Artículos

¿Qué es la Región Metropolitana Bogotá – Cundinamarca?

La Región Metropolitana Bogotá – Cundinamarca está enmarcada en la Ley Orgánica 2199 del 2022, la cual define sus condiciones generales y reglamenta su funcionamiento.


¿Qué es la Región Metropolitana? 

Es una entidad administrativa de asociatividad, consagrada en el Artículo 325 de la Constitución Política. Busca integrar al Departamento de Cundinamarca, sus municipios y el Distrito Capital.

¿Cuál es su propósito?

Garantizar la ejecución de planes, programas y proyectos de desarrollo integral, así como una prestación oportuna y eficiente de los servicios entre las entidades territoriales que lo conforman, promoviendo el desarrollo armónico, la equidad, el cierre de brechas entre los territorios y la ejecución de obras de interés regional.

¿Cuáles son los principios que rigen su funcionamiento?

Autonomía territorial, sostenibilidad, convergencia socioeconómica, pluralidad, identidad regional, gradualidad, economía y buen gobierno, especialidad, participación, coordinación, concurrencia y complementariedad.

¿Cuál es el procedimiento para su conformación?

Se debe presentar como iniciativa de la Alcaldesa de Bogotá y del Gobernador de Cundinamarca, al Concejo Distrital y a la Asamblea Departamental, para que ambas corporaciones decidan sobre el ingreso o no a la Región Metropolitana Bogotá – Cundinamarca y pueda entrar en funcionamiento.

¿Qué municipios pueden formar parte?

Aquellos que comparten dinámicas territoriales, ambientales, sociales y económicas con la Región Metropolitana y el Distrito Capital.

¿Cómo pueden asociarse los municipios?

Los municipios que quieran asociarse deberán contar con la aprobación de sus respectivos Concejos Municipales. Esta iniciativa le corresponderá al Alcalde Municipal o a la tercera parte de los Concejales.

¿Cuáles son sus competencias?

La Región Metropolitana trabajará en las áreas temáticas de: movilidad; seguridad ciudadana, convivencia y justicia; seguridad alimentaria y comercialización; servicios públicos; desarrollo económico; medio ambiente y ordenamiento territorial.

¿Quién toma las decisiones?

El encargado de tomar las decisiones será el Consejo Regional, el cual será el máximo órgano de gobierno.

¿Cómo está compuesto el Consejo Regional?

Está compuesto por la Alcaldesa de Bogotá, el Gobernador de Cundinamarca, los Alcaldes y Alcaldesas de los municipios de Cundinamarca que hagan parte de la Región Metropolitana. Contarán con un delegado del Presidente de la República y uno del Comité Intergremial de Bogotá y Cundinamarca, quienes tendrán voz, pero no voto.

¿Quiénes podrán hacerle control político?

La Asamblea de Cundinamarca, el Concejo de Bogotá y los Concejos Municipales de los municipios que hagan parte de la Región Metropolitana podrán hacerle control político.


¿Quieres conocer más?

Consulta el ABC de la Región Metropolitana Bogotá – Cundinamarca

Consulta la Ley Orgánica 2199 del 8 de febrero de 2022, que tiene por objeto adoptar, definir y reglamentar el funcionamiento de la Región Metropolitana Bogotá – Cundinamarca.


 

Artículos

¿Cómo se están sintiendo los capitalinos?

La última encuesta virtual #miVozmiCiudad de Bogotá Cómo Vamos recopiló la opinión de más de 3 mil capitalinos durante noviembre 2021 en temáticas que van desde clima de opinión hasta su percepción de seguridad, los modos de transporte más utilizados, entre otros aspectos que afectan su calidad de vida. También preguntó cuáles son los 3 temas principales a los que la Alcaldía debería prestarle atención.

Respondiendo esta pregunta, el 65% de los encuestados aseguró que la seguridad y convivencia es el tema prioritario, seguido por movilidad e infraestructura (47%) y empleo (46%).

