Artículos

Balance y desafíos 2022

El 2022 fue un año de múltiples desafíos en el que se evidenció una tensión entre los esfuerzos de la administración distrital en infraestructura vial, educación y focalización de políticas sociales en mujeres, versus una altísima percepción de inseguridad e insatisfacción con la movilidad, entre otros aspectos en los que las promesas de campaña aún no se han cumplido. Desde Bogotá Cómo Vamos ofrecemos un balance sobre el comportamiento de algunos de los indicadores.

En desempleo, el trimestre de agosto a octubre cierra con una tasa del 9,6 %, lo que implica una mejora de casi 4 puntos respecto al mismo periodo 2021. En seguridad, hasta el 25 de diciembre hubo 988 homicidios y se esperaba que cerrara con menor violencia homicida, pues 2021 finalizó con 1.142 casos.

En hurtos las noticias no son buenas ya que 2022 reportó un aumento del 16 % en el periodo de enero a noviembre frente a 2021. Esto podría relacionarse con la percepción de inseguridad, en 2022 casi 8 de cada 10 personas encuestadas percibía que la ciudad es insegura.

En movilidad, las víctimas de siniestros viales subieron de 405 fallecidos entre enero y octubre de 2021 a 498 de igual periodo 2022. Los tiempos de viaje en transporte público pasaron de 64 minutos en promedio en el 2020 a 71 minutos en 2022. Si bien se reconocieron esfuerzos en términos de gestión, la ciudadanía exige resultados. Esperamos que la ciudad que está construyendo Claudia López se refleje en el optimismo de los bogotanos y bogotanas y en una ciudad más inclusiva y garante de derechos.

Por: Felipe Mariño, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

Columna de opinión publicada en Diario ADN, 12 de enero de 2022

Artículos

Balance del 2022

El 2023 tiene la oportunidad para que la administración pueda mostrar los resultados que se propuso.

Finaliza el tercer año del gobierno de Claudia López y Bogotá se debate entre el optimismo de la construcción de la ciudad del futuro y los resultados de los indicadores más relevantes que evidencian dificultades en las condiciones de calidad de vida de la ciudadanía.

El 2023 tiene la oportunidad para que la administración distrital pueda mostrar los resultados e impactos que se propuso para el cuatrienio en coherencia con el bienestar y el sentir ciudadano. Desde Bogotá Cómo Vamos ofrecemos un panorama de algunos resultados de los principales indicadores con los que hacemos monitoreo y seguimiento a las condiciones de calidad de vida de la capital del país.

En materia de empleo, Bogotá cierra el trimestre de agosto a octubre de 2022 con una tasa de desempleo de 9,6 %, es decir, 3,9 puntos porcentuales más baja que el mismo periodo en 2021. Esta cifra mantiene una tendencia decreciente, pero se identifica una ralentización en dicho decrecimiento. Mientras que en los primeros trimestres del año la tasa de desempleo cayó en promedio 6 puntos porcentuales con respecto a los mismos periodos de 2021, en la segunda parte del año dichas caídas fueron del orden de 4,5 puntos porcentuales, llegando a 3,9 en los últimos 2 trimestres reportados por el DANE.

En materia de seguridad, en Bogotá hay una tendencia variable en los homicidios en 2022, sin embargo, en el agregado hubo una disminución frente a 2021. Mientras el acumulado de enero a noviembre llegó a 1.045 en 2021, dicha cifra bajó a 910 en 2022, equivalente a una reducción hasta noviembre del 13 %. Sin embargo, en materia de hurtos, la tendencia se revierte. Mientras el año pasado hubo 98.682 hurtos entre enero y noviembre, dicha cifra asciende a 114.332 hurtos en 2022, lo cual equivale a un aumento del 16 % entre 2021 y 2022.

Lo anterior se alinea con los resultados en percepción de seguridad. Según la encuesta de percepción y victimización de la Cámara de Comercio de Bogotá de 2022, el porcentaje de personas que cree que aumentó la inseguridad en la ciudad, pasó de 61 % en 2018 a 77 % en 2022, sin embargo, el máximo se presentó en 2021 con el 88 %. Adicionalmente, es importante destacar que en la misma encuesta el hurto a personas es la modalidad delictiva de la cual se reporta más victimización (77 %) y de la que se reporta mayor preocupación en la ciudad (49 %).

