Artículos

Celebrar sólo la firma

El martes se celebró un acto histórico para Bogotá. Se firmó el acta de inicio del contrato de concesión de la Primera Línea del Metro de Bogotá (PLMB), un proyecto de 23.9 km y la cual será una de las líneas más grandes de América Latina. La ciudad tiene dos desafíos fundamentales por delante: asegurar el correcto progreso del proyecto y seguir trabajando por las falencias en temas críticos de movilidad.

Asegurar el correcto progreso de la PLMB no es tarea sencilla. El proyecto del Metro requiere de un compromiso de la Alcaldía en liderar un proceso transparente, informado y participativo. De igual manera, la Empresa Metro, junto con el gobierno, debe empezar con el pie derecho el cumplimiento de los tiempos, acuerdos y ejecución presupuestal acordada para la obra.

Ahora, las necesidades en materia de movilidad en la ciudad son apremiantes y el Metro tiene un largo camino por recorrer. Según nuestra Encuesta de Percepción Ciudadana, para 2019 solo el 23% de los usuarios de TransMilenio estaban satisfechos. Por otro lado, el sistema de transporte público está en déficit presupuestal; sólo el 55,9% de la malla vial se encuentra en buen estado y el promedio diario de un pasajero en Bogotá movilizándose durante el día es de los más altos de las capitales de América Latina.

Esta es una semana para celebrar el inicio de un proyecto que se le debe a la ciudad de tiempo atrás; sin embargo, la capital del país deberá seguir trabajando en los pasivos urgentes en movilidad que afectan la calidad de vida de los habitantes.

Imagen: Cortesía Empresa Metro de Bogotá

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org 

Columna publicada en Diario ADN, 22 de octubre de 2020

Artículos

Gobierno abierto y pandemia

Gobierno abierto es una cultura de gobernanza basada en políticas públicas y prácticas innovadoras; bajo los principios de transparencia, rendición de cuentas y participación que promueven la democracia (OCDE). La Administración estableció el gobierno abierto como un propósito en el Plan Distrital de Desarrollo. Entre las diferentes pruebas que la pandemia puso a la Alcaldía, una de ellas fue gestionar la crisis desde la comunicación, ser transparente y lograr un involucramiento efectivo en medidas que requerían la colaboración de todos.

En nuestra Encuesta virtual mi Voz mi ciudad, el 44% de los encuestados declaró sentirse satisfecho en cómo la Alcaldía había atendido la emergencia y el 54% en cómo se comunicaron las decisiones.

Este resultado está relacionado a un esfuerzo sistemático por comunicar las decisiones respaldadas en el soporte técnico y de expertos, y la socialización de los datos de forma abierta. También, con los aciertos y desaciertos en la gestión de la pandemia, el gobierno tuvo una posición clara en cómo quería manejar la emergencia y la respaldó con sus decisiones.

Este proceso puede ser utilizado como un modelo para la cotidianidad de los gobiernos en su relación con la ciudadanía. ¿Qué pasaría si esta comunicación fuera igual de fluida, directa y abierta al momento de formular, ejecutar y evaluar leyes, políticas y programas que impactan en la vida de las personas?. Se estaría construyendo sociedades más participativas e informadas así como gobiernos más transparentes y abiertos.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

Columna publicada en Diario ADN, 15 de octubre de 2020

Artículos

Percepción y realidad

¿Quién estaba preparado para la pandemia que hemos afrontado este año? La crisis sanitaria tomó por sorpresa a los gobiernos de todo el mundo, tanto a nivel nacional como local. De igual manera, el Covid-19 desnudó las falencias de los modelos de desarrollo que son dominantes en países como el nuestro, dejando como los principales afectados a la población vulnerable.

Según nuestra más reciente encuesta de percepción “Mi Voz Mi ciudad”, en la que participaron más de 12 mil personas en Bogotá durante uno de los momentos más críticos durante el confinamiento, el 29% de los encuestados se consideró pobre, el 65% manifestó que al menos un miembro del hogar perdió su empleo a causa de la cuarentena y un 16% dijo haber pasado hambre durante la última semana por falta de recursos. Por otro lado, la satisfacción con el sistema educativo fue del 23% y solo un 28% contestó sentirse seguro en su barrio.

Al analizar estos datos se evidencia cómo estos tienen mayor incidencia en los niveles socioeconómicos bajos y teniendo a los jóvenes como una de las poblaciones con menor satisfacción y optimismo sobre el futuro de la ciudad.  En esta ocasión la percepción de la ciudadanía confirma la realidad de datos duros, para lo cual se pone de manifiesto la necesidad de cambios estructurales respecto a la segregación y exclusión que viven varios de los habitantes en la capital del país, así como el desafío y oportunidad que representan los jóvenes para el desarrollo de la ciudad.

