Artículos

¿Qué es importante?

El proyecto “Plan de Rescate Social y Económico” ha generado cuestionamientos en el Concejo de Bogotá. Es válido cuestionar que no incluía en su narrativa salvar el sistema de TransMilenio y que en el articulado se destine el 63% de los recursos para éste. También, es cierto que a la Administración se le ha aprobado otros proyectos para responder a la crisis; como es el caso del Plan Marshall y el Cupo de Endeudamiento, pendientes de rendición de cuentas.

Pero ¿qué es importante? Bogotá hoy presenta cifras para tener en cuenta, tanto de política social, desempeño económico y para la movilidad. Por un lado, a cierre del 2020 la tasa de pobreza monetaria se ubicó en un 40,1%; también, la ciudad tuvo una caída económica del 6,6%; y, según la última encuesta #miVozmiCiudad realizada en febrero, 1 de cada 3 personas manifestó pasar hambre en la última semana por falta de recursos. Además, según la Encuesta de Movilidad 2019, en la población de estratos bajos predomina los viajes en TransMilenio (18% al 24%). En ese sentido, el proyecto necesita avanzar ya que, la urgencia de muchos bogotanos por satisfacer necesidades básicas no da espera, teniendo consecuencias directas en la reactivación económica y social.

Si bien es importante que el “Plan de Rescate Social y Económico avance, es igual de importante y coherente pedirle a la Administración una rendición de cuentas sobre la gestión de los recursos aprobados el año pasado; de tal forma que el voto de confianza esté acompañado de garantías concretas que estén demostrando la eficiencia y celeridad de las diferentes Secretarías en el uso de recursos para mitigar los efectos de la pandemia.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

Columna publicada en Diario ADN, 5 de agosto de 2021

Artículos

¿Es posible el rescate social?

La alcaldesa Claudia López acierta al impulsar una agenda de reactivación económica y social denominada el Plan de cambio y rescate social. El plan es pertinente en relación a los indicadores de pobreza, desempleo y recesión económica que han llegado a niveles históricos en la ciudad; oportuno frente a un momento en el cual el país no logra un camino claro a través de negociaciones; y viable debido a que los 1,7 billones destinados al plan, serán provenientes de redistribuciones del presupuesto de la ciudad utilizando fondos de la obra Circunvalar oriente, la nueva sede del Centro Administrativo Distrital (CAD), pago de dividendos del Grupo de Energía de Bogotá y excedentes no ejecutados en 2020 por la misma administración.

No obstante, desde Bogotá Cómo Vamos, fieles a nuestros principios, consideramos que es esencial poner “paños fríos” y compartir a la ciudadanía una opinión objetiva y aterrizada en un momento donde la polarización, exaltaciones de actores políticos y opiniones radicales con grandes anuncios, están a la orden del día.

El plan pretende llegar a un máximo de 950.000 hogares mediante tres transferencias económicas y otorgar subsidios de seguridad alimentaria a 50.000 hogares para mitigar la falta de ingresos para cubrir necesidades básicas. También, con foco hacia jóvenes y mujeres, se brindarán 134.000 cupos para jóvenes para acceder a educación superior, 15.000 empleos para mujeres (5 mil) y jóvenes (10 mil), 50.000 nuevos beneficiarios del programa Empleo Joven y 24.000 mujeres beneficiarias de apoyos para la dinamización de emprendimientos populares y micronegocios.

Sin embargo, las cifras exceden las inversiones de la administración. De acuerdo con las cifras del DANE, Bogotá a cierre de 2020 contaba con 3.357.585 personas en pobreza monetaria, 539.911 jóvenes no accedían a educación ni empleo en la ciudad y según la encuesta #miVozmiCiudad realizada en febrero del presente año, el 32% de las personas encuestadas manifestó pasar hambre en la última semana por falta de recursos. Adicionalmente, según ha documentado GOYN Bogotá, preocupa la salida de jóvenes del mercado laboral a causa de la pandemia con especial afectación en jóvenes mujeres, por ejemplo, de los jóvenes que no estudian ni trabajan una vez finalizado el colegio, el 61% son mujeres.

Las cifras evidencian que el plan de la alcaldesa es un símbolo que representa dónde deben estar las prioridades en este momento y cómo los diferentes actores que trabajamos por el bienestar de la sociedad nos debe movilizar la urgencia en un momento de emergencia. Ahora, los símbolos perduran en el tiempo cuando son acompañados de acciones sostenidas y determinadas que los vuelven un ritual. Es por esto, que el plan de rescate social tiene que estar acompañado de la reactivación plena de la economía y la dinámica social, siendo esto el principal motor para recuperar ingresos, empleo y generar oportunidades. Igualmente, el involucramiento del empresariado, las universidades y la sociedad civil se vuelve esencial, debido a que son las principales fuentes de movilización social y desarrollo económico.