En movilidad se observa que el número de víctimas por accidentes viales aumentó, pasó de 405 en el periodo de enero a octubre de 2021, a 498 en el mismo periodo de 2022. Lo anterior equivale a un aumento del 23 %, jalonado principalmente por víctimas de usuarios de motos, las cuales explican el 42 % del aumento interanual, seguido de usuarios de bicicleta con el 14 % del aumento. De manera similar, se observa que las víctimas no fatales también aumentaron, pasaron de 3.398 en 2021 a 4.722 en 2022, es decir, un aumento del 39 % entre los dos años. Este aumento se encuentra jalonado principalmente por usuarios de motos, seguido de peatones.

En cuanto a tiempos de viaje, según la Encuesta Multipropósito de Bogotá, el tiempo promedio de trayecto hacia el lugar de trabajo aumentó significativamente de 47 minutos en 2017 a 68 minutos en 2021. Similarmente, el tiempo promedio al lugar de estudio también aumentó, pasó de 31 minutos en 2017 a 36 minutos en 2021. Esta tendencia también se observa con los datos más recientes de la plataforma de movilidad Moovit, la cual identifica que la duración promedio de un trayecto en transporte público pasó de 64 minutos en 2020 a 71 minutos en 2022.

Es importante reconocer los esfuerzos que la administración ha hecho en materia de infraestructura, educación y focalización de políticas sociales en poblaciones vulnerables, sobre todo, teniendo en cuenta el desafío inédito de enfrentar una crisis sanitaria que se configuró como una de las peores crisis sociales que ha enfrentado el mundo.

Esperamos que en los próximos 18 meses que quedan del actual Plan Distrital de Desarrollo se cumplan la mayor cantidad de metas propuestas, sobre todo en materia de pobreza y desigualdad, así como en la protección de la vida, en una ciudad que debe ser ejemplo de desarrollo sostenible y garantía de derechos.

Por: Felipe Mariño, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

Columna de opinión publicada en el diario EL TIEMPO, 30 de diciembre de 2022

Artículos

Situación nutricional de la primera infancia en Bogotá

  • Teusaquillo, por tercer año consecutivo fue la localidad con los mejores resultados.
  • En términos generales, la capital mejoró con respecto a los resultados del 2020.

El 7 de diciembre, Bogotá Cómo Vamos y la Fundación Éxito presentaron los resultados del Índice de Situación Nutricional en la Primera Infancia de Bogotá del año 2021 – ISNPI. El índice hace parte de la alianza por la primera infancia, consolidada desde el año 2019, con el objetivo de ofrecer información relevante a la ciudadanía, a la academia y a las entidades del orden nacional y distrital que tienen la responsabilidad de contribuir con garantizar la seguridad alimentaria y la nutrición de los niños y niñas menores de 6 años de la ciudad.

En 2021, el índice se suma a dos productos más, el seguimiento a las metas infaltables de desnutrición crónica y aguda, bajo peso al nacer, exceso de peso y lactancia materna exclusiva, y el análisis de los mismos indicadores, focalizados en la población migrante de la ciudad.

¿Cómo le fue a Bogotá en la situación nutricional en la primera infancia en el 2021?

En términos generales, la capital mejoró con respecto a los resultados del 2020. En una escala del 1 al 100, el promedio de las 19 localidades analizadas pasó de 51 en el 2020 a 54 en el 2021.

Teusaquillo, por tercer año consecutivo fue la localidad con los mejores resultados (99), mientras que Usme (11), por tercer año consecutivo, fue la localidad con los rezagos más grandes en términos de estado nutricional y seguridad alimentaria de Bogotá, profundizándose cada vez más su tendencia negativa.

Barrios Unidos (82), Usaquén (81) y Fontibón (76) siguieron a Teusaquillo con un desempeño alto. Bosa (34), Rafael Uribe Uribe (27) y Ciudad Bolívar (11) presentaron desempeños medio bajo y bajo.

Preocupa que el índice evidenció una clara segregación socio espacial en la ciudad, donde las condiciones de seguridad alimentaria y garantía del derecho a la alimentación de los niños y niñas son muy diferentes entre el norte y el sur.

¿Qué significan los puntajes del índice y para qué nos sirve dicha clasificación?

En primer lugar, es importante señalar que el índice evidencia no solo las condiciones individuales de los niños a través del análisis de los indicadores de lactancia materna exclusiva, desnutrición crónica, bajo peso al nacer y exceso de peso, sino que analiza en 2 de sus 3 dimensiones las condiciones de los hogares donde viven los niños y niñas, con base en información de la encuesta multipropósito liderada por el DANE en el 2021.

Las condiciones de pobreza multidimensional en los hogares determina el desempeño de las localidades en el índice, así como aspectos fundamentales relacionados, por ejemplo, con cuántas veces se come al día. Según su desempeño en el ISNPI, alrededor de 125.000 niños y niñas en la ciudad, que representan cerca del 25 % de los niños y niñas en su ciclo vital de primera infancia, viven en las últimas 5 localidades puntuadas.