Por: Felipe Bogotá, Director de Bogotá Cómo Vamos. 

director@bogotacomovamos.org 

Columna publicada en Diario ADN, 08 de octubre de 2020

Artículos

¿Cuál fue la percepción de los ciudadanos sobre su…


  • Los resultados para Bogotá corresponden a la encuesta #MiVozMiCiudad, de la Fundación Corona y la Red de Ciudades Cómo Vamos, que midió a la percepción de más de 12 mil ciudadanos que respondieron la encuesta desarrollada entre julio y agosto de 2020.
  • 29% de las personas encuestadas en Bogotá se consideró pobre. En el nivel socioeconómico bajo la percepción llegó al 40%, frente a un 19% en el nivel medio y 4% en el alto.
  • 43% dijo utilizar el sistema de transporte masivo (Sitp o TransMilenio) antes de iniciar la cuarentena, el 29% lo utilizaría después de que ésta terminara.

Bogotá, 1 de octubre de 2020

Este jueves 1ero de octubre se presentan los resultados la Encuesta Virtual #MiVozMiCiudad realizada por los programas Cómo Vamos, la Red de Ciudades Cómo Vamos y Fundación Corona y de la que hizo parte Bogotá Cómo Vamos, con el apoyo de la firma Sensata UX. La encuesta es una nueva iniciativa de medición y monitoreo que recolecta información de bienestar subjetivo con el fin de abrir espacios para que los ciudadanos manifiesten sus diferentes percepciones y situaciones acerca de su calidad de vida durante el confinamiento y brindar insumos para la toma de decisión durante la coyuntura actual por la COVID-19. #MiVozMiCiudad es un complemento a la tradicional Encuesta de Percepción Ciudadana de los programas Cómo Vamos, que usa herramientas digitales y las redes sociales como mecanismos de innovación para la medición y análisis de información ciudadana; la cual contó con una metodología rigurosa y estrictos protocolos de seguridad informática.

Esta iniciativa contará con tres fases de medición, desde julio de 2020 hasta marzo de 2021. En la primera fase de la Encuesta Virtual #MiVozmiCiudad, en la que Bogotá Cómo Vamos se unió a otros 16 programas Cómo Vamos, se recolectó información de 34 municipios del país alrededor de 11 temáticas como: empleo, salud, movilidad, seguridad, comportamiento ciudadano y gestión pública, entre otros. En el caso de Bogotá, durante un mes, se recopiló la opinión de más de 12 mil ciudadanos de diferentes rangos de edad, género, zonas geográficas y niveles socioeconómicos de nuestra ciudad.

La primera de las tres entregas de resultados se presentará este jueves 1ero de octubre y se podrá ver en vivo a partir de las 10 a.m. en los canales digitales de la Red de Ciudades Cómo Vamos, la Fundación y el periódico EL TIEMPO. Desde las 11 a.m. se presentarán los resultados específicos para Bogotá a través del canal de YouTube de EL TIEMPO y la FanPage de Bogotá Cómo Vamos en Facebook.


Sobre la encuesta:

La primera fase de la encuesta se realizó del 21 de julio al 18 de agosto de 2020, y participaron 12.616 personas de todos los estratos; con rangos de edad que van desde 18 a más de 56 años y fue dividido en las siguiente zonas: norte (Usaquén y Suba), Centro Oriente (Barrios Unidos, Teusaquillo y Chapinero), Centro (Puente Aranda, Los Mártires, La Candelaria y Santa Fe), Sur Oriente (Rafael Uribe Uribe, Antonio Nariño, Usme y San Cristóbal), Sur Occidente (Bosa Tunjuelito y Ciudad Bolívar), y Occidente (Engativá, Fontibón y Kennedy).

“Indagar en los estados subjetivos de bienestar del ser humano es de gran relevancia para las políticas públicas. La medición del bienestar subjetivo, contribuye a conocer las percepciones de los individuos respecto a la calidad de vida que están viviendo, sin estar limitada a la evaluación de terceros ni a lo que los gobiernos crean que es lo deseable para una buena vida. Esto hace que ejercicios como #MiVozMiCiudad sean útiles para complementar la información entregada por los indicadores económicos y sociales tradicionales” dice Mónica Villegas, gerente de Educación para la Participación Ciudadana de la Fundación Corona.