Este plan será propuesto al Concejo de Bogotá para su aprobación en los próximos días. Por esto, es relevante preguntarnos: ¿Es posible mantener la actividad económica y dinámica social a un 100% de forma permanente en un momento alarmante de camas UCI? Sin claridad en esta repuesta será difícil hablar de un rescate social, debido a que estas dinámicas necesitan de certidumbre y un dinamismo constante que promueven la generación de oportunidades como es el empleo. Similarmente, ¿la ciudad y sus diferentes actores públicos y privados se encuentran alineados en el grado de urgencia de la situación, para cada uno proponer y ceder puntos que nos lleven a acuerdos comunes de reactivación económica? En este punto, somos optimistas debido a las acciones llevadas a cabo por universidades, gremios empresariales, fundaciones sociales, entre otros, en función de solucionar los estragos de la pandemia, todo será cuestión de demostrar que somos capaces de construir caminos conjuntos.

Finalmente, la pobreza en Bogotá es un problema de país. La capital representó el 31,3% del aumento del total nacional de pobreza monetaria y el 27,5% de pobreza monetaria extrema, seguido por Cali en un 10,6% y 8% respectivamente. Este indicador, debe llevar a la administración actual a seguir buscando dialogo con el gobierno nacional, para crear soluciones conjuntas que apalanquen la recuperación mediante inversiones como proyectos de infraestructura, obras, transferencias condicionadas y otros mecanismos que permitan a la ciudad volver a la senda económica previa a la pandemia.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos.

director@bogotacomovamos.org 

Columna de opinión publicada en EL TIEMPO, 7 de junio de 2021

Artículos

Impactos percibidos en la calidad de vida durante el…

“Mi Voz Mi Ciudad” es el nombre de la serie de encuestas virtuales que la Red de Ciudades Cómo Vamos y Fundación Corona realizaron junto con 19 programas Cómo Vamos, a nivel nacional, con el fin de medir la percepción ciudadana y obtener información de reporte para entender mejor la realidad de los territorios en medio de la crisis sanitaria y económica generada por la pandemia del Covid-19

A lo largo de sus 3 fases, #miVozmiCiudad recopiló la opinión de más de 120 mil ciudadanos en 36 municipios del país en temáticas relacionadas con la vida urbana como la situación económica, la salud, la educación, el medio ambiente, la movilidad, la seguridad, la gestión pública, entre otros.

Impactos percibidos en la calidad de vida durante el primer año de la pandemia COVID-19, analiza los resultados de las 3 fases de la encuesta virtual permitiendo comprender cómo cambiaron los indicadores en el primer año de la pandemia e identifica las poblaciones más afectadas por estos impactos.

Para más información de la Red de Ciudades Cómo Vamos, puedes ingresar AQUÍ

Descargar documento

Artículos

Pandemia, percepción ciudadana y retos de ciudad

Al cumplirse un año de la llegada del Covid-19 al país y a Bogotá, ¿cómo está la percepción de los ciudadanos sobre su calidad de vida?, ¿cuáles son sus opiniones?, ¿qué los afecta? o, ¿qué les preocupa?

Al analizar los resultados de la encuesta virtual #miVozmiCiudad, se pueden resumir las necesidades de las personas en 3 retos de ciudad: cerrar las brechas sociales y económicas, recuperar y trabajar por mejorar el entorno urbano y ampliar la gobernanza.

Según el DANE, Bogotá es la tercera ciudad más desigual del país a cierre de 2019. Previo a la pandemia éste ya era un tema central para la capital; la crisis sanitaria, y sus impactos en la población, pudieron profundizar las brechas ya existentes. #miVozmiCiudad puede aportar algunos datos al respecto y mostrar cómo los ciudadanos perciben su calidad de vida en aspectos, como: situación económica, educación, salud, seguridad entre otros.

Si bien en la primera fase de #miVozmiCiudad el 29% de los encuestados se consideró pobre, en la tercera tuvo un resultado del 42%. Asimismo, el 45% dijo que los ingresos del hogar no alcanzan para cubrir los gastos mínimos y un 32% afirmó pasar hambre por falta de recursos. En cuanto a los servicios educativos, la principal razón de insatisfacción está asociada con sentir que la enseñanza virtual no ha sido de calidad y no tener una adecuada infraestructura en el hogar.