El ISNPI es una herramienta fundamental para la focalización y priorización de los planes, programas y proyectos que implementan las entidades del orden nacional y distrital responsables de mejorar las condiciones de calidad de vida de las poblaciones más vulnerables y que requieren mayor atención como son los y las menores de 6 años. La herramienta también propone conversaciones para potenciar la ruralidad, que representa un 75 % de la ciudad, y fortalecer los vínculos urbano-rurales en servicio de la seguridad alimentaria a través de la producción de alimentos, sobre todo si pensamos en un horizonte de ciudad visto desde el punto de vista de la sostenibilidad a través de aspectos económicos, sociales y ambientales, y como una urbe que garantiza el derecho a la ciudad.

El índice y los demás productos de la alianza entre Bogotá Cómo Vamos y la Fundación Éxito se pueden consultar en www.bogotacomovamos.org

Por: Felipe Mariño, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

Columna de opinión publicada en el diario El Tiempo, 21 de diciembre de 2022

 

Artículos

Corredor de la Séptima

A 22 de diciembre de 2022 no existe una solución de movilidad sostenible para una de las vías más importante del corredor oriental y la vía más emblemática de la capital del país. La última noticia es la suspensión de la licitación del corredor verde, y el debate en el Concejo de Bogotá, el 14 de diciembre.

¿Cuáles fueron las razones de los concejales? ¿Qué opinan al respecto las voces expertas? Los concejales que participaron en la sesión plenaria del 14 de diciembre no estuvieron de acuerdo con el proyecto presentado por la Secretaría de Movilidad y el Instituto de Desarrollo Urbano. Las críticas están relacionadas con los segmentos del corredor donde no habría espacio para vehículos particulares. Especialmente, en el tramo restringido por edificaciones y bienes patrimoniales, de la calle 26 a la calle 100, afectando la movilidad, y sin mucha claridad sobre las soluciones relacionadas con esas afectaciones. Además, señalaron que se rompía la promesa establecida en el Plan de Ordenamiento Territorial de no incluir TransMilenio por la carrera Séptima.

Por otra parte, voces expertas en movilidad y urbanismo destacan las bondades del proyecto en términos de la mejora en tránsito de peatones, por ejemplo, el aumento de cruces peatonales cercano al 100 %. Para los ciclistas se garantizaría continuidad en un carril ancho. Frente al transporte público, contempla buses con energía eléctrica.

Al final, la apuesta de la Administración Distrital está orientada más que a mejorar las condiciones de los vehículos, mejorar las condiciones de las personas y usuarios del corredor.

Por: Felipe Mariño, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

Columna de opinión publicada en Diario ADN, 22 de diciembre de 2022

Artículos

Nutrición e infancia

El 07 de diciembre, Bogotá Cómo Vamos y la Fundación Éxito presentamos el Índice de la Situación Nutricional en la Primera Infancia de Bogotá 2021. Es la tercera entrega del índice en el marco de la alianza por la niñez que se creó en 2019 con el objetivo de brindar información, análisis y recomendaciones a la administración distrital y a los bogotanos y bogotanas sobre la seguridad alimentaria y el estado nutricional de la primera infancia.

El índice es una herramienta que invita, desde una perspectiva transectorial, a focalizar y priorizar en qué sectores y qué poblaciones hay rezagos socioeconómicos, de seguridad alimentaria y el estado nutricional, para orientar las políticas y programas de atención.

Los principales resultados para 2021 indican que, por tercera vez consecutiva, Teusaquillo, con un puntaje de 99 puntos sobre 100, es la localidad que más garantiza el derecho a la alimentación de los niños y niñas menores de 5 años. En sentido contrario, la localidad de Usme presentó por tercera vez consecutiva el peor desempeño con un puntaje de 11 sobre 100.

Destacamos la segregación socioespacial y socio económica que se evidencia en la ciudad, ya que las localidades del norte, como Teusaquillo, Barrios Unidos y Usaquén, ofrecieron los mejores resultados, mientras que Usme, Ciudad Bolívar y Rafael Uribe Uribe presentaron los puntajes más bajos del índice. Así mismo, hacemos un llamado para trascender de las políticas de asistencia social, a políticas que atiendan los determinantes estructurales de la situación nutricional y que partan desde una perspectiva de garantía de derechos.