Entonces, ¿cómo se están sintiendo las personas? El 9% aseguró que en general las cosas van por buen camino mientras que un 75% afirmó lo contario. Así mismo, 41% dijo sentirse orgulloso de Bogotá y, un poco más de la mitad, estar insatisfecho con la ciudad como un lugar para vivir (52%). Por otro lado, 15% calificó como ‘buena’ la gestión de la alcaldesa Claudia López; 4 puntos porcentuales (p.p.) por debajo de los resultados de la medición publicada en octubre de 2021 (19%).

Ahora, atendiendo los temas priorizados, encontramos que 4 de cada 100 encuestados se siente seguro en la ciudad; mismo resultado que la anterior. Adicionalmente, la percepción de seguridad en el barrio fue de 11%, 1 p.p. por debajo de la pasada edición. La razón principal por la que el 81% dijo sentirse inseguro es por la existencia de delincuencia, expresada en hurtos y homicidios. A pesar de lo anterior, el 61% manifestó no haber sido víctima de algún delito.

Con respecto a movilidad urbana, el 29% afirmó utilizar el TransMilenio como principal medio de transporte seguido por el bus, buseta y colectivo (incluido SITP) (25%), el vehículo particular (18%) y la bicicleta (10%). La satisfacción con el medio de transporte fue de 35% y 44% dijo estar insatisfecho.

En cuanto a situación económica, el 19% de los encuestados manifestó que durante el último año su situación económica mejoró; 3 p.p. por encima de los resultados de octubre. Por otro lado, la autopercepción de pobreza mejoró: pasó de 43% a 38%; y el 42% afirmó haber perdido su empleo.

Ahora, en términos de salud, encontramos que el 32% siente que su salud física está mejor hoy que al inicio de la pandemia y un 31% así lo dijo respecto a su salud mental. Los resultados en vacunación dieron cuenta que el 76% de los participantes están con el esquema completo de vacunación y, curiosamente, el 25% de los que manifestaron no tener la vacuna es porque cree que tiene efectos secundarios.

Por último, leer libros (35%) e ir al cine (21%) fueron las principales actividades culturales que los encuestados manifestaron realizar de manera frecuente en el último año; y en cuanto a recreación y deporte, las principales fueron: ir a parques (41%) y visitar centros comerciales (35%). Ahora, un poco más del 30% dijo estar satisfecho con la oferta cultural, deportiva y recreativa en la ciudad.

Como reflexión general: contar con herramientas de medición, que permiten conocer cómo se sienten las personas, contribuye a los análisis sobre la evolución y los cambios en la calidad de vida en la ciudad desde la perspectiva de quienes la habitan. También brindan insumos para la toma de decisiones; pero, además, fomentan el involucramiento de todos los actores para la construcción colectiva de la ciudad. Las políticas públicas pueden incorporar en su planeación y metas buscar un impacto en la percepción y en el sentir ciudadano; beneficiario de todos los esfuerzos institucionales.

Por: Felipe Mariño, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

Columna de opinión publicada en Periódico EL TIEMPO, 11 de febrero de 2022

Artículos

Presupuesto para Seguridad

Se cumplió un mes después de que la administración presentara ante el Concejo de Bogotá el presupuesto distrital para el 2022. Según información de Concejo Cómo Vamos, se realizaron 6 discusiones de las 10 programadas. Si bien ya se tenía un avance al contar con dos ponencias positivas y una negativa, el futuro del debate estuvo ligado al destino del POT con sus recursos, tutelas y recusaciones.

De acuerdo con el trabajo desarrollado junto con la Pontificia Universidad Javeriana y la Cámara de Comercio de Bogotá, Bogotá Cómo Vamos evidenció que el presupuesto para seguridad, convivencia y justicia aumentó en un 43% de 2020 a 2021, y 5% para 2022.