Me sumo a las palabras de Alicia Bárcena, Directora Ejecutiva de la CEPAL “no se puede seguir tolerando la desigualdad, la injusticia estructural. Es hora de poner fin a la cultura del privilegio, a las desigualdades y de erradicar la pobreza en todas sus formas”. Esto requiere de voluntad política para poder contar con programas de transferencias, ajustes fiscales bajo un modelo de progresividad e incentivar el empleo formal en la población más vulnerable.

Por otro lado, trabajar por el mejoramiento del entorno urbano es fundamental; el Covid-19 afectó las libertades y el disfrute de actividades que proporcionan calidad de vida. En este sentido, este aspecto se convierte, a su vez, en una oportunidad para la promoción y generación de ambientes más seguros, favorables para la convivencia y que contribuyen al desarrollo de la ciudad y sus habitantes.

#miVozmiCiudad, en su segunda fase, dio cuenta que solo el 28% de los encuestados está satisfecho con la calidad del espacio público; en la fase 3, dijo que el 9% se siente seguro en la ciudad y 16% en el barrio. Frente a temas de movilidad, la oportunidad está en los modos sostenibles: entre los medios de transporte más utilizados se ubicó la bicicleta (13%).

Ahora, abordar estas temáticas y trabajar en ellas, no solo pueden mejorar la cohesión social sino incentivar la reactivación económica; además de contribuir al desarrollo de la ciudad y al mejoramiento de la calidad de vida en tiempos de pandemia.

Por último, se encuentra la importancia del fortalecimiento de la gobernanza. “El sistema de gobernanza es la estructura institucional formal y organizativa del proceso de decisiones vinculantes del Estado moderno” (Garay, 2014). El resultado final de las tres mediciones evidenció una caída en la satisfacción con los mecanismos de consulta y participación. Mientras que en julio 2020, el 33% de las personas estaban satisfechas, en febrero el resultado fue del 26%.

Cuando se habla de ampliar la gobernanza en la ciudad, las decisiones pueden partir de la negociación y participación entre diferentes actores para dar solución, de manera conjunta, a asuntos públicos y que son de interés para la ciudadanía.

Es así como, involucrar actores no estatales en las decisiones de ciudad, donde el interés por lo público es plural, puede contribuir a disminuir los niveles de percepción de corrupción, aumentar la confianza en las instituciones y en las decisiones que toma el gobierno.

En el aniversario de la pandemia, se cierra un ciclo de medición de percepción ciudadana sobre el impacto del Covid-19; y que sigue posicionando la importancia de darle un rostro ciudadano a los datos, para fomentar el involucramiento de todos los actores en una recuperación sostenible y corresponsable de la ciudad.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos. 

director@bogotacomovamos.org

Columna de opinión publicada en Periódico EL TIEMPO, 27 de marzo de 2021

Presentación, resultados 3.° fase encuesta virtual #miVozmiCiudad

Este miércoles 24 de marzo, Bogotá Cómo Vamos entregará la tercera serie de resultados de la encuesta virtual “Mi Voz Mi Ciudad”, que muestra la opinión ciudadana en temas como: optimismo, situación económica, seguridad, salud, movilidad, gestión de la Administración, entre otros. Esta tercera fase, en la que participó Bogotá junto con otros 18 programas Cómo Vamos, tuvo como objetivo generar información sobre la evolución y cambios en las percepciones y necesidades de la ciudadanía en medio del confinamiento, la reactivación económica y el inicio del proceso de vacunación.

Los resultados para Bogotá corresponden a la percepción de 3.153 personas que respondieron el formulario entre el 9 y el 25 de febrero. Los datos obtenidos se muestran de manera desagregada por nivel socioeconómico, género, rangos de edad y zonas de la ciudad.

“Mi Voz Mi Ciudad” es el nombre de la serie de encuestas virtuales que la Red de Ciudades Cómo Vamos y la Fundación Corona lanzaron en el mes de julio de 2020 con diferentes programas Cómo Vamos a nivel nacional, con el fin de medir el bienestar subjetivo en estos territorios. Luego de la divulgación de los resultados de las dos primeras fases, se realizó la tercera encuesta la cual busca continuar con el monitoreo de la percepción ciudadana a un año del inicio de la pandemia.

La tercera entrega de resultados para la capital del país se presentará este miércoles 24 de marzo y contará con la participación de las Concejales Carolina Arbeláez y Andrea Padilla; y el Editor Jefe de EL TIEMPO, Ernesto Cortés. Se podrá ver en vivo a partir de las 9 a.m. en los canales digitales de Bogotá Cómo Vamos y del periódico EL TIEMPO.

El documento de resultados se podrá consultar en www.bogotacomovamos.org


Fecha: miércoles 24 de marzo.