Por: Felipe Mariño, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

Columna de opinión publicada en Diario ADN, 15 de diciembre de 2022

Artículos

Desigualdad y pobreza, factores que explican inseguridad alimentaria en…

  • Informe de Bogotá Cómo Vamos reveló buenos resultados en Teusaquillo y Fontibón.

La situación nutricional de la primera infancia mejoró en 11 localidades de Bogotá, sin embargo, la brecha entre el norte y el sur de la ciudad se intensificó durante el último año, principalmente por factores socioeconómicos como la crisis generada por la pandemia.

Esa fue una de las conclusiones el informe ‘Índice de situación nutricional en la primera infancia en Bogotá 2021’, documento de Bogotá Cómo Vamos (BCV) y la Fundación Éxito que permite identificar las zonas de la capital en donde hay hogares con la mayor inseguridad alimentaria y nutricional de niños y niñas menores de 6 años y que fue presentado ayer en la Universidad Javeriana.

En el documento, que por primera vez compara los resultados con los años 2019 y 2020, se resalta que durante el 2021 se registró una recuperación en la situación nutricional de la primera infancia en 11 de las 19 localidades analizadas, con respecto al periodo anterior.

“Analizamos 34 variables agrupadas en tres dimensiones: socioeconómica, seguridad alimentaria y estado nutricional. Esto nos permitió concluir que las localidades con el mejor desempeño –puntaje– en términos de situación nutricional son Teusaquillo, Barrios Unidos, Usaquén y Fontibón”, señaló Felipe Mariño, director del programa Bogotá Cómo Vamos.

Las tres localidades que más posiciones avanzaron en el Índice frente a 2020 fueron: Fontibón (de la posición 10 a la 4), Barrios Unidos (del 5 al 2 lugar) y San Cristóbal (de la 17 a la 14). Además, entre las que más retrocedieron se encuentran Los Mártires (siete posiciones) y Chapinero (cinco puestos).

Factores socioeconómicos

Una de las conclusiones del equipo de investigación de Bogotá Cómo Vamos es que las cuatro localidades con mejor puntaje tienen un patrón común. “Son la zonas en las que su dimensión socioeconómica es mejor y es importante porque es un dato que está atado al de pobreza multidimensional. Lo opuesto ocurre en Bosa, Rafael Uribe Uribe, Ciudad Bolívar y Usme, donde esas condiciones son bajas y las cuales agrupan el 25 % de concentración de la primera infancia”, agregó Mariño.

En ese sentido, Alejandro Gómez, secretario de Salud, señaló que estos resultados son muestra de un “malestar social” y que los resultados no son solo un problema del sector salud, sino de todas las entidades, en incluso, del sector privado y social.

“El informe es clave porque nos deja ver que la zona sur de la ciudad es donde hay más carencias y pobreza; además, que es la depositaria de más procesos migratorios y que es allí donde debe haber mayor atención por parte del estado”, dijo el funcionario.

Y es que, según la Encuesta Multipropósito de Bogotá 2021, el Índice de Pobreza Multidimensional para Bogotá fue de 5,7 por ciento, que en comparación con el dato del 2017 significa un aumento de dos puntos porcentuales. Esto se evidencia en que, según la encuesta del Dane, en la mayoría de las localidades aumentó el indicador de pobreza multidimensional.

“Hay una relación muy fuerte entre la situación nutricional y la pobreza. Según los datos más recientes del Dane, hay tres millones de personas en situación de pobreza en Bogotá y 800.000 en pobreza extrema. Es decir, estamos viviendo niveles que superan en casi 10 puntos porcentuales los que observábamos en el 2012”, señaló el economista y exdirector del Dane Juan Daniel Oviedo.

Con respecto a reducir la pobreza y la desigualdad, y en ese sentido mejorar los indicadores de la situación nutricional de la primera infancia, BCV señaló que “es momento de apuntar que los programas asistenciales, generan dependencia económica, por lo tanto, no pueden ser tomados como una solución de largo plazo (…) en cuanto que solo son medidas paliativas: se requiere voluntad política de cambio y políticas de fondo para lograr transformarlos”.

Un opinión similar tiene Santiago Mazo, coordinador de proyectos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

“Esto no se soluciona con mercados ni con transferencias monetarias y mucho menos con ollas comunitarias, eso es lo más bajo que puede caer la inseguridad alimentaria de una persona. Este tema debe tener abordajes estructurales”, dijo Mazo.

Por su parte, Luis Jorge Hernández, director de investigaciones de la Facultad de Medicina de la Universidad de Los Andes, opinó que también se deben tener en cuenta factores ambientales, territoriales y la falta de vigilancia a las políticas públicas enfocadas en nutrición y seguridad alimentaria explican los datos. “No me extraña que los datos estén deteriorados y eso no es culpa de la migración”, afirmó.

