Artículos

Una ciudad inteligente

El concepto de ciudad inteligente cada vez toma fuerza como un paradigma que las grandes aglomeraciones deben incorporar para potenciar oportunidades y solucionar desafíos urbanos. Si bien el concepto evolucionó, la definición se centra en describir como la que facilita la movilidad, mejora los servicios sociales, es sostenible y da voz a los ciudadanos.

A 2019, Bogotá registró un índice de penetración de Internet de 25,2%; un indicador alto para el orden nacional, pero lejano para el promedio de la OCDE (31,6%). En cuanto a movilidad sostenible, se presentan rezagos: entre 2009 y 2019 el número de autos subió en un 83%; y, para el periodo 2011 y 2019, se evidencia una caída en los modos sostenibles de transporte: pasando de 72% a 67%.

Este panorama tiene impactos directos en el medio ambiente. Por ejemplo, la calidad del aire en Bogotá sigue siendo un tema de preocupación: 90% del material particulado PM 2.5, que afecta en la salud, viene del transporte de carga y vehículos antiguos.

Ahora, una ciudad inteligente es aquella que da voz a los ciudadanos. Según nuestra última  Encuesta de Percepción Ciudadana, el 52% de las personas no participa en ningún espacio; convirtiéndose en un asunto a mejorar para incentivar a la ciudadanía en asuntos públicos.

Bogotá debe seguir trabajando por incorporar integralmente el concepto de ciudad inteligente, para lo cual es fundamental impulsar proyectos como una agenda de movilidad sostenible y programas determinados a conectar a la ciudadanía, en los retos públicos, mediante la incorporación de la tecnología.

Por Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos 

director@bogotacomovamos.org 

Columna de opinión publicada en Diario ADN, 24 de septiembre. 

Vector de Fondo creado por rawpixel.com – www.freepik.es

Artículos

Un contrato social

La Alcaldía de Bogotá entregó al Concejo el proyecto de Acuerdo que marcará la ruta de la ciudad en los próximos 4 años y, en este mes, se llevará a cabo su revisión y discusión.

Además de ajustarse a la coyuntura, tiene en sus prioridades a la población vulnerable: mujeres, niños, niñas, jóvenes, adultos mayores, personas con discapacidad y lo relacionado con sus servicios.

Se trata de una apuesta por consolidar la ciudad– región, el desarrollo sostenible, así como el cumplimiento de metas de ciudad de cara a los ODS 2030.

Ante la emergencia sanitaria, un nuevo plan de desarrollo presenta retos y desafíos para la Administración. Lo que lleva a tener en cuenta las necesidades y prioridades ciudadanas.

Los resultados de nuestra encuesta de percepción dan cuenta que: salud (45%), empleo (43%), educación (38%), seguridad ciudadana y convivencia (31%), y movilidad y transporte (30%), son los cinco primeros temas claves de la ciudad que debería prestarle más atención la Administración.

En este sentido, con el fin de contribuir al mejoramiento de la calidad de vida, desde Bogotá Cómo Vamos y con expertos, revisamos la propuesta inicial de la Alcaldesa presentada al CTPD.

Bajo un trabajo colectivo, realizamos observaciones y hemos elaborado recomendaciones en movilidad, seguridad, medio ambiente, salud, educación, y hábitat; aporte que, en las próximas semanas, entregaremos al Concejo de Bogotá en una apuesta por la construcción colectiva de ciudad y de los desafíos que ahora se nos presentan.

Por: Omar Oróstegui Restrepo – Director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

*Columna de opinión publicada en el Diario ADN, viernes 8 de mayo de 2020