Lugar: https://www.facebook.com/programabogotacomovamos –  www.youtube.com/ElTiempo

Hora: 9:00 a.m. – 10:00 a.m.


Ingresa y conoce los resultados de la primera y segunda medición de la encuesta virtual #miVozmiCiudad publicados en los meses de octubre y diciembre de 2020.

Artículos

El reto de la percepción en seguridad

El año pasadosi bien varios de los principales indicadores de seguridad como homicidios, hurtos, lesiones personales, delitos en el transporte público, cerraron con un balance positivootros parecerían ser los resultados para el sector desde la percepción ciudadana.  

 Según la última encuesta de Percepción y Victimización de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), la percepción de inseguridad aumentó 16 puntos al pasar de 60% en 2019, a 76% en 2020; registrando el nivel más alto en los últimos cinco años. De igual manera, la encuesta #miVozmiCiudad, realizada en noviembre por Bogotá Cómo Vamos, evidenció que el 7% de las personas dijo sentirse seguro en la ciudad y 13% en el barrio. 

Svarios de los resultados del sector han sido positivos, ¿por qué la percepción de seguridad está a la baja?, ¿por qué es importante trabajar en ella?; y, por consiguiente, ¿cómo mejorarla? Para analizar este tema, hay que tener presente dos elementos:  primero, es un indicador difícil de revertir en el corto plazo y, segundo, es afectada por factores directos e indirectos. 

Entre los factores directos se encuentra, por ejemplo, que si bien casi todos los tipos de hurtos han disminuido excepto el de bicicletas-, las armas empleadas, sumado a hitos como la muerte de una persona en el transporte público o los hechos ocurridos el 9 de septiembre de 2020, han tenido efectos en la ciudadanía y su percepción de seguridad 

Por otro lado, se encuentra la confianza en la policía. La calificación del servicio presenta una tendencia a la baja según la encuesta de la CCB; entre 2015 y 2020 la satisfacción de quienes acudieron a ella pasó de 20% a 16%. Por otro lado, #miVozmiCiudad reportó que el 18% de los encuestados dijo sentirse satisfecho con la forma en cómo ésta ha atendido la emergencia del coronavirus.  

Según el estudio estadístico y espacial para Bogotá de Gélvez, J. D. (2018), sobre los determinantes que se relacionan con la percepción de inseguridad, un factor indirecto es cómo la percepción de inseguridad es más alta en los grupos socioeconómicos bajos, la cual podría estar asociada a las dinámicas en las que se desenvuelven las personas y los territorios 

Entonces, ¿por qué es importante la percepción? Si las personas se sienten satisfechas con su entorno, éste puede llegar a convertirse en un escenario propicio para la buena convivencia; podrían disfrutar tranquilamente de los espacios públicos, caminar y usar la bicicleta, además de resultados positivos para la actividad económica, entre otros. Por otro lado, la percepción incluye la satisfacción con la prestación del servicio; la cual permite conocer la opinión de los usuarios en temas como: policía, líneas de atención de emergencia, acceso al sistema de justicia, etc 

Combinando las respuestas de la primera y segunda pregunta, se presenta un escenario complejo, pero, a la vez, es una oportunidad para mejorar la percepción de seguridad en la ciudad. 

Unpropuesta es la recomendación que realizó la CCB en su última encuesta: el diseño y ejecución de un proyecto para mejorar las habilidades blandas de los funcionarios y apoyo a la MEBOG en la construcción de confianza con el ciudadanoEsto, sumado a las acciones que viene desarrollando el distrito, como la reactivación de la obra para la sede de la Policía Metropolitana; además del anuncio de la llegada este año de cerca de 1.500 uniformados 

De igual manera, es importante seguir buscando la integración de la ciudadanía en temáticas esenciales. Por ejemplo, si el hurto de bicicletas ha crecido en la ciudad, indicador que aumentó un 32% entre 2019 y 2020, ¿cómo se incluye a la comunidad en la formulación de propuestas para contener y entender la problemática? En estos casos, es valioso y necesario, el fortalecimiento e involucramiento de los espacios de participación. 

Por otro lado, se destaca la periodicidad con la que el distrito ha comunicado los resultados del sector y nuevas iniciativas. Los escenarios de transparencia y rendición de cuentas son propicios para recuperar la confianza de la gente. 

Según Gélvez, J. D. (2018) la percepción no es un indicador de evaluación directa sobre la gestión institucional en la seguridad de la ciudad; sin embargo, podemos considerarlo un aspecto clave y, por eso, trabajar en la confianza ciudadana es fundamental para una reactivación sostenible. 

