Artículos

¿Qué es la Región Metropolitana Bogotá – Cundinamarca?

La Región Metropolitana Bogotá – Cundinamarca está enmarcada en la Ley Orgánica 2199 del 2022, la cual define sus condiciones generales y reglamenta su funcionamiento.


¿Qué es la Región Metropolitana? 

Es una entidad administrativa de asociatividad, consagrada en el Artículo 325 de la Constitución Política. Busca integrar al Departamento de Cundinamarca, sus municipios y el Distrito Capital.

¿Cuál es su propósito?

Garantizar la ejecución de planes, programas y proyectos de desarrollo integral, así como una prestación oportuna y eficiente de los servicios entre las entidades territoriales que lo conforman, promoviendo el desarrollo armónico, la equidad, el cierre de brechas entre los territorios y la ejecución de obras de interés regional.

¿Cuáles son los principios que rigen su funcionamiento?

Autonomía territorial, sostenibilidad, convergencia socioeconómica, pluralidad, identidad regional, gradualidad, economía y buen gobierno, especialidad, participación, coordinación, concurrencia y complementariedad.

¿Cuál es el procedimiento para su conformación?

Se debe presentar como iniciativa de la Alcaldesa de Bogotá y del Gobernador de Cundinamarca, al Concejo Distrital y a la Asamblea Departamental, para que ambas corporaciones decidan sobre el ingreso o no a la Región Metropolitana Bogotá – Cundinamarca y pueda entrar en funcionamiento.

¿Qué municipios pueden formar parte?

Aquellos que comparten dinámicas territoriales, ambientales, sociales y económicas con la Región Metropolitana y el Distrito Capital.

¿Cómo pueden asociarse los municipios?

Los municipios que quieran asociarse deberán contar con la aprobación de sus respectivos Concejos Municipales. Esta iniciativa le corresponderá al Alcalde Municipal o a la tercera parte de los Concejales.

¿Cuáles son sus competencias?

La Región Metropolitana trabajará en las áreas temáticas de: movilidad; seguridad ciudadana, convivencia y justicia; seguridad alimentaria y comercialización; servicios públicos; desarrollo económico; medio ambiente y ordenamiento territorial.

¿Quién toma las decisiones?

El encargado de tomar las decisiones será el Consejo Regional, el cual será el máximo órgano de gobierno.

¿Cómo está compuesto el Consejo Regional?

Está compuesto por la Alcaldesa de Bogotá, el Gobernador de Cundinamarca, los Alcaldes y Alcaldesas de los municipios de Cundinamarca que hagan parte de la Región Metropolitana. Contarán con un delegado del Presidente de la República y uno del Comité Intergremial de Bogotá y Cundinamarca, quienes tendrán voz, pero no voto.

¿Quiénes podrán hacerle control político?

La Asamblea de Cundinamarca, el Concejo de Bogotá y los Concejos Municipales de los municipios que hagan parte de la Región Metropolitana podrán hacerle control político.


¿Quieres conocer más?

Consulta el ABC de la Región Metropolitana Bogotá – Cundinamarca

Consulta la Ley Orgánica 2199 del 8 de febrero de 2022, que tiene por objeto adoptar, definir y reglamentar el funcionamiento de la Región Metropolitana Bogotá – Cundinamarca.


 

Artículos

Restricción al parrillero

El Distrito expidió el Decreto 119 que incorpora medidas para mejorar la seguridad y convivencia en Bogotá. Algunas van por rutas ya transitadas y otras, conllevan restricciones a las libertades. ¿Qué podemos esperar de ellas? ¿Qué evidencia existe que justifique su implementación? ¿Quiénes ganan o quiénes pierden?

Si bien la nueva restricción de parrillero hombre tiene ajustes respecto a la implementada en la administración de Enrique Peñalosa, en espíritu es la misma. Según reportes de 2018 de la Secretaría Distrital de Seguridad, Convivencia y Justicia, la restricción evidenció que los hurtos con móvil de agresor en motocicleta aumentaron mientras estaba en vigencia, pasando de 302 casos en febrero a 396 en mayo. Desde ese mes y hasta julio de 2018, se presentó una reducción de 62 casos y continuó disminuyendo hasta agosto, cerrando con 237; incluso habiendo levantado la medida a mitad de julio. Lo que se puede concluir es que es difícil aislar el efecto de la medida cuando al inicio de su implementación los hurtos aumentaron y, además, cuando se redujeron incluso una vez levantada la restricción.

Lo anterior invita a la reflexión ciudadana en torno a el beneficio que trae una medida restrictiva de este tipo que, primero, ya ha sido probada y que no ha funcionado en la ciudad. Segundo, analizar si esos beneficios, difíciles de comprobar rigurosamente, se equiparan a los costos sociales que asumen los motociclistas; quienes pagan por las dificultades que en materia de seguridad tienen las autoridades. Finalmente, una administración debería evitar medidas que restringen libertades básicas ciudadanas y fortalecer las funciones sociales de la ciudad.

Por: Felipe Mariño, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

Columna publicada en Diario ADN, 21 de abril de 2022

Artículos

¿Cómo se están sintiendo los capitalinos?