Además, agregó que «hay tres indicadores que no se deberían cargar al sector salud: los de desnutrición, de embarazos en adolescentes y tasa de suicidio porque los demás sectores se desligan de ellos. Esos son indicadores sociales que deben generar movilización.

Iliana Curiel, directora de Salud Colectiva de la Secretaría de Salud, la solución está en empezar a hablar en agricultura urbana –algo en lo que coincide Mazo– y en escuchar a los niños.

“Tenemos que hacer una incidencia política fuerte, además de humanizar el dato. La salud es política y para tomar decisiones de salud hay que hablar política y los medicos y pediatras tenemos que empezar a hablar del tema para tener incidencia. (…) Hay que rescatar el pensamiento democrático del niño y dejar de generar políticas públicas desde el ‘adultocentrismo’”, señaló.

Seguridad alimentaria

El informe revela que en las 19 localidades analizadas disminuyó la seguridad alimentaria, con respecto a los datos de 2017. En este indicador, Teusaquillo volvió a presentar los mejores resultados, con una prevalencia del 91,5 %, seguida por Usaquén (84,6 %) y Barrios Unidos (77,7 %). Las localidades con mayor situación de inseguridad alimentaria son Rafael Uribe Uribe, Tunjuelito y Bosa.

En ese sentido, el mensaje por parte de Bogotá Cómo Vamos es claro: “Es importante analizar el sistema distrital de abastecimiento de alimentos, su organización logística y los circuitos de comercialización con otras zonas, para garantizar la disponibilidad y oferta de los alimentos”, puntualizan desde el programa.

En cuanto a los datos de desnutrición crónica o retraso en talla en menores de cinco años en Bogotá, el indicador llegó al 11 por ciento, lo que equivale a una caída de 4,48 puntos porcentuales con relación a 2020.

Asimismo, a nivel distrital, el indicador de proporción de lactancia materna en menores de seis meses aumentó a 69 por ciento en el 2021, es decir, 20 puntos porcentuales con respecto a 2020. Con respecto al indicador de bajo peso al nacer, las localidades con mayor prevalencia fueron San Cristóbal (17,3 %), Antonio Nariño (17 %) y Usme (16,3 %).

Por último, el indicador de exceso de peso en niños menores de 5 años en la ciudad en el año 2021 fue de 4,45 % (en 0,63 puntos por debajo de 2020).

Las recomendaciones del informe

Tras analizar los resultados, Bogotá Cómo Vamos (BCV) y la Fundación Éxito realizaron una serie de recomendaciones de política pública aplicable a los diferentes sectores:

• Analizar el sistema distrital de abastecimiento de alimentos, el acceso al derecho al agua potable, así como la promoción de la producción local de alimentos de la Bogotá-Región, los derechos del consumidor y su conciencia sobre los productos que adquiere.

• Hacer tránsito de políticas asistenciales a políticas basadas en enfoque de derechos.

• Diseñar e implementar un Plan Integral Transectorial de generación de empleo, fomento a la productividad y reactivación económica, haciendo énfasis en la población de las localidades de Usme, Ciudad Bolívar, Rafael Uribe, Bosa y Tunjuelito.

• Incorporar el enfoque familiar, en lugar del individual, a las políticas públicas dirigidas a la primera infancia.

• Implementar la Guía de Prevención y Manejo Del Riesgo y la Desnutrición Crónica realizada en 2019 por la alianza entre Fundación Santa Fe, Fundación Éxito, ICBF y las Secretaría Distritales de Salud y de Integración Social SDS – SDIS.

• Promover y facilitar la participación de niñas, niños y adolescentes en la toma de decisiones relacionadas con la construcción de los procesos políticos en donde se involucren los derechos de la primera infancia.

• Mejorar la ‘justiciabilidad’ del derecho a la alimentación, puede ser a través de una jurisdicción especial o a nivel administrativo.

• Fomentar la creación de procesos de veedurías ciudadanas de recursos dirigidos a la primera infancia.