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos. 

director@bogotacomovamos.org 

Columna de opinión publicada en Periódico El Tiempo, domingo 21 de febrero de 2021

 

Comunicados

Boletín Red Colombiana de Ciudades Cómo Vamos: aumentar la…

  • La segunda fase de la Encuesta Virtual #MiVozMiCiudad de los programas Cómo Vamos, midió la percepción ciudadana sobre la calidad de vida durante noviembre en 36 ciudades y municipios del país, y contó con la participación de más de 30 mil ciudadanos.
  • Aumentar la confianza y el optimismo entre los ciudadanos debe ser prioritario de cara a una recuperación de largo plazo. Sólo en una de las ciudades el optimismo entre los ciudadanos encuestados superó el 50%.
  • En la mayoría de temas analizados, se identificaron retrocesos y desmejoras frente al momento inicial de medición de la encuesta, lo cual pone en evidencia el impacto real y profundo de la pandemia.
  • La satisfacción con los servicios de salud mostró mejoría a lo largo de las ciudades encuestadas, y también entre los diferentes niveles socioeconómicos, superando la crisis inicial.
  • La seguridad ciudadana es una de los grandes perdedoras durante la pandemia, se requieren medidas integrales para atender los retos de percepción y victimización.

15 de diciembre de 2020. La Red de Ciudades Cómo Vamos y Fundación Corona publican a partir de esta semana los resultados de la segunda de las tres fases de la encuesta virtual #MiVozmiCiudad. Esta segunda entrega les tomó el pulso a los ciudadanos durante noviembre de 2020. La encuesta recoge información sobre bienestar subjetivo con el fin de visibilizar las percepciones ciudadanas sobre la calidad de vida durante la pandemia y brindar insumos para la toma de decisiones a nivel territorial durante la coyuntura por la COVID-19.

#MiVozMiCiudad es un complemento a la tradicional Encuesta de Percepción Ciudadana de los programas Cómo Vamos, que usa herramientas digitales y las redes sociales como mecanismos innovadores en la medición y análisis de información ciudadana, apoyándose en una metodología rigurosa, tanto en la recolección como en el análisis de los datos. En esta ocasión, la encuesta aumentó su cobertura a 36 municipios agrupados en 19 programas Cómo Vamos, donde más de 30 mil ciudadanos respondieron la encuesta. La encuesta incluye desagregaciones por grupos etarios, niveles socioeconómicos, género y zonas geográficas de las diferentes ciudades y municipios.

Los municipios que participaron en esta medición de la Encuesta Virtual fueron Armenia, Barbosa, Barranquilla, Bogotá, Bucaramanga, Buenaventura, Cajicá, Cali, Cartagena, Chía, Cogua, Cota, Cúcuta, Floridablanca, Gachancipá, Girón, Jamundí, Manizales, Medellín, Montería, Nemocón, Pereira, Piedecuesta, Puerto Colombia, Quibdó, Santa Marta, Socorro, Soledad, Sopó, Tabio, Tenjo, Tocancipá, Tuluá, Vélez, y Zipaquirá; que participaron en la primera fase y a los que se suman Ibagué y Yumbo para esta segunda fase.

Para esta segunda fase, se analizaron temas ya presentados en la primera fase como empleo, salud, educación, seguridad y gestión pública entre otros, y se complementaron con temáticas relevantes para la calidad de vida de las ciudades, más de 6 meses después del inicio de las medidas de confinamiento en nuestro país, entre las que se incluye la calidad ambiental urbana, cultura, reactivación económica y autopercepción de comportamiento ciudadano. “La incorporación de estos nuevos temas en la encuesta, permite tener una mirada más amplia y holística frente a los aspectos que tienen relación con la calidad de vida de los ciudadanos y evidenciar temas que son de alta relevancia en este momento en las ciudades; así como identificar los retos y oportunidades frente a las medidas que están tomando las alcaldías” dice Mónica Villegas, gerente de Educación para la Participación Ciudadana de la Fundación Corona


