Artículos

Desempleo en Bogotá

En días pasados, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) presentó los resultados sobre el comportamiento del mercado laboral para el segundo trimestre del año. Este reporte tenía mucha relevancia y expectativa debido a que exponía el impacto del Covid-19 en variables fundamentales para la economía como la ocupación, el empleo y la informalidad.

Entre abril y junio la tasa de desempleo nacional se ubicó en un 20,3% y Bogotá en 23,6%; un poco más de 3 puntos porcentuales por encima del promedio nacional y de 13,3 puntos, frente al mismo periodo del año pasado (10,3%). Lo anterior quiere decir que en la ciudad, hubo 956.987 personas desempleadas en el segundo trimestre de 2020, 473.435 más que en 2019.

Este resultado en la capital es una evidencia clara que el Covid-19 ha afectado los principales centros económicos y de generación de empleo en el país. Sectores claves que impulsan la economía de Bogotá como la industria, el comercio o la construcción han sufrido impactos significativos; generando esta relación directa con los resultados de desempleo.

Al final de toda esta cadena, el problema es el impacto en la calidad de vida. Las altas tasas de desempleo, menor ocupación de puestos de trabajo y el aumento de la informalidad tienen como resultado un aumento en la pobreza y la desigualdad.

La ciudad ha atravesado el peor trimestre en términos económicos. La situación pide seguir impulsando medidas de contención social que busquen detener el impacto en la población vulnerable; para que cuando llegue el momento de la reactivación económica en su 100%, el punto de partida no sea irreversible para millones de personas en Bogotá.

Por: Felipe Bogotá, Director de Bogotá Cómo Vamos. 

director@bogotacomovamos.org

Columna de opinión publicada en Diario ADN, 06 de agosto de 2020

Artículos

Tiempo de biciusuarios

La bicicleta, como alternativa de transporte para el autocuidado, llegó para quedarse en Bogotá. La Administración habilitó ciclovías provisionales para facilitar la movilización de los biciusuarios; desde el inicio de la cuarentena, se ha hecho evidente que los ciudadanos optaron por la bicicleta como la mejor forma para desplazarse.

No sorprende la preferencia de los bogotanos por este modo de transporte. Entre 2016 y 2019, se presentó un aumento de 3 puntos en el porcentaje de personas que usa la bicicleta como  principal medio de transporte; pasó de 8% a 11% según nuestra Encuesta de Percepción Ciudadana.

Sin embargo, el hurto a las bicicletas sigue siendo un fenómeno preocupante para la seguridad. En el último año, se presentaron 8.032 hurtos; 1,4% más que en 2018 (7.919). Del total de casos registrados, en un 69% no se empleó ningún arma y en un 22% se hizo uso de arma blanca. Engativá, Suba y Kennedy concentraron el 44% de los casos.

Ahora, la satisfacción con la bicicleta viene disminuyendo. Según los resultados de nuestra Encuesta de Percepción, en 2016 83% de los bogotanos se sentía satisfecho y, para 2019, el 81%. Sin embargo, en 2018 se presentó una drástica caída teniendo un resultado de 62% en la satisfacción.

En este momento de coyuntura, cuando vemos un aumento importante de usuarios de bicicleta, trabajar en la seguridad, así como en infraestructura, se convierten en asuntos que requieren especial atención. Lo cierto es que, en los últimos meses, hemos sido testigos que la bicicleta se ha convertido en la alternativa de movilidad en medio de la crisis sanitaria. Bogotá tiene el reto de repensarse el futuro de la movilidad para el cuidado de sus habitantes.

Por: Felipe Bogotá, Director de Bogotá Cómo Vamos. 

director@bogotacomovamos.org

Columna de Opinión, publicada en Diario ADN, 30 de julio de 2020

Foto de Personas creado por freepik – www.freepik.es