempos que se avecinan también son complejos.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos. 

director@bogotacomovamos.org

Columna publicada en Diario ADN, 4 de febrero de 2021

Artículos

Desafío: vacunación

Después de hablar sobre los niveles de contagio, prevención, ocupación de UCI y de la capacidad del sistema de salud para atender el Covid-19, llegó el momento de la vacunación, una etapa que presenta desafíos.

Primero, el proceso requiere de una cadena de articulación que inicia con la provisión de vacunas, pasando por la coordinación del gobierno nacional con las ciudades y cómo éstas llegan a las entidades de salud para disposición de la población. El segundo reto es logístico. Se hace necesario contar con una distribución eficiente y oportuna; lo cual implica puntos adecuados para suministro, cuidado en la manipulación para no afectar la cadena de frío, programación de las jornadas, entre otros.

El tercero: priorización. Las vacunas siguen siendo un recurso escaso que requiere analizar variables de salud, demográficas e incluso éticas. Por último, se encuentra la percepción y disposición a vacunarse, para lo cual importante realizar campañas de pedagogía y sensibilización; sin embargo, estos procesos suelen tardar tiempo en permear.

Lo anterior, nos permite concluir que el país y las ciudades se enfrentarán a diversos desafíos que necesitan de la voluntad política, la colaboración y el trabajo articulado. Esto debe llevarnos a la reflexión que las vacunas no serán una solución de corto plazo; para lo cual el gobierno deberá seguir trabajando en armonizar el cuidado de la salud y la reactivación económica, así como la ciudadanía seguir concientizando la importancia de las medidas de autocuidado.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos. 

director@bogotacomovamos.org

Columna publicado en Diario ADN, 28 de enero de 2021

Foto de Médico creado por rawpixel.com – www.freepik.es