Principales resultados en Bogotá:

El reto frente al optimismo en la ciudad:

Los resultados de la encuesta frente al optimismo, se convierten en un reto para la ciudad. Mientras que el 25% personas consideró que las cosas en Bogotá iban por buen camino, el 46% manifestó lo contrario. Estos resultados se asemejan a los datos arrojados a nivel nacional, donde más de un 40% de la población encuestada dijo sentir que las cosas iban por mal camino, versus un 30%. Montería fue la única ciudad donde más del 50% de la población consideró que las cosas iban por buen camino.

La percepción de pobreza subjetiva es baja a comparación con otras ciudades:

En cuanto a los resultados de pobreza subjetiva, 29% de las personas se consideró pobre; en el nivel socioeconómico bajo la percepción llegó al 40%, la población entre 46 y 55 años (33%) y los mayores de 56 años (35%) tuvieron la percepción más alta por grupos de edad. Por otro lado, en otras ciudades del país, los resultados presentaron valores superiores al 40%, como fue el caso de Quibdó (46,3%), Montería (46,1%), Cartagena (43,9%), Buenaventura (43,1%) y Barranquilla (40,5%).

De los resultados en  salud se resalta el deterioro de la salud mental: 

En la capital del país, del total de las personas encuestadas, el 41% consideró que su salud mental empeoró con respecto a antes del inicio de la cuarentena. El resultado para Bogotá, se encuentra por encima de los resultados nacionales (36%). Por otro lado, tanto en Bogotá como en Barranquilla, más del 50% de los jóvenes encuestados manifestó un deterioro de su salud mental.

Predominó la insatisfacción frente a los servicios educativos durante la cuarentena.

En ciudades como Quibdó, Buenaventura, Cartagena y Cúcuta, se presentaron los mayores niveles de insatisfacción entre los ciudadanos encuestados. Por su parte, Barranquilla fue la ciudad capital con mayores niveles de satisfacción, seguida por Santa Marta y Montería. Entre los encuestados de la capital del país, el 23% dijo sentirse satisfecho con la educación que recibieron los niños, niñas y jóvenes del hogar durante la cuarentena, frente a un 39% que se sintió insatisfecho.

La oportunidad está en la movilidad sostenible:

Si bien el 43% de las personas dijo utilizar el sistema de transporte masivo (Sitp o TransMilenio) antes de iniciar la cuarentena, solo el 29% lo utilizaría después de que ésta terminara. El uso del carro particular, pasaría de un 15% a un 19%. Sin embargo, entre las preferencias para desplazarse en la ciudad se encontraría los modos sostenibles (a pie y bicicleta) al pasar de 14% a un 26%. Ahora, junto con Bogotá, en Santa Marta y Cali la variación en el uso de la bicicleta antes y después de la cuarentena fue donde presentó un mayor incremento.

Los ciudadanos percibieron comportamientos negativos frente a las medidas de bioseguridad:

Los resultados nacionales dan cuenta que, la mayoría de ciudadanos tiene una percepción negativa frente al comportamiento de otros ciudadanos lo que refleja una alta desconfianza interpersonal frente a la responsabilidad y el cuidado en la pandemia. Bogotá tuvo los siguientes resultados: 71% de las personas consideró que los ciudadanos se comportaban mal frente al cumplimiento de permanencia en casa; 77% en el mantenimiento de la distancia social y un 61% frente al uso del tapabocas en calle como en los medios de transporte.

De la satisfacción con la atención de la emergencia y comunicación de las decisiones:  

Contrario a los resultados en ciudades como Cúcuta (75,4%), Tuluá (63,4%) y Armenia (63,3%), que presentaron los niveles más altos de insatisfacción entre los ciudadanos encuestados, en Bogotá el 44% afirmó estar satisfecha en cómo la Alcaldía Mayor ha atendido la emergencia, frente a un 33% que opinó lo contario. Ahora, en ciudades como Medellín, Cartagena y Bogotá más del 50% de los ciudadanos encuestados manifestaron estar satisfechos con la forma en que la alcaldía comunicó las decisiones durante la cuarentena, en cambio en ciudades como Cúcuta, Tuluá, Provincias, Cajicá y Tocancipá la satisfacción no superó el 15%.

“Los resultados para la capital del país, dan cuenta de la importancia de seguir promoviendo y fortaleciendo una gestión pública, abierta, transparente y participativa; de igual manera, muestra la necesidad de continuar priorizando acciones para contener retrocesos en la lucha contra la pobreza así como la importancia de territorializar políticas públicas y generar programas para la población vulnerable, mejorar la seguridad y tomar medidas urgentes para la reactivación y recuperación económica de la ciudad”, dice Felipe Bogotá, Director de Bogotá Cómo Vamos.