La última encuesta virtual #miVozmiCiudad de Bogotá Cómo Vamos recopiló la opinión de más de 3 mil capitalinos durante noviembre 2021 en temáticas que van desde clima de opinión hasta su percepción de seguridad, los modos de transporte más utilizados, entre otros aspectos que afectan su calidad de vida. También preguntó cuáles son los 3 temas principales a los que la Alcaldía debería prestarle atención.

Respondiendo esta pregunta, el 65% de los encuestados aseguró que la seguridad y convivencia es el tema prioritario, seguido por movilidad e infraestructura (47%) y empleo (46%).

Entonces, ¿cómo se están sintiendo las personas? El 9% aseguró que en general las cosas van por buen camino mientras que un 75% afirmó lo contario. Así mismo, 41% dijo sentirse orgulloso de Bogotá y, un poco más de la mitad, estar insatisfecho con la ciudad como un lugar para vivir (52%). Por otro lado, 15% calificó como ‘buena’ la gestión de la alcaldesa Claudia López; 4 puntos porcentuales (p.p.) por debajo de los resultados de la medición publicada en octubre de 2021 (19%).

Ahora, atendiendo los temas priorizados, encontramos que 4 de cada 100 encuestados se siente seguro en la ciudad; mismo resultado que la anterior. Adicionalmente, la percepción de seguridad en el barrio fue de 11%, 1 p.p. por debajo de la pasada edición. La razón principal por la que el 81% dijo sentirse inseguro es por la existencia de delincuencia, expresada en hurtos y homicidios. A pesar de lo anterior, el 61% manifestó no haber sido víctima de algún delito.

Con respecto a movilidad urbana, el 29% afirmó utilizar el TransMilenio como principal medio de transporte seguido por el bus, buseta y colectivo (incluido SITP) (25%), el vehículo particular (18%) y la bicicleta (10%). La satisfacción con el medio de transporte fue de 35% y 44% dijo estar insatisfecho.

En cuanto a situación económica, el 19% de los encuestados manifestó que durante el último año su situación económica mejoró; 3 p.p. por encima de los resultados de octubre. Por otro lado, la autopercepción de pobreza mejoró: pasó de 43% a 38%; y el 42% afirmó haber perdido su empleo.

Ahora, en términos de salud, encontramos que el 32% siente que su salud física está mejor hoy que al inicio de la pandemia y un 31% así lo dijo respecto a su salud mental. Los resultados en vacunación dieron cuenta que el 76% de los participantes están con el esquema completo de vacunación y, curiosamente, el 25% de los que manifestaron no tener la vacuna es porque cree que tiene efectos secundarios.

Por último, leer libros (35%) e ir al cine (21%) fueron las principales actividades culturales que los encuestados manifestaron realizar de manera frecuente en el último año; y en cuanto a recreación y deporte, las principales fueron: ir a parques (41%) y visitar centros comerciales (35%). Ahora, un poco más del 30% dijo estar satisfecho con la oferta cultural, deportiva y recreativa en la ciudad.

Como reflexión general: contar con herramientas de medición, que permiten conocer cómo se sienten las personas, contribuye a los análisis sobre la evolución y los cambios en la calidad de vida en la ciudad desde la perspectiva de quienes la habitan. También brindan insumos para la toma de decisiones; pero, además, fomentan el involucramiento de todos los actores para la construcción colectiva de la ciudad. Las políticas públicas pueden incorporar en su planeación y metas buscar un impacto en la percepción y en el sentir ciudadano; beneficiario de todos los esfuerzos institucionales.

Por: Felipe Mariño, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

Columna de opinión publicada en Periódico EL TIEMPO, 11 de febrero de 2022

Artículos

¿Medidas de movilidad?

Las medidas adoptadas para la movilidad y mitigar los impactos de las obras en la ciudad llaman la atención en los primeros días del 2022.

Incentivar el uso de carro compartido, extender la restricción del pico y placa y promover alternativas sostenibles como el transporte público y la bicicleta, parecen ser las mismas opciones a las que han recurrido años atrás para solucionar la movilidad en Bogotá. Todo lo anterior cobra relevancia si se considera el grado de satisfacción que tienen los capitalinos con los modos de transporte que utilizan.

Según los resultados de la encuesta virtual #miVozmiCiudad publicados en marzo de 2021, el 32% de los encuestados usó el bus, buseta o colectivo como principal medio de transporte para ir a su trabajo o estudio. Le siguió TransMilenio (22%), el carro particular (12%) y la bicicleta (13%). Sin embargo, 4 de cada 10 personas dijo sentirse insatisfecho con el modo de transporte que utilizan.

Ahora, un factor que puede determinar el éxito o fracaso para desincentivar el uso del carro particular es la seguridad en los medios alternativos. Por un lado, el hurto a bicicletas, según las cifras de la Secretaría de Seguridad, se redujo con respecto al 2020 en un 11,6% entre enero y noviembre de 2021. Sin embargo, opciones como TransMilenio pueden ser cada vez más hostiles: comparado con el 2020, el hurto en las modalidades de atraco y raponazo aumentaron 9,3% y 18,9% de enero a noviembre.