Principales hallazgos nacionales

  1. CLIMA DE OPINIÓN – Aumentar la confianza y el optimismo entre los ciudadanos debe ser prioritario de cara a una recuperación de largo plazo. Cerca del 50% de la población encuestada manifestó sentir que las cosas van por mal camino, versus un 30% que considera lo contrario. Para esta segunda edición, Barranquilla es la única ciudad donde la mitad de la población considera que las cosas van por buen camino, seguida por Pereira con 45%, Montería con 43% y Zipaquirá con 40%. Por su parte, en Quibdó, 8 de cada 10 ciudadanos y en Armenia 7 de cada 10, perciben que las cosas van por mal camino. Por grupos de edad, el porcentaje de personas entre los 18 y los 45 años presentan los niveles de optimismo más bajos con un 26%, mientras que los mayores de 55 años presentan niveles ligeramente más altos con un 36%.
  2. ALIMENTACIÓN – Atender la pobreza y su impacto en el bienestar debe ser un punto principal en la agenda de todos los actores. Los resultados de la segunda fase evidencian que, en las ciudades encuestadas, se agudizaron los problemas de bienestar y alimentación. En ciudades como Quibdó, Barranquilla, Cartagena y Santa Marta, 3 de cada 10 ciudadanos manifestaron que miembros de su hogar pasaron hambre durante la pandemia por falta de recursos. En Montería y Medellín el porcentaje superó el 25%. Por niveles socioeconómicos, se percibe una brecha entre los niveles bajos con 30% y los niveles más altos con 8%. En los niveles medios, 2 de cada 10 ciudadanos manifestaron que miembros de su hogar pasaron hambre durante la pandemia por falta de recursos.
  3. SATISFACCIÓN SALUD – Los servicios de salud comienzan a recuperarse luego de la crisis inicial, sin embargo, falta camino para recuperar la confianza ciudadana. La satisfacción con los servicios de salud mostró mejores resultados que a comienzos del periodo de confinamiento. En la gran mayoría de ciudades encuestadas, la satisfacción mostró variaciones entre el 3% y el 20% con respecto a la fase 1 de medición de la Encuesta Virtual. La mejoría más alta la reportó Barranquilla, con un aumento del 20%, mientras que Quibdó fue la única ciudad donde sus habitantes manifestaron una leve variación negativa en la satisfacción con los servicios de salud. No obstante, entre los 36 municipios encuestados, solo en 5 ciudades la satisfacción con los servicios de salud superó el 40%. Por niveles socioeconómicos, las cifras ofrecen resultados interesantes; mientras que en los niveles bajos la satisfacción alcanza un nivel de solo un 30%, en los niveles altos la satisfacción aumenta al 48%.
  4. EDUCACIÓN – La educación sigue presentando retos a lo largo de las ciudades, obligando a tomar más y mejores medidas desde los diferentes sectores. En general, 3 de cada 10 ciudadanos encuestados están satisfechos con los servicios educativos en las principales ciudades del país. Los encuestados en Quibdó, Cali y Armenia presentaron los niveles de satisfacción más bajos, alcanzando apenas el 25%. Los ciudadanos encuestados que presentaron los mayores niveles de satisfacción fueron residentes de Chía con 37%, Barranquilla con 33% y Zipaquirá y Montería con 32%. Sin embargo, en ningún caso la satisfacción superó el 40%. Con relación a la opinión de los ciudadanos con respecto a cuándo deben regresar los estudiantes a las aulas, en todas las ciudades, la mayoría (entre el 60% – 45%) consideran que la presencialidad se debe retomar una vez se tenga acceso a vacunas, esto representaría un reto frente al acceso y a la calidad de la educación sobre todo en sectores más vulnerables.
  5. SATISFACCIÓN MOVILIDAD – La moto, el transporte colectivo y el carro particular, predominan como los modos de transporte más utilizados durante la pandemia. Entre el 60% y el 75% de los ciudadanos encuestados manifestaron movilizarse 3 o más veces a la semana para ir a trabajar, estudiar u otras actividades. Entre este grupo de ciudadanos, los modos principales de transporte variaron a lo largo de las diferentes ciudades. En 7 de las ciudades capitales, el principal modo de transporte utilizado para movilizarse fue el servicio de buses colectivos, como fue el caso en Manizales, Barranquilla e Ibagué con niveles de uso del 37%, 33% y 30% respectivamente. Mientras tanto, en las otras 5 ciudades capitales, el principal modo de transporte utilizado fue la moto, como en el caso Quibdó, Montería, Cartagena, Armenia y Bucaramanga, con niveles del 70%, 45%, 29%, 28% y 25% respectivamente. Los modos de transporte con los mejores niveles de satisfacción fueron el carro particular con 75%, la moto con 73% y la bicicleta con 70%, mientras que los sistemas de transporte masivo presentan los niveles más bajos con apenas un 31%.