Los resultados para Bogotá  y la ficha técnica de la encuesta los puede consultar en www.bogotacomovamos.org. Para el informe nacional puede consultar en https://redcomovamos.org/

Artículos

Habla la ciudadanía 

Hoy entregamos los resultados de la primera fase de la encuesta virtual “Mi Voz Mi Ciudad”, una nueva iniciativa de medición y monitoreo en la que Bogotá Cómo Vamos se unió a otros 16 programas Cómo Vamos, con la Red de Ciudades Cómo Vamos y la Fundación Corona, para medir y realizar un monitoreo a la percepción ciudadana y a la calidad de vida.

Los resultados para Bogotá, dan cuenta de un alto porcentaje en la percepción de pobreza, donde 3 de cada 10 personas se consideró pobre y 4 de cada 10 personas declararon que los ingresos no alcanzaban para cubrir los gastos mínimos del hogar. La encuesta expone como un dato alarmante, cómo las personas no tienen una buena percepción sobre el comportamiento ciudadano ante las medidas de prevención de contagio del Covid-19: el 71% consideró que los ciudadanos se comportaban mal frente al cumplimiento de permanencia en casa; 77% en el mantenimiento de la distancia social y un 61% en el uso del tapabocas.

La encuesta revela datos para el análisis sobre el deterioro de la salud mental, los cambios positivos y negativos en los sistemas de transporte, la gestión del gobierno distrital durante la pandemia, los impactos en términos de empleo, alimentación básica y seguridad, entre otros. En total son 50 preguntas en 11 ejes temáticos, que amplifican la voz ciudadana durante uno de los periodos más complejos que ha vivido la ciudad. Invitamos a conocer los resultados, interactuar con ellos, analizarlos y generar debates que le permitan a la ciudadanía seguir conversando sobre los temas que impactan directamente en la calidad de vida.

Por: Felipe Bogotá, Director de Bogotá Cómo Vamos.

director@bogotacomovamos.org

Columna publicada en diario ADN, jueves 1 de octubre de 2020

Charlas Bogotanas

Charlas Bogotanas: Regreso al aula tras la pandemia

Alianza entre el programa Bogotá Cómo Vamos, el Diario Gratuito ADN y la Red de Investigación en Tecnología Avanzada- RITA de la Universidad Distrital.

Charlas Bogotanas, es un espacio de diálogo sobre temas de ciudad y de interés de los Bogotanos. Todos los jueves 6:00 p.m. Facebook LIVE @programabogotacomovamos

Regreso al aula tras la pandemia

Posted by Bogotá Cómo Vamos on Thursday, September 17, 2020

 

Artículos

Una ciudad inteligente

El concepto de ciudad inteligente cada vez toma fuerza como un paradigma que las grandes aglomeraciones deben incorporar para potenciar oportunidades y solucionar desafíos urbanos. Si bien el concepto evolucionó, la definición se centra en describir como la que facilita la movilidad, mejora los servicios sociales, es sostenible y da voz a los ciudadanos.

A 2019, Bogotá registró un índice de penetración de Internet de 25,2%; un indicador alto para el orden nacional, pero lejano para el promedio de la OCDE (31,6%). En cuanto a movilidad sostenible, se presentan rezagos: entre 2009 y 2019 el número de autos subió en un 83%; y, para el periodo 2011 y 2019, se evidencia una caída en los modos sostenibles de transporte: pasando de 72% a 67%.

Este panorama tiene impactos directos en el medio ambiente. Por ejemplo, la calidad del aire en Bogotá sigue siendo un tema de preocupación: 90% del material particulado PM 2.5, que afecta en la salud, viene del transporte de carga y vehículos antiguos.

Ahora, una ciudad inteligente es aquella que da voz a los ciudadanos. Según nuestra última  Encuesta de Percepción Ciudadana, el 52% de las personas no participa en ningún espacio; convirtiéndose en un asunto a mejorar para incentivar a la ciudadanía en asuntos públicos.

Bogotá debe seguir trabajando por incorporar integralmente el concepto de ciudad inteligente, para lo cual es fundamental impulsar proyectos como una agenda de movilidad sostenible y programas determinados a conectar a la ciudadanía, en los retos públicos, mediante la incorporación de la tecnología.

Por Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos 

director@bogotacomovamos.org 

Columna de opinión publicada en Diario ADN, 24 de septiembre. 

Vector de Fondo creado por rawpixel.com – www.freepik.es