Aunque este incremento atiende parcialmente las preocupaciones que manifestaron los ciudadanos en la última encuesta #miVozmiCiudad, para los concejales ponentes no es suficiente para prevenir y controlar las problemáticas en la ciudad. Es por esto por lo que, en sus ponencias, Andrés Onzaga y Oscar Ramírez, coincidieron en que los recursos debían aumentarse.

Coincidimos con que el presupuesto para atender la seguridad, convivencia y justicia en Bogotá se incremente, pero priorizando las acciones desde un enfoque de prevención. Si bien las medidas de control del delito, a través del fortalecimiento de los CAI y el aumento de los CAI móvil pueden contribuir al mejoramiento de las condiciones de seguridad de la ciudad, las apuestas deben estar enfocadas en promover y ejecutar estrategias de prevención del delito que respondan a las causas de la inseguridad, relacionadas con los efectos de la pandemia en el empleo y la situación de pobreza.

Por: Felipe Mariño, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

Columna publicada en Diario ADN, 16 de diciembre de 2021 

Artículos

Realidad de la seguridad

¿Qué pasa en realidad con la seguridad en la ciudad? Si bien el 2020 venía mostrando varios de los principales indicadores a la baja, la percepción de seguridad no acompañaba estos resultados; la última fase de la encuesta #miVozmiCiudad, realizada por Bogotá Cómo Vamos, dio cuenta que el 77% de las personas encuestadas manifestó sentirse inseguro en la ciudad y el 68% en el barrio.

El año 2021 ha confirmado una hipótesis discutida el año pasado. Los indicadores de seguridad en 2020 eran reales, pero no significaban que la seguridad estaba mejorando, sino que, el efecto pandemia, también había influenciado en los resultados. Según los datos de la Secretaría de Seguridad, en el periodo enero-mayo 2021, los homicidios aumentaron en un 6,3%, los hurtos a personas un 11,6%, el hurto a celulares en 13,5%, el hurto a automotores en un 8,1% y el hurto de motocicletas un 32,6%.

A este escenario se suma la renuncia del Secretario de Seguridad, los hechos generados por bloqueos, protestas sociales y actos vandálicos a los bienes públicos, junto con denuncias de violación a derechos humanos. Con este panorama, la ciudad tiene la necesidad y la oportunidad de iniciar una nueva conversación sobre los determinantes de la inseguridad y los posibles caminos para superar los desafíos; y así brindarle a la ciudadanía una mejor calidad de vida y un entorno seguro para la reactivación social y económica.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos. 

director@bogotacomovamos.org

Columna publicada en Diario ADN, 1 de julio de 2021

Artículos

El reto de la percepción en seguridad

El año pasadosi bien varios de los principales indicadores de seguridad como homicidios, hurtos, lesiones personales, delitos en el transporte público, cerraron con un balance positivootros parecerían ser los resultados para el sector desde la percepción ciudadana.  

 Según la última encuesta de Percepción y Victimización de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), la percepción de inseguridad aumentó 16 puntos al pasar de 60% en 2019, a 76% en 2020; registrando el nivel más alto en los últimos cinco años. De igual manera, la encuesta #miVozmiCiudad, realizada en noviembre por Bogotá Cómo Vamos, evidenció que el 7% de las personas dijo sentirse seguro en la ciudad y 13% en el barrio. 

Svarios de los resultados del sector han sido positivos, ¿por qué la percepción de seguridad está a la baja?, ¿por qué es importante trabajar en ella?; y, por consiguiente, ¿cómo mejorarla? Para analizar este tema, hay que tener presente dos elementos:  primero, es un indicador difícil de revertir en el corto plazo y, segundo, es afectada por factores directos e indirectos. 