Por: Camilo Castillo, Redacción Bogotá EL TIEMPO

Foto: Alexánder Marroquín / Universidad Javeriana

Publicado en el periódico El Tiempo, 07 de diciembre de 2022

Comunicados

Presentación del Índice de Situación Nutricional de la Primera…

  • El 07 de diciembre la Fundación Éxito y Bogotá Cómo Vamos presentan la tercera medición del Índice de la Situación Nutricional de la Primera Infancia en Bogotá.
  • El evento se realizará en el auditorio Jaime Hoyos de la Pontificia Universidad Javeriana, cra 7 # 40 – 62, edificio 95 Manuel Briceño S.J.
  • Asistirán la directora de la Fundación Éxito, Paula Escobar Gutiérrez; el Secretario de Salud, Alejandro Gómez López; Carlos Gómez Restrepo, decano de la Facultad de Medicina PUJ y un panel de expertos que conversará sobre la nutrición y la primera infancia en la agenda electoral 2023.

Bogotá D.C., 06 de diciembre de 2022. El próximo miércoles 07 de diciembre, Bogotá Cómo Vamos y la Fundación Éxito presentan el Índice de la Situación Nutricional de la Primera Infancia en Bogotá 2021, herramienta que permite identificar las localidades de la ciudad donde hay hogares en los que es mayor la inseguridad alimentaria y nutricional de niños y niñas menores de 6 años.

Dentro de las acciones de monitoreo del Derecho a la Alimentación en Bogotá y bajo una mirada del derecho a la ciudad, el Índice relaciona treinta y cuatro (34) variables agrupadas en 3 dimensiones: socioeconómica, seguridad alimentaria y estado nutricional. La socioeconómica está compuesta por el Índice de Pobreza Multidimensional (IPM); este permite identificar no solo qué hogares son pobres, sino de qué manera son pobres, entendiendo este fenómeno desde una perspectiva más integral. La seguridad alimentaria tiene en cuenta 8 o 15 preguntas (dependiendo de la composición del hogar), según la metodología propuesta por la FAO denominada ELCSA (Encuesta Escala Latinoamericana y Caribeña de Seguridad Alimentaria) acerca del nivel de acceso familiar a los alimentos. El estado nutricional está compuesto por 4 indicadores nutricionales trazadores para la primera infancia: bajo peso al nacer, desnutrición crónica o retraso en talla, exceso de peso y proporción de usuarios menores de 6 meses con lactancia materna exclusiva.

El evento contará con la asistencia de la directora de la Fundación Éxito, Paula Escobar Gutiérrez; el Secretario de Salud, Alejandro Gómez López; el decano de la Facultad de Medicina de la Pontificia Universidad Javeriana, Carlos Gómez Restrepo; y un panel de expertos integrado por Iliana Curiel, directora de Salud Colectiva de la Secretaría Distrial de Salud; Santiago Mazo, coordinador de proyectos en la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura – FAO; Blanca Irene Mesa, directora de la Fundación Amigos de Jesús y María; Juan Daniel Oviedo, economista, exdirector Departamento Administrativo Nacional de Estadística DANE; y Luis Jorge Hernández, profesor y director de investigaciones de la Facultad de Medicina de la Universidad de los Andes, quienes dialogarán sobre las claves para priorizar la nutrición en la primera infancia en la agenda electoral del próximo año.

 

Agenda e invitados

FECHA:   miércoles 07 de diciembre de 2022

LUGAR:  Pontificia Universidad Javeriana, cra 7 # 40 – 62, edificio 95 Manuel Briceño S.J., Auditorio Jaime Hoyos

HORA:    9:30 a.m. – 12:00 m

Transmisión EN VIVO: cuenta de YouTube periódico EL TIEMPO y página de Facebook Bogotá Cómo Vamos

HORA ACTIVIDAD
9:00 a.m. – 9:30 a.m. Inscripciones y registro
09:30 a.m. – 09:35 a.m. Himnos
09:35 a.m. – 09:45 a.m. Palabras de instalación Pontificia Universidad Javeriana

Carlos Gómez Restrepo

Decano Facultad de Medicina, Pontificia Universidad Javeriana

09:45 a.m. – 10:00 a.m. Palabras Fundación Éxito

Paula Escobar Gutiérrez

Directora de la Fundación Éxito

10:00 a.m. – 10:20 a.m. Avances y retos de la nutrición en la primera infancia en Bogotá, Alcaldía Mayor de Bogotá

Alejandro Gómez López

Secretario, Secretaría Distrital de Salud

10:20 a.m. – 10:45 a.m. Presentación del Índice de la Situación Nutricional de la Primera Infancia en Bogotá 2021

Felipe Mariño

Director de Bogotá Cómo Vamos

10:45 a.m. – 11:55 a.m. Conversatorio: Cómo priorizar la nutrición en la primera infancia en la agenda electoral 2023

Moderador: Ernesto Cortés – Editor General EL TIEMPO

Panelistas invitados:

·       Iliana Curiel, directora de Salud Colectiva, Secretaría Distrial de Salud

·       Blanca Irene Mesa, directora Fundación Amigos de Jesús y María.