  6. CALIDAD AMBIENTAL – La calidad ambiental presenta importantes retos a lo largo de las ciudades encuestadas, especialmente en algunas ciudades capitales. En varias ciudades la insatisfacción con la calidad del aire, del agua, la gestión de los residuos y el ruido presentó niveles por encima del 60%, como por ejemplo en Quibdó con 69%, Yumbo con 67%, Buenaventura con 65% y Cúcuta con 60%. En ninguna de las ciudades, la satisfacción de los encuestados con la calidad ambiental superó el 50%. Las ciudades con la mejor percepción fueron Manizales con 48%, Montería con 46% y los municipios de la Sabana Centro de Bogotá (Cota, Cogua, Gachancipá, Nemocón, Sopó, Tabio, Tenjo) con 47%. Por grupos etarios, se perciben diferencias relevantes con relación a los niveles de insatisfacción con la calidad ambiental. Mientras que en los jóvenes la insatisfacción presentó niveles de 37%, este porcentaje incrementa progresivamente de acuerdo con la edad, llegando a un 53% de insatisfacción en las personas mayores de 55 años.
  7. SEGURIDAD – La seguridad ciudadana es una de los grandes perdedores durante la pandemia, se requieren medidas integrales para atender los retos de percepción y victimización. En las ciudades encuestadas, se deterioró la percepción de seguridad en los barrios, pero presenta mejores niveles que la percepción de seguridad en la ciudad. En todas las ciudades encuestadas, los habitantes se sienten más seguros en sus barrios que en la ciudad en general. En casos como Manizales, Pereira y Provincias Santander más del 45% de los ciudadanos se sienten seguros en sus barrios, mientras que en el resto de los municipios, el porcentaje de personas que se sienten seguros está por debajo del 30%. En Bogotá, Cúcuta y Quibdó, este porcentaje se encuentra inclusive por debajo del 15%. En relación con la percepción de seguridad en la ciudad, ninguna de las ciudades encuestadas presentó niveles superiores al 30%. Inclusive, en casos como Bogotá, Cúcuta y Quibdó nuevamente, el porcentaje de ciudadanos que se sienten seguros presentan cifras por debajo del 10%. Finalmente, en todas las ciudades la percepción de seguridad en los barrios disminuyó con respecto a la fase 1, con cambios entre el 10 y el 20%.
  8. COMPORTAMIENTO CIUDADANO – Los ciudadanos manifiestan una autopercepción positiva a las medidas de bioseguridad, sin embargo, perciben con desconfianza a sus conciudadanos. Mientras que en la mayoría de las ciudades más del 95% de los encuestados manifestó hacer uso del tapabocas siempre que salen a la calle o hace uso de medios de transporte, la percepción del comportamiento ajeno es opuesto. En general, la mayoría de las personas encuestadas tiene una percepción negativa frente al uso del tapabocas en lugares públicos por parte de otros ciudadanos. En ciudades como Buenaventura con 18%, Armenia con 22%, Cali con 22% e Ibagué con 23%, esta percepción negativa presenta los niveles más bajos, evidenciando una fuerte desconfianza frente al uso del tapabocas por la ciudadanía. El panorama mejora en ciudades como Barranquilla, Tocancipá y Cajicá, donde un 45% de encuestados reconoce un mejor comportamiento frente a estas medidas de bioseguridad.
  9. MEDIDAS DE REACTIVACIÓN – La reactivación económica debe propender por un abordaje integral y desde una mirada multidimensional que beneficie a todos los ciudadanos. En ninguna ciudad la satisfacción de los ciudadanos con las medidas de reactivación impulsadas superó el 50%. En Cartagena, Barranquilla, Pereira y Montería, entre el 49% y el 46% de la población encuestada manifestó sentirse satisfecha con las medidas tomadas por la alcaldía. En cambio, en ciudades como Quibdó, Cúcuta, Armenia, Ibagué y Cali, más del 50% de la ciudadana encuestada desaprobó las medidas implementadas. Entre los diferentes niveles socioeconómicos, la percepción se comportó de manera similar, con los niveles bajos, medios y altos presentando niveles de insatisfacción cercanos al 45% y niveles de satisfacción cerca del 35%.
  10. GESTIÓN ALCALDÍA – La gestión de las alcaldías presenta niveles de satisfacción variados a lo largo de las ciudades encuestadas, especialmente en las capitales. En cerca de la mitad de las ciudades, los ciudadanos encuestados manifestaron mayores niveles de insatisfacción con la forma en la que las alcaldías municipales han atendido la emergencia del coronavirus. La situación en ciudades como Quibdó con 75%, Cúcuta con 69% y Armenia con 64% presentan los niveles más altos de insatisfacción entre los encuestados. No obstante, y en cambio, en ciudades como Cartagena con 50%, Zipaquirá con 50%, Barranquilla con 50%, Pereira con 49% y Chía con 49% los ciudadanos registran una satisfacción más positiva con la gestión local, con porcentajes por encima o cercanos al 50%.