Entre los factores directos se encuentra, por ejemplo, que si bien casi todos los tipos de hurtos han disminuido excepto el de bicicletas-, las armas empleadas, sumado a hitos como la muerte de una persona en el transporte público o los hechos ocurridos el 9 de septiembre de 2020, han tenido efectos en la ciudadanía y su percepción de seguridad 

Por otro lado, se encuentra la confianza en la policía. La calificación del servicio presenta una tendencia a la baja según la encuesta de la CCB; entre 2015 y 2020 la satisfacción de quienes acudieron a ella pasó de 20% a 16%. Por otro lado, #miVozmiCiudad reportó que el 18% de los encuestados dijo sentirse satisfecho con la forma en cómo ésta ha atendido la emergencia del coronavirus.  

Según el estudio estadístico y espacial para Bogotá de Gélvez, J. D. (2018), sobre los determinantes que se relacionan con la percepción de inseguridad, un factor indirecto es cómo la percepción de inseguridad es más alta en los grupos socioeconómicos bajos, la cual podría estar asociada a las dinámicas en las que se desenvuelven las personas y los territorios 

Entonces, ¿por qué es importante la percepción? Si las personas se sienten satisfechas con su entorno, éste puede llegar a convertirse en un escenario propicio para la buena convivencia; podrían disfrutar tranquilamente de los espacios públicos, caminar y usar la bicicleta, además de resultados positivos para la actividad económica, entre otros. Por otro lado, la percepción incluye la satisfacción con la prestación del servicio; la cual permite conocer la opinión de los usuarios en temas como: policía, líneas de atención de emergencia, acceso al sistema de justicia, etc 

Combinando las respuestas de la primera y segunda pregunta, se presenta un escenario complejo, pero, a la vez, es una oportunidad para mejorar la percepción de seguridad en la ciudad. 

Unpropuesta es la recomendación que realizó la CCB en su última encuesta: el diseño y ejecución de un proyecto para mejorar las habilidades blandas de los funcionarios y apoyo a la MEBOG en la construcción de confianza con el ciudadanoEsto, sumado a las acciones que viene desarrollando el distrito, como la reactivación de la obra para la sede de la Policía Metropolitana; además del anuncio de la llegada este año de cerca de 1.500 uniformados 

De igual manera, es importante seguir buscando la integración de la ciudadanía en temáticas esenciales. Por ejemplo, si el hurto de bicicletas ha crecido en la ciudad, indicador que aumentó un 32% entre 2019 y 2020, ¿cómo se incluye a la comunidad en la formulación de propuestas para contener y entender la problemática? En estos casos, es valioso y necesario, el fortalecimiento e involucramiento de los espacios de participación. 

Por otro lado, se destaca la periodicidad con la que el distrito ha comunicado los resultados del sector y nuevas iniciativas. Los escenarios de transparencia y rendición de cuentas son propicios para recuperar la confianza de la gente. 

Según Gélvez, J. D. (2018) la percepción no es un indicador de evaluación directa sobre la gestión institucional en la seguridad de la ciudad; sin embargo, podemos considerarlo un aspecto clave y, por eso, trabajar en la confianza ciudadana es fundamental para una reactivación sostenible. 

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos. 

director@bogotacomovamos.org 

Columna de opinión publicada en Periódico El Tiempo, domingo 21 de febrero de 2021

 

Artículos

Percepción de seguridad

La seguridad sigue siendo un tema de preocupación para la ciudad. La Encuesta de Percepción y Victimización de la Cámara de Comercio de Bogotá  cuenta que en los últimos 10 años, en promedio, el 39% de los bogotanos expresó que su barrio es seguro, mientras que el 52% considera que, año a año, la inseguridad en la ciudad aumenta.

Esta situación ha requerido a la Policía brindar un servicio de alta complejidad, atender diversidad de problemas; y cobertura en una metrópoli de más de 7 millones de habitantes. Los resultados, desde la percepción ciudadana, no han sido los mejores. Según, la misma encuesta, la calificación del servicio de policía, presenta una tendencia decreciente; llegando a sus puntos más bajos en los últimos 7 años. Desde el 2012 al 2019 la calificación de quienes acudieron al servicio pasó de 46% a un 29% de satisfacción.