·       Santiago Mazo, coordinador de proyectos, Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura – FAO

·       Juan Daniel Oviedo, economista, exdirector Departamento Administrativo Nacional de Estadística DANE.

·       Luis Jorge Hernández, profesor y director de investigaciones, Facultad de Medicina, Universidad de los Andes

 

11:55 a.m. – 12:00 p.m.

 

Agradecimientos y cierre.


Sobre la alianza Fundación Éxito y Bogotá Cómo Vamos

  • Desde 2019, Bogotá Cómo Vamos y Fundación Éxito trabajan en alianza para socializar, con información y datos estadísticos objetivos, las condiciones de vida de los niños y niñas menores de 6 años en la ciudad. Su propósito es contribuir a la Administración Distrital a trazar políticas públicas basadas en evidencia y promover la participación informada de la ciudadanía en decisiones dirigidas a garantizar el bienestar de la Primera Infancia en Bogotá.

 

  • El programa Bogotá Cómo Vamos nació en 1998 como un ejercicio ciudadano, independiente e imparcial. Desde entonces, se ha caracterizado por ejercer control social a la gestión pública de la capital, medir las transformaciones y realizar una veeduría propositiva que fomente la rendición de cuentas de las diferentes administraciones frente a los temas que afectan la calidad de vida de los bogotanos. La Fundación Corona, El Tiempo Casa Editorial, la Pontificia Universidad Javeriana y la Cámara de Comercio de Bogotá se unieron para conformar esta iniciativa ciudadana, la cual ha sido replicada en otras ciudades de Colombia y en países de América Latina y el Caribe.

#CómoVamos

Artículos

El Concejo debate el presupuesto 2023 de Bogotá

Dentro de la propuesta presentada al Concejo se resalta que el valor aproximado es de 31,6 billones.

El escenario capitalino es optimista con el crecimiento económico de la ciudad.

El 01 de noviembre, la Administración Distrital radicó el Proyecto de Acuerdo 598 Por el cual se expide el presupuesto anual de rentas e ingresos para la vigencia 2023, el último año de la administración de la Alcaldesa Claudia López. Lo anterior, se suma a la agenda del cabildo distrital con discusiones estratégicas como la del ingreso de Bogotá a la Región Metropolitana con Cundinamarca que fue aprobada el 10 de noviembre.

Dentro de la propuesta presentada al Concejo de Bogotá se resalta que el valor aproximado es de 31,6 billones de pesos, lo que implica el doble de lo que costaría la primera línea del metro de Bogotá. Para determinar su magnitud, el presupuesto de la ciudad es un poco menos del 10% de la propuesta de presupuesto de la nación que presentó el gobierno de Gustavo Petro ante el congreso, que es de aproximadamente 405,6 billones de pesos para la vigencia 2023.

El escenario capitalino es optimista con el crecimiento económico de la ciudad por la recuperación que ha evidenciado Bogotá después de la crisis producto de la pandemia del COVID-19 si se compara con el comportamiento de las principales variables económicas del nivel nacional. En este contexto, las apuestas principales de la administración Distrital están relacionadas con los proyectos de movilidad, que representan el 33 % del presupuesto solicitado, seguido por los proyectos de educación, con un 24 %, y salud con un 14 %.

Sin embargo, la preocupación de algunos concejales y concejalas no se hizo esperar. Se señala el difícil escenario macroeconómico en el que se va a discutir el proyecto de acuerdo. Los altos niveles de inflación, el deterioro del peso frente al dólar, los pronósticos de un menor crecimiento económico en el contexto internacional y nacional que tendrá efectos en la desaceleración de la demanda agregada para el 2023, además de la presión que se ha hecho a las vigencias futuras con los diferentes proyectos de cupo de endeudamiento presentados este año por la administración distrital. A esta deuda adicional, que se le atribuyó a la economía de la capital, se le suma la discusión que se ha presentado en el cabildo sobre la propuesta de destinar 2,9 billones al Fondo de Estabilidad Tarifaria para cubrir el déficit financiero que trae el Sistema Integrado de Transporte Público de Bogotá.

