Artículos

Trabajar seguros

De acuerdo con el Índice de Ciudades Modernas 2019, presentado por el DNP la semana pasada, Bogotá se destacó al ser la capital y la aglomeración con el mayor puntaje, frente a otras ciudades. Al revisar las 6 dimensiones que evalúa, se halla que en Bogotá persisten retos en la dimensión de gobernanza, participación e instituciones y la de seguridad.

No es una sorpresa. Si bien muestra importantes resultados en los últimos cinco años en relación al indicador clave de tasa de homicidios, donde hay una reducción de 17,4 a 13,9 homicidios por cada 100.000 habitantes. Por otro lado, comparando el periodo 2018-2019 el valor total de homicidios tan solo tuvo 3 casos menos pasando de 1.089 casos a 1.086.

El resultado de los últimos años es producto de políticas públicas que se han orientado a la implementación de estrategias, de prevención y control, en puntos de concentración del delito; a través de intervenciones integrales en el territorio articulando la Policía Nacional, Fiscalía General y demás instituciones administrativas. Ahora, no podemos perder de vista que la ciudad está atravesando una crisis sanitaria con repercusiones sociales, especialmente en los sectores más vulnerables, lo que puede generar las semillas que incrementan el malestar social, movilizaciones, desórdenes, inseguridad, disturbios y focos de violencia; donde se deben mantener los esfuerzos por abordar esta problemática clave en la calidad de vida de la población.

Por: Felipe Bogotá, Director de Bogotá Cómo Vamos. 

director@bogotacomovamos.org

Columna de Opinión, publicada en Diario ADN el 10 de septiembre de 2020