Los resultados de esta segunda encuesta complementan los resultados de la primera fase publicados en octubre pasado y se completarán con los resultados recolectados en la tercera fase que se realizará en febrero del 2021. Con este instrumento la Red Cómo Vamos realiza un análisis profundo y continuo de la percepción de la calidad de vida durante la pandemia, lo cual permitirá tener un seguimiento de la evolución y cambios en las necesidades de la ciudadanía. “En esta segunda fase, #MiVozMiCiudad nos permite continuar con el seguimiento y monitoreo a la percepción ciudadana durante la pandemia, profundizando sobre diferentes aspectos. Con este instrumento digital e innovador, podemos hacer un monitoreo continuo, identificando la evolución y los cambios en la percepción y la calidad de vida. Esta Encuesta Virtual se presenta como un importante complemento a nuestra tradicional Encuesta de Percepción Ciudadana, y confiamos que va a contribuir a una mejor toma de decisiones en las ciudades” dice Luis Hernán Sáenz, coordinador nacional de la Red de Ciudades Cómo Vamos.

Los resultados específicos para cada uno de los 19 programas Cómo Vamos, serán presentados en los próximos días. Con estos se podrá conocer con detalle cómo le fue a cada uno de los 36 municipios en la segunda fase de #MiVozMiCiudad.

Para conocer los resultados completos del informe nacional puede consultar la página web de la Red de Ciudades Cómo Vamos (www.redcomovamos.org) y de Fundación Corona (www.fundacioncorona.org ).


Acerca de Fundación Corona Somos una organización de segundo piso y de origen familiar que durante más de medio siglo ha contribuido al mejoramiento de la calidad de vida, el desarrollo social y la reducción de las inequidades en Colombia. Por medio de la educación y a partir de dos líneas de acción: Educación orientada al Empleo y Educación para la Participación Ciudadanía; en la Fundación Corona buscamos contribuir al fortalecimiento de capacidades que mejoren el bienestar de las poblaciones vulnerables.

Acerca de la Red de Ciudades Cómo Vamos La Red de Ciudades de Cómo Vamos (RCCV) es una alianza entre el sector privado y la sociedad civil centrada en la generación de información confiable y comparable, para medir y hacer un seguimiento de la calidad de vida y la sostenibilidad en las ciudades colombianas. La RCCV tiene como objetivo contribuir al desarrollo de gobiernos locales más efectivos y eficientes, y de ciudadanías más informadas, responsables y participativas. Actualmente, la Red reúne 21 iniciativas que agrupan 45 municipios del país, incluyendo 15 ciudades capitales/distritos y es liderada por los programas Cómo Vamos y la Fundación Corona. Adicionalmente cuenta con el apoyo de la Cámara de Comercio de Bogotá, el periódico El Tiempo y la Universidad Javeriana como socios nacionales, y de más de 150 socios a nivel regional.

Acerca de Sensata UX Sensata UX es una agencia de investigación centrada en la comprensión y medición de problemáticas sociales, culturales y de mercado. Nuestra mayor innovación yace en la combinación de tecnologías digitales, investigación centrada en el usuario y las más actuales teorías de las ciencias sociales, para entender el por qué detrás del comportamiento de los usuarios.

Artículos

Saber cómo vamos

Este año, cambió el rumbo de nuestras vidas. Crisis económica, malestar social y una pandemia que cobra la vida de miles de personas. Varios indicadores y estadísticas muestran que vivimos uno de los momentos más críticos de la historia reciente. Desde Bogotá Cómo Vamos creemos que el bienestar subjetivo y la percepción ciudadana son fundamentales para analizar y proponer soluciones para el desarrollo y el mejoramiento de la calidad de vida.

Entre julio y agosto, recolectamos la opinión de más de 12 mil bogotanos, donde se evidenció que el 25% era optimista con la situación de la ciudad, 49% se sentía inseguro en su barrio, 29% se declaró pobre y 16% dijo haber pasado hambre en la última semana. Estos indicadores se convierten en un insumo para los tomadores de decisión sobre la que vive la población.

En días pasados, lanzamos la segunda fase de recolección de la encuesta virtual #miVozmiCiudad, donde, nuevamente, queremos saber cómo estás, para saber cómo vamos. De esta manera buscamos  generar información sobre los cambios en las percepciones de las personas en medio de la reactivación económica; nuestro propósito: acercar a los diferentes actores públicos y privados a las necesidades de la ciudadanía.

¿Tienes 10 minutos?. Te invitamos ingresar a www.bogotacomovamos.org, participar y compartir con nosotros tu opinión. Queremos aportar información sobre el clima de opinión, la satisfacción con bienes y servicios, el comportamiento ciudadano y más, en tiempos de un profundo cambio social y económico y, así, contribuir a la mejor toma de decisiones.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos. 

director@bogotacomovamos.org  

Columna publicada en diario ADN, 19 de noviembre de 2020.