Si bien las discusiones continúan, desde Bogotá Cómo Vamos resaltamos que dichos debates son fundamentales para la ciudad, pero se están realizando con muy pocos concejalas y concejales, lo cual podría tener repercusiones en la legitimidad del proceso de discusión. En el debate de control político citado por el Centro Democrático, el pasado 18 de noviembre en comisión de hacienda, no hubo más de 6 concejales a lo largo de la sesión. Lo que se suma a un patrón que empieza a consolidarse en el Concejo de finalizar sesiones con no más de 4 concejales. En lo que va del segundo semestre, Concejo Cómo Vamos ha identificado que, en promedio, las sesiones están empezando a las 9:30 a.m. y duran alrededor de 3,11 horas. Un poco más de 4 de cada 10 sesiones se levantan por falta de quorum o sin justificación por parte de la mesa directiva. Así mismo, el promedio de permanencia de concejales en sesión por comisión es 9 de 15. En el caso de sesiones de plenaria permanecen 24 de los 45 concejales que deberían estar en los debates de control político.

Lo anterior debe preocupar a la ciudadanía capitalina y se convierte en un llamado a mantener una alta permanencia de concejales y concejalas en los debates y discusiones del presupuesto 2023.

Por: Felipe Mariño, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

Columna de opinión publicada en EL TIEMPO, 30 de noviembre de 2022

Artículos

Día Mundial del Sida

El primero de diciembre la ONU conmemora el Día Mundial del SIDA. Se hace con un mensaje de «Igualdad ya» que busca dar cuenta y tomar acción sobre las desigualdades que se han perpetuado para que el Sida siga siendo una enfermedad presente en el mundo.

Desde Bogotá Cómo Vamos hacemos un contexto con cifras sobre el comportamiento de esta problemática. En el periodo de enero a 30 de junio de 2022 se han reportado en la ciudad 2.373 casos confirmados, lo cual implica un aumento de 440 casos si comparamos el mismo periodo en el año 2021. Las localidades que concentran las mayores tasas de casos reportados en Bogotá se encuentran en la zona centro oriental de la capital, en las localidades de Candelaria, Santa Fe y Mártires. Si bien observamos un aumento en casos en el primer semestre de 2022, es importante anotar que la tasa de mortalidad producto de esta condición es menor a la tasa reportada para el mismo periodo en el año 2021. La tasa de mortalidad para el 2022 fue de 2,1 muertes por cada cien mil habitantes, mientras que en el 2021 fue de 2,9; 63 muertes menos en este año comparado con el año pasado.

La campaña que lidera ONU SIDA está orientada a llevar el mensaje de que el VIH/SIDA es una enfermedad completamente prevenible y que su permanencia en el tiempo responde a la desigualdad en términos de disponibilidad y acceso a servicios para la prevención y tratamiento. Así mismo, es importante garantizar el intercambio y acceso igualitario a la tecnología para atender los casos de VIH/SIDA y, naturalmente, incidir en leyes, políticas y prácticas para que no perdure la exclusión y estigma con las que viven las personas contagiadas.

Por: Felipe Mariño, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

Columna de opinión publicada en Diario ADN, 01 de diciembre de 2022

Artículos

Violencia contra la mujer

El 25 de noviembre es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer y comienzan los 16 días de activismo para eliminar la Violencia Contra la Mujer que culmina el 10 de diciembre con el Día Internacional de los Derechos Humanos. Como cada año, la Organización de Naciones Unidas lidera esta iniciativa que busca evitar el retroceso de los derechos de las mujeres y conseguir un mundo libre de violencia de género.

En Bogotá Cómo Vamos damos un contexto general del comportamiento de la violencia contra la mujer. En delitos sexuales, en los que el 75 % de las víctimas son mujeres, hay un aumento preocupante si comparamos el período entre enero y octubre del 2021 y 2022, se presenta una diferencia acumulada de 1.124 casos, en los que 872 las víctimas son mujeres. Marzo de 2022 fue el mes con mayor cantidad de casos en el 2022: 887, que representan el 14 % de los casos en el año.

En un patrón similar, el 71% de las víctimas de violencia intrafamiliar son mujeres. Si comparamos el período de enero a octubre entre 2021 y 2022, también hay un aumento importante del 26,4 %. Las localidades de Puente Aranda, Suba y Teusaquillo son las únicas localidades que observan un mejoramiento en este indicador.

Desde 2021, Bogotá Cómo Vamos ha ofrecido a la ciudadanía, medios de comunicación, academia, sector público y privado un horizonte basado en el concepto de derecho a la ciudad, que promueve una ciudad con igualdad de género que adopte las medidas necesarias para combatir todas las formas de discriminación y violencia contra las mujeres. Para 2023 mantendremos la profundización de la transversalización del enfoque de género en nuestros productos para contribuir con la meta que nos plantean la ONU y la sociedad bogotana.

Por: Felipe Mariño, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

Columna de opinión publicada en Diario ADN, 24 noviembre de 2022