No se debe desconocer que la visibilidad, interacción y satisfacción con el servicio en los barrios aumentó. Desde el 2016 al 2019 la satisfacción con la interacción pasó de 60% a 80%.

En este momento que la policía está en el ojo del huracán debido a lo ocurrido días atrás, así como los hechos de corrupción de los últimos años, hace legítimo que se exija un cambio profundo al interior de ella; en el que se garantice el respeto y protección a los derechos humanos, la transparencia en su accionar y mecanismos de operación, así como un enfoque de convivencia y atención cercana a la población. No obstante, esta transformación también requiere no desconocer el aporte policial a las demandas ciudadanas que se ha visto en algunos resultados.

Por: Felipe Bogotá, director de Bogotá Cómo Vamos

director@bogotacomovamos.org

Columna de opinión, publicada en Diario ADN 17 de septiembre de 2020. 

Artículos

Trabajar seguros

De acuerdo con el Índice de Ciudades Modernas 2019, presentado por el DNP la semana pasada, Bogotá se destacó al ser la capital y la aglomeración con el mayor puntaje, frente a otras ciudades. Al revisar las 6 dimensiones que evalúa, se halla que en Bogotá persisten retos en la dimensión de gobernanza, participación e instituciones y la de seguridad.

No es una sorpresa. Si bien muestra importantes resultados en los últimos cinco años en relación al indicador clave de tasa de homicidios, donde hay una reducción de 17,4 a 13,9 homicidios por cada 100.000 habitantes. Por otro lado, comparando el periodo 2018-2019 el valor total de homicidios tan solo tuvo 3 casos menos pasando de 1.089 casos a 1.086.

El resultado de los últimos años es producto de políticas públicas que se han orientado a la implementación de estrategias, de prevención y control, en puntos de concentración del delito; a través de intervenciones integrales en el territorio articulando la Policía Nacional, Fiscalía General y demás instituciones administrativas. Ahora, no podemos perder de vista que la ciudad está atravesando una crisis sanitaria con repercusiones sociales, especialmente en los sectores más vulnerables, lo que puede generar las semillas que incrementan el malestar social, movilizaciones, desórdenes, inseguridad, disturbios y focos de violencia; donde se deben mantener los esfuerzos por abordar esta problemática clave en la calidad de vida de la población.

Por: Felipe Bogotá, Director de Bogotá Cómo Vamos. 

director@bogotacomovamos.org

Columna de Opinión, publicada en Diario ADN el 10 de septiembre de 2020

Informes de Calidad de Vida

Evaluación de los cambios en la Calidad de Vida…

A continuación se expone la evaluación de los resultados de Calidad de Vida en Bogotá durante el 2008. Bogotá Cómo Vamos evalúa los cambios en la calidad de vida de dos formas, a través de un informe técnico que da cuenta de las variaciones de los indicadores de resultado e impacto más importantes durante el año inmediatamente anterior y a través de una encuesta de percepción que muestra como registra la ciudadanía los cambios que se dan en la ciudad, esta encuesta se realiza a mitad de año.

El documento que se presenta a continuación corresponde al informe técnico, contiene los llamados indicadores de calidad de vida. Para quienes no estén familiarizados con las evaluaciones de BCV, en estos informes analizamos las variaciones en una serie histórica de un grupo de indicadores que dan cuenta de la producción, acceso y calidad, de un grupo de bienes y servicios que tienen un impacto directo en la calidad de vida de la población. Adicionalmente BCV se pronuncia sobre temas o procesos que, a pesar de no estar recogidos dentro de los indicadores, se considera que tienen un gran impacto en la calidad de vida de bogotanos y bogotanas.

Las series históricas son muy importantes ya que permiten no solo ver las variaciones en el último año sino además ver las tendencias y los avances que se han tenido en el mediano y largo plazo.

Descargar Documento



Evaluación de los cambios en la Calidad de Vida en Bogotá 2008 (Text)