En este sentido, las medidas para la movilidad que sean tomadas para atender las necesidades de los ciudadanos también deben considerar factores en materia de seguridad, para así poder impulsar e incentivar el uso de los demás medios alternativos y sostenibles en la ciudad.

Por: Felipe Mariño, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

Columna publicada en Diario ADN, 20 de enero de 2022

Artículos

Propuestas al POT

La semana pasada se formalizó la concertación ambiental del POT. Este resultado era esperable debido a su ambiciosa agenda ambiental, la cual busca recuperar el Río Bogotá, la protección, restauración y recuperación de la Estructura Ecológica Principal (EEP), aumentar la cobertura arbórea a diferentes escalas territoriales, entre otras.

No obstante, el POT, como eje rector del ordenamiento del territorio, establece reglas para temas como movilidad, vivienda, espacio público, entre otros aspectos de la ciudad y que son fundamentales para la calidad de vida. Desde Bogotá Cómo Vamos consideramos que el proyecto debe responder varias preguntas, acá menciono algunas: ¿cómo va a resolver el déficit habitacional de 96.947 hogares? El plan plantea una meta ambiciosa de 500.000 viviendas iniciadas, que no es coherente con el desempeño de construcción de vivienda de los últimos 13 años. También, no deja claridad sobre ¿cómo nos vamos a mover en el futuro? El POT presenta megaproyectos como el Metro, Corredores Verdes, cables aéreos, por mencionar algunos, pero ¿cuál va a ser la distribución modal a 2035 que promueva una movilidad sostenible, inclusiva, accesible, y segura?

Finalmente, el POT es para que las personas gocen del territorio. Es crucial que se tenga en cuenta la satisfacción ciudadana con los bienes y servicios. Por ejemplo, de acuerdo con la fase II de la encuesta #miVozmiCiudad, realizada en noviembre de 2020, la satisfacción con el espacio público era del 28% con menor satisfacción en adultos mayores y en los niveles socioeconómicos bajos. Es relevante que se pueda ver de forma clara ¿cómo responde el POT a este tipo de demandas ciudadanas?

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

Columna publicada en Diario ADN, 15 de julio de 2021

Artículos

Recomendaciones en movilidad, ambiente y ruralidad para el POT…

El POT es un instrumento fundamental para la construcción de una ciudad sostenible que brinde calidad de vida en el largo plazo; éste, toca aspectos cotidianos como las vías en las cuales van a transitar o el espacio público que ocuparán, hasta temas colectivos como la protección de los recursos naturales.

En este documento, Bogotá Cómo Vamos junto con instituciones como la Pontificia Universidad Javeriana y la Cámara de Comercio de Bogotá y un grupo de expertos, realizan recomendaciones en movilidad, ambiente y ruralidad para que sean tenidas en cuenta en el proceso de formulación del POT de Bogotá.

Se presentan recomendaciones específicas en cuatro (4) ámbitos relacionados a  cinco (5) retos. Cada conjunto de recomendaciones está acompañada de una propuesta de indicadores, para que el POT pueda contar con metas acordes a la realidad de la ciudad y permitan realizar un seguimiento y evaluación a su implementación.

Descargar documento

 


 

Noticias

Movilidad sostenible: más acciones y cambios a la vez

En los últimos cuatro años, los ciudadanos pasaron de hacer 410.613 viajes en moto a 819.135, es decir que casi el doble de personas decidieron adoptar este tipo de vehículos como su medio de transporte. Una cifra menos preocupante, pero también para resaltar, es el incremento de viajes en vehículo particular que entre 2011 y 2015 aumentó en 1,8%, según lo reveló la Encuesta de Movilidad 2015.

El gran reto de la actual administración es crear estrategias para convencer a los ciudadanos de bajarse de estos vehículos y que vean en el transporte público y la bicicleta mejores opciones a la hora de moverse por Bogotá y así descongestionar las vías. Actualmente 7 de cada 20 ciudadanos se movilizan en Transmilenio y el SITP, pero no es suficiente.

Hay que trabajar para poder brindar un transporte público de calidad, con mejores frecuencias, mayor cobertura y ampliación de rutas. Así mismo, se debe incrementar la infraestructura para biciusuarios y avanzar en planes de seguridad que les permita transitar tranquilos. Si estos medios de transporte garantizan agilidad y mejores condiciones, no serán necesarias las restricciones, los ciudadanos dejarán por voluntad propia sus motos y carros.

Los anuncios para llegar a esta meta ya empezaron a sonar, según los planes del Distrito, la capital contará con ocho nuevas troncales de Transmilenio, entre ellas la de las avenidas Boyacá y 68. También se designó un gerente para el Metro de Bogotá, lo que da una luz frente a la continuación del proyecto.

Es clave trabajar de la mano con estrategias de cultura ciudadana que promuevan el cumplimiento de las normas y buenos comportamientos, 5 de cada 10 bogotanos considera que no se cumplen con las normas básicas de tránsito, según la Encuesta de Percepción Ciudadana 2015.